Daniel Gómez Nates, una vida dedicada a la difusión del Teatro panameño

Daniel Gómez Nates nació en Ciudad de Panamá el 25 de Junio de 1964. Su infancia se desarrolló protegida por el yugo matriarcal, fue el único unicornio varón alzado firmemente entre una familia grande, entre una tolvanera de luciérnagas conformada por 5 tías, 5 hermanas, en uno de los barrios populares de la periferia, en el barrio de Santana para ser exactos, en una vecindad comunal llena de gente folklórica y espontánea. Mientras su padre, albañil, cimentaba nuevos muros blancos y nuevos techos perfectos; él y su madre, creativa y libertaria, atendían a las distintas radionovelas transmitidas por las emisoras de radio panameñas en esa época.

Es durante el cuarto año de primaria cuando tiene su primer acercamiento formal con el teatro, y es también ese día cuando elige el camino que su vida tomaría. Lobo go home, de Rogelio Sinán, es el carnaval escénico que lo haría interesarse definitivamente en las bellas artes. Con sus entradas y salidas de actores en escena, con sus vestuarios alegóricos, sus cantos y su escenografía desconstruida que ambientaba la obra de manera límpida y tranquila sobre la recuperación del Canal de Panamá. Sin embargo, es hasta el 15 de Febrero de 1981 cuando comienza su carrera de actor de manera concreta presentando El Crédito, una obra de teatro popular panameña de Juan Rivera Saavedra, con el grupo teatral del colegio donde demuestra sus aptitudes en escena. Hace su aparición primera en el teatro justo en el momento donde este arte escénico comienza a volverse novedad en Panamá.

DANIEL GOMEZ NATES2

Iván García reabre la Escuela Nacional de Teatro y recibe una invitación de inscripción por parte de Roberto Mckay, Jorge Castro, José Ávila, entre otros, donde se inscribe y recibe su primer formación actoral formal y se enfila a la fama.

El teatro de barrio es llevado del brazo como un anciano al intentar cruzar la calle, o como infante sin más de tres idas al sanitario, de la mano de Daniel, para terminar en las grandes salas de un teatro adecuado y espacioso, presentarse ahí sin pena, con honor y con elegancia. Donde además es su primer trabajo de dirección teatral, pues, el director original, debe volar a Guatemala para participar en un torneo de ajedrez.

Su formación continúa en Costa Rica, debido a su perspicacia, consigue en 15 días exactos los datos necesarios y la plata justa para viajar y establecerse en la ciudad de Heredia. Es aceptado sin problemas en la Universidad Nacional del Heredia donde toma clases con Luis Carlos Vázquez, uno de los maestros fundamentales en su carrera artística. Permanece ahí hasta finales de 1990 y vuelve antes de las fiestas navideñas a su patria para retomar la acción artística y desarrollar el teatro en Panamá de inmediato, en los primeros meses de 1991.

Sus primeras presentaciones en Panamá fueron Prohibido hablar de sexo en esta casa, obra original del autor, Jardín de Otoño de la argentina Diana Raznovich, y Mi marido tiene otro. Continúa con producciones entre amigos, al hacer teatro de sala con el Grupo Tragaluz, en él se exponían grandes obras clásicas como Edipo Rey, Romeo y Julieta, las tragedias griegas, entre otras. Así mismo, promovió el auge del teatro al bajar los precios de las entradas, de este modo, todos podían ser usuarios tanto de las obras clásicas, como del movimiento de la época, despertando así el interés en él.

A lo largo de su carrera como productor, director de teatro y actor ha recibido distintas clases de galardones como el Premio Crispín Ovalle, el Premio Nacional de Teatro, por su trayectoria, y muchas más preseas como mejor director, obra del año, obra escrita, obra de teatro infantil, de los cuales la mayoría las ha recibido más de un par de veces y no ha cesado de conseguir desde hace ya 16 años al hilo. Actualmente funge como docente de teatro en la Universidad de Panamá y funcionario de desarrollo social.

– Daniel, un par de preguntas, tal vez, incisivas. ¿En qué se diferencia tu trabajo del de los demás directores, productores y actores actualmente en Panamá? ¿El teatro, hoy por hoy, es el que pone el pan en casa o lo hace una ocupación aparte?

