La muerta que no se fue, pero tampoco regresa

tumblr_ne9aknMHnb1s36zvyo1_500

De cuando hay festejos que por más que quieras, no puedes festejar.

 Sé que podría decirse que los mexicanos esperan con fervor a sus muertos, que les sirven comida, alcohol y demás, sin embargo, la tradición era para mí todo un lujo, dejó de serlo hasta que murió mi sobrina, aunque mucho más que ese parentesco lejano, yo la sentía como a una hermana.

 Ni siquiera quiero hacer la cuenta de los años que han pasado desde que se colgó en el borde de su cama y no lo recuerdo, porque hasta la fecha no había escrito al respecto. Pero las fechas me obligaron a recordarlo y no es que no pueda asumirlo, o aceptarlo o superarlo. El caso es que no le ponemos ofrenda, no podemos, nos duele. Nos aniquila el tema, el poder de la palabra suicidio y su edad (11 años) es suficiente para evitar el tema y casi anular el hecho.

 Veo muchas ofrendas con fotos y guisados deliciosos, lo respeto, me gusta. Pero cuando se trata de “honrar” a la que se fue, el tema se complica. Un sólo año le pusimos un altar con flores naranjas y toda la parafernalia, pero para ser sincera, me retumbaba el interior el sólo pasar por ahí.

 Aunque me gustaría serle fiel a las “tradiciones mexicanas”, hay algo más profundo que me lo prohíbe, ni siquiera quiero ir a su tumba. No es que no quiera recordarla, es que sigue bien presente y no regresa con velas y flores. Vive en mi casa todavía y la herida brota. Duele menos, pero siempre lastima.

Clara Keys : Significado prehispánico del día de muertos


“En este mundo ya hay mucha gente rica y famosa, o por lo menos que aspira a serlo; personas que van por ahí pensando sólo en ellos, en cómo pasar por encima de los otros para lograr lo que quieren, que creen que la única verdad es la suya, que no son conscientes de que sus acciones tienen consecuencias para los que los rodean.”

-Clara Keys.

 Artista por herencia y convicción, Clara Keys retrata al mundo desde una sensibilidad inigualable que la hace ser portavoz de la conciencia que necesita el arte en general. Originaria de la Ciudad de México, con estudios en diseño gráfico y fotografía, alcanza la percepción del país desde una concepción distinta.

clarakeys
“La tehuana” Clara Keys.

 La ilustración forma parte primordial de su cometido, por lo cual en estas fechas conmemorativas al día de muertos, trata de reflejar la concepción nacional a través de diversos detalles específicos de la cultura mexicana. Su obra “La Tehuana”, muestra un esqueleto adornado por vestimenta tradicional zapoteca y la refleja en su forma de impregnar a la estructura de singularidades que van desde los colores que utiliza hasta una flor de color rosa mexicano en la cabeza, sin faltar los accesorios que definen a la cultura indígena de nuestro hermoso país. Su trabajo no describe al día de muertos como una tradición aislada, sino que la dirige desde un sentimiento nacionalista, que le da una sensación de pulcritud a toda su obra.

 Además de su trabajo en diseño gráfico, también dedicó su tiempo a la creación de un mural titulado como “Ofrenda maya”, en el cual se describe la importancia que tenía la celebración para esta cultura, además del recuerdo de los fallecidos ante combates. En ese sentido, se trata de apreciar la magnitud de significado de la cultura habitante de gran parte de Yucatán y sus formas de dar paso a la creación de una ofrenda. En su obra, Clara muestra el son del guerrero, el ímpetu a través de colores que parecen amargos pero que vinculan el sentimiento de lucha con su significado en la tierra. Se entrelazan significados e ideas, para conjuntar el mundo hacia una reflexión de legado histórico y simbiosis humana, y el puente para mezclar esto fue la ofrenda maya. Recordemos que el refugio para encontrarse con seres queridos, tiene un significado de gran relevancia para las culturas originarias en general. Sin embargo, con el paso del tiempo esto se ha olvidado, y es por eso que Clara Keys tiene como objetivo retratar en sus trabajos la importancia de la conciencia social ante la cosmogonía.

mural maya
“Ofrenda maya” Clara Keys.

 Es de suma importancia que el talento de origen nacional se dé a la tarea de encontrar las maneras de dar a conocer a nivel internacional la importancia de la cultura mexicana, a través de festividades tan importantes como la del día de muertos. México, ante este festejo lleno de particularidades se acompaña de una esencia perfumada de cuestiones autóctonas que merecen ser reconocidas por el arte, tal como lo hace Keys. Una vez más, el talento mexicano recrea escenarios donde el significado del país se enriquece con la expresión de la ilustración y la pintura.

mural
“Ofrenda maya” Clara Keys.

