El almacén de la imagen: lectura y consumo de imágenes

La fotografía es un medio del cual se sirve el hombre para crear representaciones visuales de la realidad. El uso que se da de dichas representaciones cambia según el lugar y la época en la que hayan sido producidas; siendo así, cada género fotográfico tiene una función y un uso específico para el cual fue creado. En este sentido es importante que cuando se observe una imagen no sólo la leamos en sí misma, sino que la contextualicemos, la observemos incluso en el entorno en el que es presentada.

 Este tipo de análisis puede llevarse incluso en las imágenes presentadas por los medios de comunicación. La importancia de la fotografía y de la imagen en sí se hace explícita cuando comprendemos el mundo hipervisual en el que nos desenvolvemos con el día a día. La producción diaria de imágenes debe estar por encima de los límites de nuestra imaginación, mientras que, al mismo tiempo, nos convertimos en consumidores de la gran masa visual que se nos presenta todos los días a través de distintos medios de comunicación: internet, revistas, periódicos, cine y televisión. Lo cierto es que consumimos imágenes en un modo desmedido, pero es poco probable que sepamos leerlas, mucho menos interpretarlas y ser críticos no sólo con la imagen misma, sino también con el uso que los medios hacen de ella.

 Uno de los medios por los cuales se dio inicio tanto de la producción como del consumo de imágenes fue la creación de las revistas ilustradas. Desde finales del siglo XIX las revistas y los semanarios ilustrados habían comenzado a emplear imágenes, lo cual permitió que hubiera un cambio en la forma de hacer fotografía, pero también en la forma en la que se presentaba la información y en la manera en la que los lectores percibían la noticia. Un ejemplo de este cambio es el surgimiento de los semanarios ilustrados en México, tales como El Mundo Ilustrado (1894), y la creación de Rotofoto (1937), revista que aunque tuvo una duración efímera fue de gran impacto en la sociedad capitalina.

746744
Rotofoto fue una revista ilustrada de existencia efímera (sólo once números) que inició en mayo de 1938, teniendo como antecedente la revista estadounidense Life.

 Desde entonces la imagen cobraba importancia en su función informativa, sobre todo en un país como México en el que se pretendía mantener informado, interpretando la realidad social y política del país, a una sociedad que era mayormente analfabeta, tal como lo señala Elsie Mc Phail Fanger en su texto “Imágenes y medios de comunicación: el caso de Rotofoto”. Para los años cincuenta del siglo XX mexicano, la fotografía que hasta entonces se usaba en revistas y periódicos, comenzó a competir con la imagen en movimiento que ofrecía la televisión. Con ello se modificó la idea de veracidad sobre la cual se había mantenido a la fotografía, pues se confería mayor veracidad a la imagen en movimiento. Sin embargo, la fotografía no dejó de ser importante en revistas y periódicos, e incluso en nuestra época continúa siendo usada por los medios digitales que son conscientes sobre la demanda de imágenes por parte de los lectores que si bien no saben leer fotografías no se eximen de consumirlas.

 La mayoría de las revistas hacen uso de la imagen para ilustrar los artículos que conforman sus páginas y con ello abrir llegar a un público más amplio. Se trata de generar lectores de textos más que de formar lectores de imágenes. El punto es que el público sepa ser lector y crítico del texto que se muestra en las revistas y no tanto que haga crítica de la fotografía o ilustración que se le presenta. Así pues, la imagen se relega a un segundo término, provocando que se deje de lado su valor como medio en sí mismo, sin necesidad de restarle importancia como forma de expresión visual necesaria para atraer la atención de los lectores o de hacerles la lectura más llevadera.

 El punto está en que cada vez que nos topemos con una imagen en medios como revistas y periódicos, incluso en libros, seamos más críticos con los textos al mismo tiempo que con las imágenes. ¿Qué fotografías o ilustraciones nos presentan y cómo lo hacen? ¿Qué importancia tiene que haya imágenes en un texto publicado? ¿Qué intenta comunicar la imagen en función del texto o viceversa? Los tiempos han cambiado y con ellos se han modificado los modos en los que se presenta la información, que cada vez se adapta más a un público con poca educación visual pero con una insaciable demanda de imágenes. Es cuestión de observar la forma en la que revistas y periódicos, impresos o digitales, están produciendo y exhibiendo la información visual, en un intento por auto explorarnos, descubrirnos e interpretarnos como sociedad.

