En el síntoma artístico de lo urbano, la disidencia y la expresión social anti institucional, Bansky (artista urbano británico) nace en la cuna de las potencias artísticas mundiales y a través del stencil graffiti ha exportado el arte de la élite del pensamiento exclusivo al alcance inmediato para las sociedades contemporaneas. Banksy es tan sólo un seudónimo, el artista miente su identidad social y devela su identidad artística en sus diferentes manifestaciones traspuestas en las paredes de grandes ciudades. Banksy inició su actividad artística urbana en la década de los 80 en Bristol, y fue desde la década de los 90 cuando su popularidad aumentó y hoy por hoy es uno de los artistas urbanos más reconocidos y controversiales del medio, llegando a realizar graffiti en los muros de Viena, San Francisco, Barcelona, Paris,  Detroit, entre otras ciudades.

"Love is in the air" (2002)
“Love is in the air” (2002)

Desde finales del siglo pasado basta con transitar por las calles de diferentes ciudades del mundo occidental para relucir paredes y muros enaltecidos en la forma, fondo y composición de expresiones gráficas de todo tipo: desde la tipografía hasta el dibujo, desde la mancha hasta la línea, y desde la mimesis hasta la representación. Primero como tagger y después como graffitero del stencil, Banksy posicionó el paisaje urbano ya no sólo como un espacio para la expresión arquitectónica, los muros ya no sólo como materia armónica  del contexto social y urbano, ahora Banksy ha hecho de las paredes lienzos de la ilegalidad, devolviéndole la vida a los que callan el arte para la institucionalidad, y devolviéndola a los que lo hacen algarabía desde lo común.

Militares borrando el signo de paz
Militares borrando el signo de paz

Si algo caracteriza a Banksy es la burla social y política que hace a partir del pesado concepto de todas sus intervenciones gráficas, aunado al complejo lenguaje visual que construye a partir de la adaptabilidad compositiva y temática de sus obras en el espacio de donde emergen, y el anonimato de su persona, todo esto quizá como una crítica de las sociedades de hoy, impregnadas por el síntoma del consumo, individualidad y caducidad.

De la banqueta a la pared una flor amarilla determina el paisaje de esta calle
De la banqueta a la pared una flor amarilla determina el paisaje de esta calle

Sin semblanza del tiempo, Banksy es el mejor reflejo del éxodo del arte de los museos, galerías y demás instituciones artísticas, instituciones que históricamente conformaron una pequeña élite exclusiva de la monopolización de las obras, los artistas y del público. Banksy es una incitación a romper las normas del orden urbano desde un ataque que no vacila en explotar las armas del arte.

Niña flotando por globos
Niña flotando por globos

Trabajos que muestran dos policías varones besándose, una paloma blindada con una rama de olivo, una niña cachear a un soldado, una escalera ascendente de la pared, una niña flotando sobre la pared con globos, dos militares borrando un signo de paz, y varias otras piezas sólo detonan reflexiones complejas de la realidad actual, su versatilidad temática demuestran un mundo esparcido en las fragmentaciones de la materialidad, y recuerdan a los seres vivos la pérdida constante de lo humano.

Guardia real orinando. Londres (2002)
Guardia real orinando. Londres (2002)

Banksy no sólo ha repercutido en el arte callejero, también es cineasta, activista social y realizó algunas intervenciones y exposiciones en diversas galerías del mundo. Por acotación del presente, hoy sólo retomamos al Banksy que revolucionó el arte de hacer graffiti, haciendo de su stencil el medio más acorde para imprimir la ironía, la sátira, la reflexión y  la crítica en su modo tan particular de ver el mundo.

Niña cacheando a militar
Niña cacheando a militar

Recommended Posts