– Creo que mi trabajo se diferencia de todos los demás en que yo he sabido usar los cambios violentos, los giros de 360 grados que ha dado la economía y la política en el país a lo largo de los años. Yo vaticiné con mis obras la vuelta de la democracia, me anticipé a la historia dando pasos de gigante y ahora los veo a todos desde lo lejos, desde el horizonte que se les ofrece como paisaje y al que caminan sin darse cuenta que a cada paso que doy me llevo a cuestas amontonado en mi equipaje. Y bueno, por la otra parte sí, el teatro da de comer, no te ofrece una vida de lujos y riquezas, eso es algo que el artista debe saber, sin embargo te mantiene con una vida tranquila y sin escasez de ninguna índole. Es un trabajo permanente y arduo. Al momento, en este año, presenté 7 obras como director y actor y produje otras 4 con otra empresa de teatro del país.

DANIEL GOMEZ NATES3

– Como última pregunta, ¿De qué manera echas a andar la pesada maquinaria del teatro en Panamá? ¿Cómo lo promueves desde tu puesto y cuál es tu aportación?

– Pues nada, mira, esta es una carrera no de velocidad sino de resistencia. Deja de hablar y haz, ese es mi lema, el hablar te quita el tiempo, tienes que accionar. El teatro panameño vive un momento en el que debe establecerse. Ha sido un trabajo arduo a lo largo de los años, lo único que necesita ahora es consolidarse. Ahora, por la parte de mi aporte al teatro panameño puedo decir sin exageraciones que el 90% de los actores actuales han sido capacitados por mi empresa y obviamente por mí, de eso sí que puedo jactarme. Conjugo las visiones del teatro como artista y como empresario. Además de que trabajo con jóvenes de riesgo social y busco, por medio del teatro y la actuación, rescatarlos de la línea roja que pisan. Se trabaja, en mi empresa y aquí como funcionario de desarrollo social, combatir la transmisión del VIH, la violencia familiar y el machismo que se presentan regularmente en el interior. Ese es todo mi trabajo, eso es lo que yo hago.

Originally posted 2013-06-18 18:32:23. Republished by Blog Post Promoter

Memorial a Rogelio Sinán, el poeta más grande de Panamá para el mundo

 

Rogelio Sinán

“¡Mi galleta!”, cuentan quienes lo conocieron, estas fueron las primeras palabras pronunciadas por Bernardo, cuando un primo suyo intentó arrebatarle su deseado postre azucarado de las manos. Tenía voz. En adelante, no iba a permitirlo jamás. Después de 15 años de silencio, como solo en los cementerios se puede encontrar, su garganta liberó las palabras formuladas, presas desde su nacimiento. Bernardo Rodríguez Alba, mejor conocido como Rogelio Sinán, nació para ser poeta, un regalo para el mundo.

El amigo incondicional del roble barbón y correoso, de la virilidad andante, del guante de box más ajustado y de la botella, siempre, más vacía, Ernest Hemingway, se valió más de una vez de este privilegio al ser rescatado de tundas y pugilatos, los cuales, le presagiaban dolores inimaginables.

Se dice que los largos y lejanos viajes siempre traen, para un poeta, el complemento no dado por su patria, y es cierto, Rogelio Sinán es la más clara prueba. Comenzó su viaje con su primer visita a Italia, donde conoció la vanguardia, se la apropió, la dobló como un ticket de compra en sus bolsillos y la devolvió a Panamá con el nombre de Onda en 1929. Años después de su éxito vanguardista en su país, viaja a México donde estudia Artes Dramáticas y Teatro por 5 años, además toma el puesto de Cónsul para la embajada de panameña en México. Meses después gana el Premio Interamericano de Cuento, con La Boina Roja en 1949.

Es de la mano de este cuento, junto con La Cucarachita Mandinga y La Isla Mágica, cuando consolida su literatura, su nombre y su renombre como el poeta más grande visto por Panamá en toda su historia. Es por esto, que éste memorial se levanta en su nombre.

El Memorial a Rogelio Sinán, formalmente llamada Sala Onda, fue inaugurado el 24 de Abril de 2010, después de muchas largas y encarnizadas negociaciones con su nuera directa, quien poseía la mayoría de los bienes heredados. El Memorial esta ubicado en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) al norte de la capital panameña, en el barrio El Dorado.

