De músicos y músicas… Gitanos: el pueblo ambulante

 

Cantó despacio la guitarra  y la muchacha despertó,  el violín también abrió los ojos y luego tarareó, la muchacha escuchaba y el tono moduló, luego el contrabajo, sin trabajo se integró y entonces un clarinete, contento también se unió. La muchacha cogió un pandero y su padre el acordeón. Los que no tenían instrumento aplaudieron, el ritmo se aceleró, la muchacha bailaba y su hermano sacó el cimbalón. ¡Pero qué fiesta señores! ¡El abuelo ya despertó! Entona su canto gitano y el resto lo siguió. Festejan la vida ahora, festejan la canción.

El pueblo gitano tiene una historia de camino largo y ajetreado, de paisajes infinitos, cambios imprevistos y mucha improvisación de los días y de la vida. Su origen es la India. Cuenta la historia que un rey hindú pidió que llevaran a su corte músicos. Entonces enviaron a 10’000 músicos de ambos sexos que no solo tocaban, sino que cantaban y bailaban. Pero el rey no solo les pidió que lo entretuvieran, quiso usarlos como esclavos y que se dedicaran a la agricultura. Los músicos se negaron y el rey los desterró.

Fue entonces que se enfrentaron al dolor de ser despojados de casa, de no tener a donde ir, la incertidumbre de no saber qué pasará mañana, las emociones encontradas. Después vino la adaptación a una vida sin un rumbo fijo, la supervivencia nómada. Definitivamente se adaptaron muy bien a la situación, se volvieron una gran familia, tenían sus propias reglas y vivían libres de la tiranía de los gobernantes, poco a poco desarrollaron raíces ambulantes, y como desde el inicio su dedicación era el arte, nunca dejaron de enriquecer su cultura. Bien dicen por ahí, en España sobre todo, que el cante y el baile lo llevan en la sangre.

La música en el pueblo gitano refleja su forma de vida y su ideología. A partir de que se fueron de su tierra originaria, un grupo de gitanos pasó por Afganistán, Bizancio, Armenia, Grecia, Serbia, Alemania y Francia; recogiendo costumbres y modificando su lengua materna; aprendiendo formas musicales y fusionándolas con las propias. En el siglo XV llegaron a España, donde ya vivía otro grupo de gitanos que llegaron desde el siglo X y que dieron origen al flamenco. Los gitanos que llegaron después eran ya muy distintos y su música era otra, incluso, aunque el ritmo tenía la misma estructura de doce pulsos, la acentuación y el fraseo variaba de una tradición a otra.

Durante siglos, esta gente ha sido víctima de maltrato, a donde van los ven mal, los han discriminado por su forma de vida y los han obligado a seguirse moviendo. Los llamaron Gitanos o Gypsies en inglés, porque pensaban que venían de Egipto. Muchos pensaron que eran asesinos y que por eso no tenían casas, que eran ladrones y violadores, que sus hijos eran criados para ser criminales, los miraban sucios, vestidos con ropas viejas y les temían. Nunca se detuvieron a ver que el corazón del gitano es más fuerte que un roble y más noble que los mismos reyes. Los gitanos no pretendían invadir, ni dejar a su paso el mismo dolor que venían arrastrando, su dolor era suyo, y consigo se lo llevaban a otro lado cuando ya no eran más bienvenidos. Sin embargo nunca le cerraron las puertas a quienes quisieran huir de su vida cotidiana, y muchos de plano se iban con ellos a viajar. Por eso la gente creía que eran secuestradores y los perseguían. Los odiaban. Pero ellos nunca perdieron el sentido del humor y la alegría de estar vivos y de poder hacer música y danza, juntos. Taraf de Haidouks, Esma Redzepova, Urs Karpatz y Saban Bjramovic son algunos ejemplos de esta música.

Cantó la tabla, cantó la guitarra, cantó la trompeta y el clarinete, cantó el violín el acordeón; los niños ya dormían y de pronto, la dama cantó.

Originally posted 2014-01-24 12:17:12. Republished by Blog Post Promoter

Con sabor al norte- Johann Sebastian Bach

 Últimamente me he empapado un poco sobre la obra artística de Johann Sebastian Bach. Y digo empapado porque estoy bordando un separador de libros con el inicio de FRENCH SUIT IN C MINOR para alguien especial. Lo que de verdad me llamó la atención es que Nietzsche dijo la siguiente frase sobre este compositor:

 “Esa semana he ido a escuchar tres veces la Pasión según san Mateo del divino Bach, y en cada una de ellas con el mismo sentimiento de máxima admiración. Una persona que -como yo- ha olvidado completamente el cristianismo no puede evitar oírla como si se tratase de uno de los evangelios.”

 Si alguien es capaz de hacer que Friedrich Nietzsche, el chico malo de la filosofía, diga algo como eso, es porque es un genio. Bach fue el máximo exponente de la música barroca, de hecho tal estilo murió con él un 28 de julio de 1750.

 Nacido en una de las familias más destacadas de la historia musical, Johann Sebastian Bach fue el más famoso, y tuvo descendencia de la cual cuatro de sus hijos se convirtieron en músicos en forma.

  Bach tuvo su primer trabajo a los dieciocho años en una parroquia en donde tuvo muchos problemas. El joven hacía piezas muy complicadas que asustaban a los creyentes que oraban ahí, lo que comenzó a generar conflictos con sus patrones, ya que Bach creía firmemente en el hecho de que su música podía educar al público. También era perfeccionista con su trabajo y no permitía que las opiniones de otros lo hicieran cambiar de parecer.

 El trabajo debió ser muy frustrante muchas veces porque cuentan la anécdota de que Bach llegó a llamar a uno de sus alumnos “Cabra vieja” por la frustración de tener músicos con tan poco talento a la mano. El alumno lo esperó fuera y si no hubiera sido por otras personas que pararon la disputa, el conflicto pudo haber llegado a la muerte de alguno.

  Hubiera sido una condena el haber perdido a Bach en una pelea pues es considerado el gran maestro de todos los tiempos por muchos en ciertas formas. Bach no sólo representó la música barroca sino que también escribió música en casi todos los géneros y formas posibles con diferentes combinaciones musicales e incluso hacía géneros nuevos como la sonata para teclado y un instrumento. La obra de Bach es tan extensa que en 1950, Wolfgang Schmieder hizo un catálogo con las siglas BWV (BACH- WERKE- VERZEICHNIS), donde se pueden organizar las 1128 obras del genio.

 En la actualidad existen especialistas en Bach; si se encontrara una obra del músico, se estudiaría por estas personas antes de que se aceptara como tal. Es parecido a los escritos de los profetas que se encuentran en el desierto pero en versión de músicos famosos. Para esto, muchas de las obras no tienen nombre, pero casi todos hemos escuchado algo de Bach, ya sea en la iglesia, en conciertos o en los medios de comunicación. Se dice que lo que Newton fue para la ciencia, Bach lo fue para la música. Habrá que ver a fondo este tema que les explicaré en diversas partes a lo largo del mes.