Poesía a la Lorca: México en la llama mortal


Los paisajes llenos de arboledas y amargos colores forman parte de la concepción del poeta español Federico García Lorca. Con las palabras más abyectas ha representado los sentimientos humanos de una forma tan magnífica, que pudo lograr el avance de la queja social a través de la poesía. Poesía para el mundo, poemas para el alma y alimento para la vida. Todos necesitamos esa pequeña pizca de vida misma para el sentido común de sobrevivencia. La naturaleza del alma, transgrede al cuerpo y a la utopía más banal de una galaxia entera.

portal-medellin-colima-colima
Crédito:México desconocido.

“Yo no podré quejarme
Si no encontré lo que buscaba.
Cerca de las piedras sin jugo y los insectos vacíos
No veré el duelo del sol con las criaturas en carne viva.
Pero me iré al primer paisaje
De choques, líquidos y rumores
Que trasmina a niño recién nacida
Y donde toda superficie es evitada,
Para entender que lo busco tendrá su blanco de alegría cuando yo vuele mezclado con el amor y con las arenas.”

– Cielo vivo, Federico García Lorca.

 El temple y la furia de Lorca describen el retrato de una ciudad en llamas, de una nación llena de olvido y antagonismos sociales. No es de extrañar, que México –siendo territorio colonial–, sea una parte de su retrato, de su drama envuelto en letras y andares  fortuitos. La clara formación de la violencia, surge de la desdicha social y ante esto, se trata de una manera torpe y burda el verdadero significado de la nación, como ente separado, como una cultura que se ha ido desvaneciendo al pasar de los años. Apreciada por el extranjero, olvidada por sus paisanos.

images (4)
Crédito: Mundo 52.

 El ruido de los truenos, el lamento de los que han perdido a sus seres queridos en guerras abruptas, el eco de todas las voces que exclaman justicia, el sollozo de la angustia misma; todo se sitúa en un sólo lugar: México lindo y querido. Mientras  algunos aclaman justicia y esperanza, el mundo ve lleno de horror que lo que era oro se convirtió en carbón, y las cenizas van esparciendo su número para dar a conocer al mundo, que estamos en la ruina. Se ha desquebrajado todo, la alegría del país parece haber desaparecido. ¿En dónde quedaste país lleno de magia y aventura? La aventura ahora, le pertenece al falsificado, al injusto, al que todo lo puede, al que nada le importa (sólo hacer daño a sus compañeros).

“Los lirios negros
De las horas muertas,
Los lirios negros
De las horas niñas.
¡Todo igual!
¿Y el oro del amor?
Hay una hora tan sólo
¡Una hora tan sólo!
¡La hora fría!”

– La selva de los relojes, Federico García Lorca.

 Una mancha de dolor, un consuelo sublime abruman al que reflexiona, al que siente, al que no se conforma con la respuesta del “todo mejorará, todo estará bien”. Al ser voceros de nuestros objetivos, también debemos forjar el camino y conocer tanto el bien como el mal, porque al actuar no podremos forjar el carácter que necesita el país. Y el país, olvida su ruta y su ánimo de buscar mejores condiciones. Mercedes Sosa tituló una canción como “Todo cambia”, la evolución de la sociedad no se niega, pero la forma en que se desarrolla parece ser todo un problema, para el que se niega a quedarse callado y no objetar.

blanco_negro
Crédito:México desconocido.

 Agoniza temor y reclama vida este país lleno en llamas, que pide a gritos que se le recuerda bonito e ilustre como era, todo se mediatiza, nada vuelve a su forma y en ese afán por buscar transformación, se pierde la singularidad de su memoria histórica y el drama parece haber absorbido su legado y potencia cultural. La muerte parece haber llegado, y el estado vegetativo le acompaña para buscar lo poco que queda de recuerdo – lindo o turbio–, pero no deja de ser recuerdo para la nación, que no se rajaba, que no se conformaba.

 “Detrás de cada espejo
Hay una estrella muerta
Y un arcoíris niño que duerme.
Detrás de cada espejo
Hay una calma eterna
Y un nido de silencios
Que no han volado”

– 1ª parte de Capricho, Federico García Lorca.

 ¿Cuántos acostumbran callar? Cuántos se desvanecen ante el miedo? ¿Cuántos olvidan? La mayor parte de la población, prefiere vivir en silogismos que en su propio pensamiento, parece que le aturde pensar y por eso, deja que reflexionen por él y que los objetivos que no le pertenecen, se apoderen de su mente implícitamente. El anacronismo del mexicano, se envuelve en el infortunio de su temor y en el amigo de sus cadenas, y mientras el tiempo pasa, la pared carcome las vivencias y se las guarda para sí sola.

perfil
Crédito: Humos y silencios.

