Un brochazo de recuerdos: Frida Kahlo

¿Cómo empezar a escribir sobre un personaje que ha marcado la historia del arte en México? ¿Cómo saber que fue, es y sigue siendo lo más relevante de su carrera? ¿Cómo englobar todo un brochazo de recuerdos?

Frida Kahlo, ¿cuántas ideas, imágenes o frases nos vienen a la mente tan solo de escuchar o leer ese nombre? Que estuvo casada con el famoso muralista Diego Rivera, que pintó miles de obras, que es reconocida a nivel mundial, sí, es algo que todos sabemos, pero contadas son las personas que conocen su verdadera historia.

Frida siempre estuvo marcada por alguna extraña enfermedad a la que se vio obligada a enfrentar en la niñez además de un desafortunado y grave accidente que se atravesó en su juventud, razones por las cuales tuvo que someterse alrededor de 32 operaciones quirúrgicas.

La temática principal de su obra en cuanto a la pintura siempre fue sobre ella misma y el sufrimiento por el que atravesaba constantemente.

Alrededor de 1938 el famoso pintor André Breton la invitó a exponer sus pinturas en Nueva York, tratando de convencerla que su arte era surrealista, sin embargo ella siempre tuvo claro que sus pinturas no expresaban sueños sino su misma realidad; a pesar de dicha excusa artistas de la talla de Pablo Picasso se interesaron y reconocieron sus obras.

En el caso de Kahlo nuevamente nos encontramos con la “herencia de talento” debido a que su padre se dedicó durante muchos años a la fotografía.

Como anteriormente lo mencionamos, Frida siempre llevó al lienzo acontecimientos, vivencias, experiencias y recuerdos sobre su infancia y adolescencia, un claro ejemplo es la obra titulada “Cuatro habitantes de ciudad de México” en donde claramente se muestra una niña triste y abandonada.

Cabe mencionar que Frida comenzó a tener un gran interés por la pintura debido a su incapacidad de realizar algún deporte físico causado por la enfermedad llamada poliomelitis que la atacó alrededor de los seis años.

Los seres humanos desde siempre hemos sido más allegados ya sea a nuestra madre o a nuestro padre, en el caso de Frida la relación familiar siempre fue más estrecha con su progenitor, especialmente después de detectarle la enfermedad antes mencionada ya que él fue el que la acompañó a las diversas terapias a las que tuvo que asistir.

Cuando comenzó a dedicarse de lleno a la pintura fue cuando en su adolescencia sufrió un terrible accidente, razón por la cual quedo incapacitada durante un largo periodo de tiempo, fue entonces cuando decidió que se dedicaría a pintar su propia vida.

Este artículo hemos decidido dedicarlo a la pintura, sin embargo no queremos dejar pasar la gran oportunidad de compartir con ustedes una hermosa frase de la autoría de tan grande artista “¿se pueden inventar verbos? quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida.”

Bien, es así como una vez más nos damos cuenta de que por más grandes que sean los obstáculos siempre hay una manera para alcanzar nuestros más preciados sueños.

Originally posted 2013-08-26 12:54:21. Republished by Blog Post Promoter

One Response

Comments are closed.

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com