Especial Ghibli (Origenes): Conan, el Niño del Futuro.

Ya indagamos en las series de televisión principales del Studio Ghibli (antes de ser concebido como tal), sin embargo hubo dos importantes series cuyo tema decidí desarrollar en una nota aparte. Es momento de hablar de la primera de ellas, uno de los primeros trabajos de Hayao Miyazaki donde mostró su característico estilo y dio a conocer su capacidad para contar historias. La serie en cuestión se titula Conan: El Niño del Futuro (Mirai Shonen Konan, 1978).

 La historia nos cuenta la historia de un futuro post apocalíptico luego de que la humanidad destruyera gran parte del planeta y sólo quedan unos cuantos grupos, el más poderoso y peligroso de todos es nombrado “Industria”. Con el objetivo de usar los conocimientos del afamado doctor Rao para sus siniestros planes, comienzan una exhaustiva búsqueda de su paradero. Al no encontrarlo, deciden secuestrar a su nieta Lanna, una pequeña niña de buen corazón para que les indique el modo de encontrar al doctor. Lanna se niega a hacerlo y decide huir llegando a una solitaria isla donde vive un niño llamado Conan. Ambos se vuelven grandes amigos y tras la captura de Lanna por las fuerzas de Industria, Conan y su amigo Jimsy emprenden una peligrosa aventura para rescatarla.

Conan el niño del futuro

 La serie consta de 26 capítulos, una sola temporada y una calidad por demás aceptable. La animación está muy bien lograda y posee los elementos que han hecho famoso a su creador, desde personajes muy expresivos hasta vehículos marinos y aéreos de extravagante diseño. Está basada en la novela de Alexander Key, “La Marea Increíble”. La trama es cautivadora, es fácil sentir simpatía por los personajes y se trata de un trabajo muy disfrutable, sin mencionar de una buena crítica al desarrollo industrial desmedido que por un lado nos da todo tipo de avances tecnológicos, pero por otro, atenta contra la vida misma en la tierra. Al final, tenemos a Conan, un héroe capaz de hacerle frente a un monstruo industrial contando solo con un pequeño arpón y su fuerza física (la cual envidiaría el propio Hércules).

 Ciertamente la serie tiene elementos que pudieran parecer absurdos como la ya mencionada fuerza sobre humana de Conan, la cual jamás explican por qué es tan grande. También errores de continuidad como personajes que fallecen y eventualmente vuelven a aparecer de forma breve. No queda claro si es un error, o un referente a sus espíritus que continúan cerca de sus seres queridos. Pero fuera de unos cuantos detalles, la serie es muy disfrutable. También tiene a los niños como su Target principal, pero puede ser vista con gusto por público de todas las edades.

conan013es

 Finalmente, es agradable ver una historia que combine la perspectiva de un niño en un mundo donde los adultos han perdido su libertad, sus sueños y hasta su humanidad. El mensaje de seguir adelante incluso en un mundo donde todo se ha desmoronado es verdaderamente motivador y un enfoque de historia de amor entre los personajes, que al ser niños, jamás raya en otra cosa que no sea el aprecio honesto, total y puro. Una historia que los fans del animé y de Ghibli no pueden perderse.

Originally posted 2014-08-28 09:00:26. Republished by Blog Post Promoter

50 años de Doctor Who

El pasado 23 de Noviembre se cumplieron cincuenta años del nacimiento de Doctor Who; para quien no lo sepa, ésta es una serie inglesa de ciencia ficción. Ese mismo día obtuvo el récord Guiness por ser la serie de ciencia ficción que más tiempo se ha mantenido al aire. Su primera temporada fue transmitida en 1963 y estaba hecha para niños con un presupuesto muy modesto, no obstante se convirtió en un éxito instantáneo.

La historia al imageprincipio es muy simple: un extraterrestre que se hace llamar “El Doctor” y su nieta viajan por el tiempo y el espacio en una nave llamada TARDIS que durante su primer viaje a la Tierra queda descompuesta y su apariencia permanece como la de una cabina de policía, clásica de la época. El desarrollo de esa primera etapa concibió toda un universo de personajes, villanos y alienígenas que a la fecha se siguen ocupado

La única constante en la serie ha sido siempre el cambio tanto de actores como de escritores, productores y directores, es parte de la fórmula que la ha mantenido vigente y en el imaginario colectivo tanto tiempo. Cuando el primer actor en interpretar al Doctor William Hartnell se vio incapaz de seguir en el papel, por enfermedad y edad, los encargados de la serie le dieron al personaje principal la capacidad de “Regenerarse”, esto significa que el Doctor, al encontrarse cerca de la muerte, cambia físicamente pero sigue siendo el mismo. Hasta el momento, once diferentes actores (más uno que es exclusivo del capítulo de aniversario) han interpretado al Doctor, cada uno ha dejado un poco de ellos en cada encarnación.

¿Qué la hace tan especial? Tenemos a todos los superhéroes normales, hombres, alíenígenas o dioses con súper poderes, millonarios con hobbies, perdedores con suerte. Su único poder y única arma es su inteligencia, nunca ha tenido que hacer uso de la fuerza para resolver un problema. Los conflictos siempre son resueltos con ingenio, nos ha enseñado de compasión y perdón, y que como humanos siempre podemos ser una mejor versión de nosotros Por ello, que siga al aire (paró un tiempo durante los 80, regresó en 2005) es un logro, de su principio como serie infantil hasta nuestros días que es apta para todo público, nos ha mostrado que no hay géneros menos serios que otros, sino personas más intolerantes que otras.

20131125-073736 p.m..jpg
El doodle de Google festejando el 50 aniversario