 El sentido de identidad y pertenencia, ante fechas de conmemoración tradicional como es el 1 de Noviembre, merece ser concebido de una forma de pertenencia nacional hacia un día en que se le brinda un espacio de recuerdo a todos nuestros seres queridos. El significado va más allá de lo que se pone en la mesa; el sentido histórico es lo que envuelve al mexicano ante el simbolismo de la muerte. Creencias, mitos y realidades particularizan la semblanza del quehacer de Clara Keys, que ilustra al día de muertos como legado emblemático de culturas prehispánicas.

Héroes de combate : Los que persistieron hasta la muerte


En el país del mundo gris

existe la muerte que demanda vidas

magón
Hermanos Flores Magón.

ostentosas balas quiebran el arcoíris.

La sangre clama verdad

la muerte exige justicia

el pueblo grita rebeldía

La muerte relata el olvido

homenaje dos
Memoria del 2 de Octubre de 1968.

la angustia corroe el alma

¡Mi pueblo! Lleno de un agravio cometido

festejado por el mundo con calma

y que su recuerdo parece alejarse

Su destierro es poder vivo

y el significado parece constatarse

¡CRIMEN DE ESTADO LE DICEN!

Dolor y sufrimiento se unen

para clamar justicia una vez más

los indiferentes pretenden

10 de junio
Lucha estudiantil del año 1971.

pero la fuerza pluvial no miente

Nos arrebataron el mundo

pero no lo harán con los sueños

La lucha no se ha perdido

el consuelo permanece en nuestros recuerdos

En este día de conmemoración,

el respeto y esmero los acompaña

a los guerreros que soñaron

y que nunca, nunca temblaron.


 

La ofrenda de Día de Muertos: elementos puros de la cultura mexicana

Al fin llegó esa época tan colorida y preciosa del año. Entre los olores, el clima y los sabores, el Día de Muertos en México es una fecha muy especial. En lo personal, mi favorita. Y es que, además de las fiestas, los dulces, las ofrendas, las catrinas, niños disfrazados en las plazas centrales de cada ciudad o estado, obras de teatro alusivas a la celebración y demás eventos culturales, es una de las tradiciones más antiguas y enraizadas del país.

 Si bien en otras culturas, como los egipcios o los griegos, la muerte representaba un objeto de culto mayor, en México la tradición no se quedó estrictamente en lo prehispánico y, aunque a lo largo de los siglos se ha ido mezclando con prácticas especialmente católicas, la esencia permanece. Cabe destacar que en 2003, la UNESCO declaró la celebración del Día de Muertos en México como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, reforzando así el carácter trascendental de esta hermosa fecha.

 Pero lo que interesa destacar en el presente artículo, son las características del elemento más importante de esta festividad: la ofrenda. Sin ofrendas el Día de Muertos simplemente no nos daría esa sensación que yo podría definir como “estar en casa”. Es lo que distingue a la celebración de las demás fiestas típicas mexicanas, ya que representa el elemento clave de la presencia de sus raíces prehispánicas. Las ofrendas son un puente entre lo antiguo y lo cristiano/católico. Sin embargo, muchos pensamos (o pensábamos) que la ofrenda sólo consistía en poner los alimentos que más les gustaban a nuestros difuntos, algún objeto que nos hiciera recordarlo y claro, su fotografía. Pero más allá de eso, existen elementos simbólicos que nos ilustran esa ligadura de lo antiguo con las prácticas espirituales católicas que se fueron introduciendo poco a poco en las tradiciones prehispánicas desde el momento de la conquista. No obstante, cabe destacar que se empalman muy bien, y que en la actualidad sería difícil imaginar un Día de Muertos sin misas, sin rezos y sin santos.

 En fin, empezaré por decir que la ofrenda tradicional de Día de Muertos tiene elementos que enmarcan muy bien la cosmovisión de los mexicas: la muerte no representaba un fin como lo concebimos actualmente, sino que ésta se convertía en un paso hacia el ciclo infinito de la vida en compañía de los dioses. Y hoy en día esa visión permanece: cuando ponemos la ofrenda se cree que nuestros difuntos vuelven para degustar a través del olfato los alimentos y bebidas que dejamos en la misma. Creemos en una especie de vida después de la muerte, y eso resulta muy interesante cuando pensamos en los elementos característicos de una ofrenda.

il_fullxfull.277772385

 Dependiendo de la región, las ofrendas son variables, sin embargo, estas deben tener siete niveles o escalones. Cada escalón del altar representa los niveles que se supone un alma debe superar para llegar al descanso eterno. Dentro de la cosmovisión mexica existía un proceso tanto para nacer como para morir, y en este caso, morir traía consigo estas pruebas en el momento que el alma abandona el cuerpo físico. Muchas veces los siete niveles también son relacionados con los siete pecados capitales.

 En cada uno de estos niveles deben incluirse elementos variados, por ejemplo, en el primer nivel se coloca la imagen de algún santo o virgen, por aquello de la influencia católica en la celebración. El segundo nivel de la ofrenda representa al purgatorio y, haciendo uso de hierbas de olor, incienso, copal etcétera, se cree que se ayuda al difunto a salir de esa fase y así poder continuar en su camino a la eternidad. Es el paso de la vida a la muerte.