 

Originally posted 2014-11-05 09:00:03. Republished by Blog Post Promoter

Entre las páginas de un libro

No es necesario decir o explicar que el leer un libro es sinónimo de perderse entre sus páginas, de descubrir nuevas historias, de conocer diferentes culturas, de crear fantásticos personajes y de imaginar lo que mucha gente, la mayoría de las veces, considera increíble o inimaginable.

Muchas veces las personas al escuchar la palabra “lectura” o “libro” automáticamente lo relacionan con la escuela, con el deber o con algo aburrido, sin siquiera detenerse a pensar todo lo que implica adentrarse en el mágico mundo de la lectura, sin darse la maravillosa oportunidad de conocer nuevos y diferentes mundos que suelen ser mucho mejores que el mundo real.z

Por un momento olvidemonos de que nuestra cultura nos ha orillado a decir y creer que la lectura es aburrida y pensemos en los infinitos beneficios que podemos obtener a través de ella; los cuales pueden ser fortalecer la creatividad e imaginación, mejorar la ortografía, conocer costumbres, tradiciones y culturas totalmente diferentes a la nuestra, adentrarse un poco en el amplio campo de la redacción y tal vez una de las razones más importantes, sea aprender a comprender fácilmente las líneas que estamos siguiendo, no sólo como párrafos llenos de letras sino como ideas cargadas de aprendizaje.

¿Salir un tiempo de la rutina? ¿Relajarse un poco después de un día estresante? ¿Despejar la mente? ¿Olvidar un rato los problemas de la vida diaria? Infinidad de respuestas se podrían dar respecto a estas preguntas, sin embargo, tenemos la seguridad de que al menos unas cuantas personas contestarían que la lectura es la respuesta a todo ese puñado de preguntas.

Sabemos de sobra que México es uno de los países con más bajo índice de lectura ¿Por qué quedarnos estancados en esto? ¿Por qué no luchar a razón de que día a día las personas se interesen más en esta actividad?

Tal vez sea el momento adecuado para comenzar a cambiar un poco nuestra ideología, pensar en el futuro, aumentar nuestra sed de conocimiento, buscar el progreso de nuestro país y de nosotros mismos, es momento de ampliar horizontes, ya va siendo tiempo de conocer mundos y personas diferentes a través de la lectura.

Porque para viajar no se necesitan miles de pesos, ni el mejor y más novedoso avión que pueda existir, ni el chico o chica más guapos y populares a nuestro lado, para viajar al mejor de los sitios sólo basta con tener un libro en nuestras manos.

Originally posted 2013-09-04 19:52:41. Republished by Blog Post Promoter

Con sabor al norte- lectura efectiva

En el norte las personas somos más complejas en cuanto a la forma de pensar y muy fijas sobre las opiniones. Yo seré dura en esta opinión sobre la lectura efectiva porque pareciera ser que todo mundo dice leer “lo correcto” o critican que otras personas no leen “nada de valor”.

La sociología de la literatura por Robert Escarpit

 No digan que no es verdad, a menudo nos topamos con alguien en las redes sociales donde dice que “por eso estamos como estamos”, que “México no lee” y si llega a leer son revistas de espectáculos. Cualquier lectura, aunque sea un instructivo de televisión puede llegar a ser una lectura efectiva. Por la idea que Robert Escarpit explica en su libro La Sociología de la Literatura, una lectura efectiva es aquella que nos permite evadirnos, soñar, meditar o cultivarnos gratuitamente.

 Ya cuando sabes algo como esto, es muy difícil hacer una crítica. Todo lo que tenga que ver con arte es subjetivo, como los gustos. En mi caso, puedo leer libros tan densos como los de Roland Barthes, Dante Alighieri y Robert Escarpit, pero también leo mangas como FAIRY TAIL, o he leído libros como toda la saga de Crepúsculo (no fue mi favorita, pero la leí).

 Si una mujer ama de casa encuentra paz y crece como persona al leer las desgracias de los famosos, su lectura es funcional. Podrán existir críticas ante esas revistas, pero si el escrito cumplió, es tan válido como un clásico literario.

 Por otro lado, hay libros que no son efectivos. Por ejemplo, en un caso particular yo no tuve un aprendizaje espiritual en el libro THE CLAIM OF SLEEPING BEAUTY por Anne Rice, quien lo escribió bajo el pseudónimo de A. N. Roquelaure por el año de 1983. La trama era la historia de la bella durmiente convertida en una esclava sexual del príncipe.

Uno de los tres libros de la colección de SLEPPING BEAUTY por Anne Rice
Uno de los tres libros de la colección de SLEPPING BEAUTY por Anne Rice

 En un punto más conocido puede ser LOLITA, de Nabokov. He visto personas en Facebook que recomiendan este libro para iniciarse en la lectura. Subjetivamente hablando está bien, si les gustó mucho la novela es de aceptarse y habrá muchas personas aquí que piensen lo mismo. También existirán personas con otra opinión y es que un libro sobre un hombre que desarrolla pedofilia hacia una niña precoz de catorce años puede no sonar como lo ideal para iniciar este bello hábito: LEER.

 Todo este tema es un análisis sobre la literatura por Robert Escarpit en su libro La Sociología de la Literatura, pueden buscarlo en Google y decargarlo como pdf ya que es un libro de suma importancia para escritores y críticos. Es importante que recordemos que todo lo dicho sobre el arte es subjetivo. Lo puedes amar u odiar, es completamente válido si puedes defender tu argumento.

 Si no sabes cómo hacer una crítica de una narración basándote en el análisis del discurso, puedes encontrar una nota sobre la crítica basada en el mensaje artístico en notas anteriores.

 Y por favor, si van a querer que el mundo lea, háganlo por medio del ejemplo. Búsquenme en Twitter, soy @alixreyna, también con el mismo nombre en Goodreads para que vean las críticas de todos los libros que he leído este año.

Esto es, en una frase, lo que una lectura efectiva debería darnos.

La peor señora del mundo

La virtud de los libros infantiles no la encontramos en la lectura de 5 minutos, lo “bonito” de las ilustraciones, o lo chistoso que nos parece. La verdadera gracia de la literatura infantil está en la enseñanza, la habilidad del autor para mostrar algo básico y hacer que perdure en la mente del pequeño lector y, lo más importante, crear el hábito de la lectura. Una vez que el niño toma el libro, no sólo disfruta la lectura, sino que aprende a pensar forjando un criterio que le servirá de base para el futuro.

La casa huele amargo, nada se encuentra en su lugar; la estufa está en el baño, la

La peor señora del mundo
La peor señora del mundo

 mesa en la sala y el retrete en el jardín. Pareciera que los habitantes son las moscas. Quizá me haya confundido con la distribución de las cosas, es que hay mucho humo, tanto que parece neblina. En una de las esquinas se encuentra ella o, ¿es él? Empiezo a ver desde sus pies. Zapatos negros y grandes, piernas peludas, el vestido le llega a las rodillas; sus manos son gordas y sus uñas están en punta, parecen cuchillos; los brazos, peludos; trae un zorro muerto en el cuello (creo que eso es lo que huele tan amargo); su sonrisa es horrible, ni parece sonrisa; trae un cigarro lleno de ceniza que cae sobre su regazo; sus ojos son enormes y despintados, parece que los trae inyectados, saca el humo por la nariz; y se ríe, se ríe tan fuerte que retumba hasta en el cielo…

 Si me preguntan cómo me imagino a La peor señora del mundo, algo así sería. Creo que es la imagen que la mayoría tiene. Un olor desagradable, uñas largas, cara espantosa y altura de gigante. Francisco Hinojosa, poeta y narrador infantil, se la imagino parecida, pero no igual.

 La peor señora del mundo era muy buena siendo mala, la peor. Era tan mala, que a sus 5 hijos (padre desconocido) “les pegaba cuando sacaban malas calificaciones en la escuela y también cuando sacaban dieces”. Un día, los habitantes de Turambul se cansaron de tenerle miedo, de su maldad, golpes y todo lo que provenía de ellas. Decidieron huir y dejarla sola sin alguien a quien golpear.

Francisco Hinojosa
Francisco Hinojosa

 Hinojosa, el autor de este cuento, es uno de los más reconocidos autores infantiles de habla hispana. Su trabajo se extiende desde la narrativa hasta el teatro, pasando por el periodismo y la divulgación cultural. Participó con la colección “Libros del rincón” para la SEP, así como “A la orilla del viento” del Fondo de Cultura Económica.

  Las ilustraciones corrieron a cargo del caricaturista mexicano Rafael Barajas, mejor conocido como “El Fisgón”. Personaje importante que ha colaborado en uno de los periódicos más importantes, “La Jornada”, y en la revista “El Chamuco”. Lo destacado de este caricaturista reside en el activismo político y en la participación para ampliar las libertades de expresión.

