Unas viejas zapatillas

El ballet clásico… ¿Qué decir sobre esto? ¿Por qué hay tantas zapatillas arrumbadas por ahí? A decir verdad, en los últimos tiempos se ha notado que realmente ha perdido su objetivo principal, ya que en sus inicios era una disciplina en la que, las personas dedicadas al tipo de arte antes mencionado se entregaban en cuerpo y alma, no como en el presente que nos está tocando vivir, en el que las niñas asisten porque sus mamás las llevan, porque no las quieren tener en casa, porque es un muy buen ejercicio y así finalmente lograrán bajar de peso o tener la bonita figura que ellas siempre desearon, o por la simple y sencilla razón de que quieren que las pequeñas cumplan su sueño frustrado.

 

En la actualidad son muy pocas las niñas que asisten a clase con una enorme sonrisa en el rostro y salen con la misma o con una aún más grande, son contadas a las que no les importa haber tenido la clase más pesada, movida, cansada y atiborrada de exigencia, son escasas las que entrenan a pesar de que afuera llueva, truene, o el sol tenga un brillo mucho más fuerte de lo normal.

 

Realizar una actividad como el ballet, favorece en todos los aspectos, no solo en el físico, ya que ayuda  a mantener o adquirir una buena postura, tanto de espalda como de piernas, y así poder evitar problemas a futuro,  sino también mentalmente, debido a que es una disciplina en la cual se desarrollan ambos hemisferios del cerebro, y no solo esto, ya que suena meramente superficial, también se debe crear conciencia, hacer que la población se de cuenta de hasta donde ha llegado el mundo, que las personas ya no realizan sus actividades con la pasión y el empeño de antes , y abandonan sus sueños a la primera dificultad con la que se encuentran, por más pequeña que ésta llegue a ser.

 

Te invito a visitar un salón de clases, con niñas, adolescentes, mujeres u hombres, realmente no importa mucho con quien, lo único que anhelo es que puedas observar a un grupo de personas luchando por alcanzar su más preciado sueño, y que de alguna manera esto te motive a seguir luchando por los tuyos.

 

No es grato apreciar salones de clases solos y abandonados, no es agradable saber que por el mundo hay miles de zapatillas olvidadas, lo que si deseo es que veas personas, que a pesar de los tropiezos, se levantan con la frente en alto y con tres, cinco, once, veinte o los intentos que sean aprenden a danzar por la vida.

Originally posted 2013-07-16 11:43:10. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com