La feria: Juan José Arreola

  Caminante sobre tierra fértil, vendedor ambulante de poderosa imaginación, periodista, maestro, y parlante asombroso de profesión. Deslumbró con su lenguaje corriente recogido del pueblo de Zapotlán el Grande, que lo vio nacer hace 95 años, una jerga convertida en estructura literaria que destapa la historia y la vida de aquel pueblo de Jalisco que le rinde homenaje al literato Juan José Arreola.

  arreola 2Dadivoso con sus lectores hasta el último día que llenó sus pulmones del aire sureño de Jalisco, Juan José hizo narrativa mexicana iluminado por sus raíces, La feria es una obra que no pasa de moda después de 50 años, dotó a Arreola el premio Xavier Villaurrutia en 1963, ahí desnuda a la hoy ciudad Guzmán con ingenio y naturalidad, pequeños cuentos, fragmentos y pensamientos que entre lazan la vida de muchos y el pensar de uno.

  Jalisco le rinde homenaje a Juan José Arreola, quien fue conductor de escritores como Juan Rulfo, Carlos Fuentes, Elena Poniatowska y José Agustín, entre muchos otros; la ciudad ha preparado el VI Coloquio Arreolino, donde habrá conferencias y mesas de diálogo en las que se presentarán diversas investigaciones sobre el autor. El evento tiene una duración del 21 al 29 de septiembre, sus principales puntos son la Casa Taller Literario Juan José Arreola y la Plaza 5 de mayo.

  juan-jose-arreola-aeeEl universo humorístico de Arreola es interminable, su pluma fina y una visión crítica de los sectores que invaden el sentido de pertenencia de quienes habitan tierra azteca, La Feria rebasa la fantasía de aquellos que pensaron conocer Jalisco y de los que aun no lo han conocido. En el momento de que la vista hace el ejercicio de lectura, las primeras líneas dibujan una sonrisa simpática en el rostro y no se puede dejar de pensar si fue verdad o la imaginación de Arreola lo hizo real.

 la-feria-9788490062722EL 21 de septiembre de 1918 emanó Juan José Arreola y sin saberlo empezó a trazar la historia de miles que aun lo siguen y admiran, el 3 de diciembre de 2001 Arreola arrojó su último suspiro, y así se volvió inmortal entre las letras que no se cansan de ser repetidas por generaciones interminables.

Visita: http://www.fondodeculturaeconomica.com

Regresar al inicio