 La peor señora del mundo se adaptó a teatro y fue  puesta en escena en años anteriores. No solo es uno de los cuentos más leídos en México. El tema es orgánico y muy importante para los niños. A través de la lectura, se espera que el niño aprenda a solucionar conflictos dejando de lado la violencia.

 Dentro de los otros trabajos de Barajas como cuentista, cabe destacar El sol, la luna y las estrellas, La fórmula del Dr. Funes, Cuando los ratones se daban la gran vida, entre otros.

Isol: literatura infantil

Niño podía sentir el viento que emitían las carcajadas de Niña, eran tan fuertes que hasta lo despeinaban. Se divertía como tantas veces lo había hecho…sentado en el sillón, viendo el televisor con Niña dentro de este…

Todos hemos escuchado que los niños son como esponjas, lo absorben todo. Aprenden lo que ven e inmediatamente lo imitan. Para mi suerte y la de algunos otros, yo me absorbí el aire y la lluvia junto con el pasto y la tierra; la bicicleta, los patines y un patín del diablo; canicas, trompos y yoyos; pelotas, pelotitas, balones y peras; todo esto y mucho más bajo el costo de tenis rotos sumados a la fortuna de ver mis rodillas con unas cuantas, bastantes, cicatrices. También, para la suerte de algunos, se pueden absorber las palabras suficientes para describir la vida un poquito más claro que los demás.

Marisol Misenta = Isol
Marisol Misenta = Isol

 La literatura infantil debe cumplir dos funciones básicas. La primera es que debe de contener una historia trascendente, con enseñanza que no sea muy moralista; en la segunda interviene el diseño, donde el libro debe contener unas ilustraciones adecuadas para la historia. El niño se enfrenta a dos lecturas diferentes: la interpreta con dibujos y al mismo tiempo se va promoviendo y motivando la lectura.

 Leer un libro o ver un programa televisivo de “Cómo andar en bicicleta” no te enseña realmente a hacerlo; sin embargo, la ventaja del libro es clara y dominante: en la imaginación, eres tú el que monta la bici descrita. En la televisión, si bien facilita las cosas, es alguien más el que va montando el juguete que nadie describió. El librito, a diferencia del programa, te inspira a hacerlo.

 La escritora, ilustradora, poeta y cantante Isol, a través de su literatura y sus diseños, les muestra a  los niños la importancia de ser  eso: niños. Desde 1997, año de su primera publicación, ha destacado en el campo de la literatura infantil. Su trabajo ha sido publicado en México, España, E.U.A., Francia, Canadá, etcétera.

 Durante su carrera, ha sido galardonada con una cantidad considerable de premios y reconocimientos. Principalmente, fue finalista dos años consecutivos para el Hans Christian Andersen Award (algo así como el Nobel de Literatura, pero en infantil).

La literatura infantil no solo interviene en la educación cultural de un niño, sino que agiliza el proceso creativo que participará como activo fundamental en el futuro.

 Isol escribe e ilustra sus historias, siempre con la intensión de ser irónicas, llamativas y, sobretodo que contengan alguna enseñanza real y productiva.

Intercambio cultural
Intercambio cultural

 Julito, protagonista de Intercambio cultural, descubre la manera de vivir otra vida completamente diferente a la suya. Del sillón pasa al lomo de un elefante y a la cabeza de una jirafa. La T.V. se queda corta comparada con África. Así es y será siempre. La televisión muestra un perfil plano.

 La propuesta de la autora es que, en unas cuantas hojas, se mire la historia de todos los días: los niños ya no juegan porque ya no saben imaginar. La globalización y los avances tecnológicos se han mezclado fuertemente con la cultura, pero sobretodo con el contacto entre la naturaleza y los seres humanos, especialmente los niños.

 La televisión y los demás medios nos han acercado un poco más a rincones desconocidos para la mayoría; empero, la T.V. no le proporciona trabajo a 3 de nuestros sentidos: olfato, tacto y gusto. Aquí reside una de las múltiples desventajas.

 Los padres deben fomentar y participar en las lecturas de los infantes. Lamentablemente, si se selecciona un libro inadecuado, el aspecto educativo-literario se relegará, y el hábito de la lectura se perderá por completo.

 La lectura no te enseña a respirar, pero si te enseña un modo distinto para hacerlo.