“El espejo es la momia
Del manantial, se cierra,
Como concha de luz,
Por la noche”

– 2ª parte de Capricho, Federico García Lorca.

 Nos quedamos quietos hacia lo que se nos impone, obedecemos y acatamos como niños, abusamos tanto de nuestro miedo, que lo convertimos en el compañero de cada una de nuestras decisiones. Nada nos corresponde, nuestras historia la hemos hecho pedazos, ahora permanece muy quieta en ultratumba.

 Extraordinario e inquieto, Lorca logró escribir el vacío del mundo y el rechazo hacia sus más débiles consuelos. Fue el cómplice de sus desavenencias, recordando la sangre que clamó algún día por dignidad, imploró por los que no callan y han derramado sangre, sea cual sea el escenario. Sigue la vida –quieta y sombría -. Poesía que olvida y que sigue haciendo caso omiso de las advertencias hacia el declive.

Originally posted 2014-10-20 09:00:58. Republished by Blog Post Promoter

De: Little Ashes. Dalí, Lorca y Buñuel.

dali

 Vemos a un joven recién desempacado con ropas a la antigua usanza ante la incrédula mirada de los otros estudiantes. Es un joven que da trazas de tímido, de inseguro. Una pintura cubista en el cuarto que servía de alojamiento a un genio en potencia, encargado de su construcción. Salvador Felipe Jacinto Dalí y Domenech es la respuesta a la pregunta de otro joven por su nombre; quien lo pregunta es Luis Buñuel, llama a todos y presenta a un estudiante: Federico García Lorca. A partir de aquí empieza el viaje.

 Robert Pattinson interpreta a Salvador Dalí, de un modo extraño. Parece no del todo dueño del carácter del intrigante personaje y sin embargo va bien resuelto. Los otros dos son Javier Beltrán y Matthew McNulty.

 La película Little ashes dirigida por Paul Morrison nos adentra en el mundo de tres mentes por demás brillantes: un cineasta, un escritor y un artista plástico. Luis Buñuel, Federico García Lorca y Salvador Dalí. Sus inicios en la Residencia para estudiantes de Madrid, el amor no consumado entre el escritor y el pintor y la rivalidad amorosa entre Buñuel y Lorca por la disputa de la atención del potencial genio.

little

 Hay escenas que no pueden ser dejadas de lado, y especial cuidado del director en traer la casa de Dalí y todos los referentes que conocemos de la historia. A medida que avanza la película conocemos también a Gala “Galushka” a quien el mismo Dalí nombró como su alma gemela—, el cambio radical que el pintor sufre en el nido de las creencias y las aspiraciones; la separación de Lorca y las referencias a “Un perro andaluz” (cortometraje surrealista hecho por Buñuel y Dalí), y acá vemos a Lorca, el andaluz por cierto. “¿De dónde exactamente soy?”. El amor del poeta a su pueblo y sus tradiciones, el ascenso de su carrera a la que no se presta especial tiempo y la muerte de Lorca a manos de la horrible guerra Civil Española.

 Es difícil encontrar la película en México, tontamente la encargué a Estados Unidos y si lo digo es para que no hagan lo mismo. En internet la hallan, y vale toda la pena verla. Las actuaciones de McNulty y Beltrán son por demás acertadas y qué mejor que ser testigos de una película que habla de seres por demás representativos de una época, para la historia.

cenniciat El título “Little Ashes” viene de una carta que escribió Lorca a su bienamado amigo Dalí y de la que a continuación reproducimos el fragmento:

“Acuérdate de mi cuando estés en la playa y sobretodo cuando pintes las crepitantes y únicas cenicitas ¡Ay mis cenicitas!  Pon mi nombre en el cuadro para que mi nombre sirva para algo en el mundo y dame un abrazo que bien lo necesita tú Federico”

 La película es Hispano-Británica y fue estrenada  el 7 de octubre de 2008.

 Dalí en alguna ocasión:

Él era homosexual, todos lo sabían, y estaba locamente enamorado de mi… Intentó follarme dos veces… Yo estaba muy molesto porque no era homosexual, y no estaba interesado en ceder. Además, duele. Así que no me aportó nada. (…)

 Las cartas hacen evidente una relación más allá de la llana amistad y es de acá de donde la guionista toma carne para la historia. No pierdan la oportunidad de verla.

Acá va el trailer: