Tras aquel aullido…

Temo el aullido del atardecer cuando despierte

Porque duerme. Ciertamente está dormido

Y sé que canta. Entre el sueño se remueve y canta

Y va llorando un llanto antiguo

Vendrá el silencio. Yo sé. Tras aquel aullido

Y se teñirá de rojo

y con él el campo todo

Y los árboles y aquel río

Y aquella iglesia de piedra

Y las casas hechas de la tierra

Y las rocas tiernas

Y sangrará con el atardecer el trino

Y con él el ave que le ha producido

Y aquel a quien ya no he visto

Y aquel a quien ya no espero

Y aquella borrosa imagen de aquel niño

Que pudo haber sido nuestro

Pero que no fue

que no ha existido…

Publicado por

Brenda Mitchelle

Licenciada en mercadotecnia, actriz, productora, directora de teatro y escritora con frecuentes vaivenes de fe en la humanidad y miedos portentosos de ella. Convencida de ser hombre desde los ocho años.