Aquí se pueden encontrar una pequeña parte de su biblioteca original, con algunas reliquias invaluables, como su edición italiana de La Divina Comedia -libro que llevaba a todas partes sin importar su destino-, sus retratos al óleo, tres bustos hechos por diferentes escultores como el cubano Ernesto Navarro; y uno de su primer esposa, “Conchata”, recortes de periódicos donde se le retrata al ganar algún premio, fotos con personalidades como Gabriel García Márquez o nuestro queridísimo Luis Echeverría, primeras ediciones originales de sus obras más célebres, correspondencia con otros cónsules, un par de zapatos rescatados de la basura, su hermosísima máquina de escribir con todos los botones, aún en perfecto estado para sus funciones, la silla donde, sentado con tranquilidad y meciéndose esporádicamente, escribió sus más grandes obras, además de constancias originales de sus premios, como el recibido en México, entre algunos otros.

Por encima del valor sustancial e incomparable que significa atesorar su legado a través de su biblioteca, de las ediciones originales de sus libros, de su máquina de escribir sin un solo vestigio de polvo; lo más valioso en esta sala, es la nostalgia que ronda en ella. Entre esas paredes se siente como, aún después de 18 años de su fallecimiento, Rogelio puede vernos caminar por su estudio sin preocuparse, posando su codo izquierdo en el brazo de su trono y encima de él su cabeza mientras su mirada constante sigue nuestros pasos.

Originally posted 2013-04-30 17:05:09. Republished by Blog Post Promoter

La desafiante arquitectura de M. Reynolds

Por mike

@elchinomike

Michael Reynolds un arquitecto inspirado en implantar sistemas de vivienda autosustentables, ha innovado en la construcción y diseño de viviendas con capacidad para proveerse de agua, conservar una temperatura adecuada de forma casi automática, así como,  reciclar sus desperdicios. Lo anterior lo ha realizado dejando de lado ciertos estándares, códigos y reglas de construcción convencionales con los que la sociedad estadounidense ha configurado su espacio geográfico.

Michael vive en una meseta de Nuevo México donde cultiva sus propias plantas en su casa y diseña nuevos proyectos. Desde los años setenta, en un condado desértico de Nuevo México inició a construir una comunidad con desperdicios como latas de cerveza, botellas de plástico, neumáticos entre otros: Earthship. Este proyecto, fue construido con viviendas elaboradas junto a los seguidores y colaboradores de Reynolds.

Imagen 12

Las viviendas prescinden de recursos externos de manera no sencilla de comprender bajo un sistema de vida “urbanizado” y de consumo que impera en las principales capitales y ciudades del planeta. Lo cual ha llevado al rechazo de políticos y colegas profesionales que no obstante reconocen el valor de éstas construcciones autosuficientes, al parecer, a partir de los desastres ocurridos con los Tsunamis durante la última década.

Imagen 14

Éstas son capaces de proveer casi todo tipo de frutas o verduras a sus habitantes dentro de invernaderos integrados, que adicionalmente incluyen un sistema de filtrado de agua. De acuerdo a Reynolds el reto es “un asunto de vida o muerte”: combatir el cambio climático y la dependencia de combustibles fósiles. Él señala que es posible que cualquier persona construya su propia vivienda.

Imagen 15

El documental sobre Reynolds muestra su experiencia de construcción, aprendizaje, su método de Estructuras semienterradas con paredes de neumáticos llamados “masa térmica” en forma de “U” que regulan la temperatura del espacio habitacional con la temperatura de la tierra lo que hace innecesario sistemas de calefacción e incluso su inmersión en el Senado de Arizona para gestionar leyes a favor de su proyecto.

En el 2004 Reynolds junto con su equipo partió hacia las islas Andamán en India para la reconstrucción tras el Tsunami. Aquí instruyeron a arquitectos locales para que emplearan en un futuro el sistema con el que habían levantado 14 viviendas totalmente ecológicas. En México realizaron un proyecto similar en 2005 después del huracán Rita.

“¡Trato de salvar mi trasero y esa es la fuerza mas poderosa!”

  vimeo.com/28350955

Originally posted 2013-01-24 20:35:40. Republished by Blog Post Promoter