Tengo la sensación

agosto 18, 2014

Por:

Arte, Literatura, Oido, Tacto

No hay comentarios

Es por eso que todavía cierro los ojos

para pronunciar tres veces las letras delgadas que forman su nombre

con la sensación de que…

cuando deje entrar un poco de luz

otra vez Juan esté enfrente de mi cuerpo,

atravesado en el aire…

O cuando sólo finjo dormir

y me acuesto para recordar la forma en que lo hacía,

para que cuando mis párpados se junten con la piel,

al asomarse, los ojos que tengo,

vean a Juan con la cara tan cerca de la mía como la ponía entonces

y vuelva a sentir en la piel su respiración pedregosa,

y vuelva a sentirlo mi piel tan encima, tan encima

y tan cerca que se me entierre entre los riñones

y entre el hígado.

Pero todo esto es sólo algo que puedo solamente seguir esperando.

Como espero el fin.

Porque la verdad es que…

aunque se hiciera posible…

aunque Juan encontrara la forma de salir de entre la tierra,

aunque una para salir desde el tártaro,

aunque burlara a Hades,

aunque otra para atravesar a nado el Aqueronte,

y hallara una moneda para pagar a Caronte

el viaje de su regreso,

aunque abrirse una grieta de entre mis recuerdos

y lograra hacerse llegar hasta ésta realidad donde nos encontramos

y desde los hilos de mi rencor lo lograra…

lo encontrara, llegara

Aunque aprendiera…

Aunque pudiera…

…Yo ya no puedo sentir nada

Brenda Mitchelle

Licenciada en mercadotecnia, actriz, productora, directora de teatro y escritora con frecuentes vaivenes de fe en la humanidad y miedos portentosos de ella. Convencida de ser hombre desde los ocho años.