 El tercer nivel está dedicado a los niños muertos, y ahí es donde se coloca la sal, que representa un elemento de purificación. En el cuarto nivel de la ofrenda es donde se coloca el pan de muerto, el cual tiene una forma muy interesante, ya que es un bizcocho redondo cubierto de azúcar, que representa el cráneo y los huesos. En muchas regiones de México, como por ejemplo en Mixquic, Xochimilco, podemos encontrar una gran variedad de panes de muerto, los cuales representan, también, el cuerpo, siendo de igual forma un elemento católico. No debemos olvidar esa estrecha relación de la religión católica con el cuerpo y la sangre de Cristo.

 En el quinto nivel del altar es donde colocamos la comida favorita de nuestro difunto, tomando en cuenta también la comida tradicional mexicana: tamales, mole, dulce de calabaza y de tejocote, así como también tortillas de maíz. No se deben olvidar las bebidas predilectas: café, chocolate, agua de fruta, tequila, pulque, rompope. Ahí depende más de los gustos personales. Incluso en algunos lugares se acostumbra a dejar la ofrenda la noche del 2 de noviembre, y al día siguiente ingerir los alimentos en razón de compartir con los seres queridos ya muertos.

 Finalmente, el sexto nivel está destinado para poner la foto de la persona o las personas de la familia a quienes está dedicado el altar y, en el séptimo nivel se forma una cruz de semillas o flores, representando así a la tierra como elemento. También esto lo podemos ver en los famosos tapetes de aserrín. El fuego está representado con cirios o veladoras en cada nivel del altar y el agua en un vaso, la incluimos para calmar la sed del espíritu. También se concibe como las puertas al inframundo, tal cual eran en la cosmovisión maya los cenotes.

 No debemos olvidar mencionar el uso del papel picado y las flores no sólo para adornar, en sí mismos representan elementos importantes dentro del altar u ofrenda. Por ejemplo, el papel picado representa al viento; y las flores como el cempasúchil, la nube y la flor de terciopelo, por sus colores representan diferentes cosas: las primeras, por su color naranja o amarillo nos habla de la tierra, la segunda con su color blanco, el cielo y la tercera de color morado representa sin lugar a duda el luto.

 Así pues, aquí tenemos cada uno de los elementos de la ofrenda tradicional de Día de Muertos, representando a la festividad con sus raíces prehispánicas, como ya vimos, y sus ligaduras con la tradición católica. Si bien otras tradiciones como el Halloween (celebración cuya raíz es completamente pagana) en México se han ido introduciendo, la celebración del Día de Muertos no pierde fuerza, y aunque varía dependiendo de cada región donde se celebre, aún es considerado un elemento fuerte de la identidad nacional. Y yo creo que año con año se fortalece. Y eso me pone muy de buenas. ¡A celebrar a (con) nuestros difuntos!

 jose_guadalupe_posada1852-1913-calaverasgrandballandbanquet-med

Festival Miquixtli 2014 en Morelos

Este año se celebra de 20a edición del Festival Miquixtli en el Estado de Morelos, una celebración indígena y popular de día de muertos que tendrá lugar del 30 de octubre al 2 de noviembre en el Centro Cultural Jardín Borda, haciendo de Cuernavaca una de las sedes más importantes del festival. Año con año, desde 1994, se ha rendido tributo a la muerte en un evento lleno de música, color y tradición, en el que la danza, la literatura, el desfile y la puesta de las ofrendas se hacen presentes.

 Este año el Miquixtli recibe como invitado especial al Estado de Oaxaca, que estará participando a través de los eventos musicales organizados en el Foro del Lago y en la Fuente Magna ubicados dentro del jardín. Así pues, se tendrá la presencia del Ensamble de saxofones y el Ensamble de percusiones del Centro de Iniciación musical de Oaxaca, así como la presencia de Alejandra Robles, la Morena.

Cartel oficial del Festival Miquixtli 2014, ilustraciones de la artista morelense Mafer Lara.
Cartel oficial del Festival Miquixtli 2014, ilustraciones de la artista morelense Mafer Lara.

 El día 30 de octubre se dará inicio con un desfile que parte de la explanada del Palacio de Cortés para culminar en el Centro cultural Jardín Borda en donde estarán listas las ofrendas que visten el jardín en esta celebración. Además se llevará a cabo el segundo Concurso de Catrina y Catrines en el marco del festival, haciendo entrega de premios durante la ceremonia de inauguración. Se podrá asistir a los eventos musicales y a las ofrendas a partir de las 10 y hasta las 21 hrs. El acceso a todas las actividades es gratuito.

 La celebración cobra importancia no sólo por tratarse de un evento organizado por la Secretaría de Cultura del Estado de Morelos, sino por la función social que la festividad del Día de Muertos conlleva. Se trata de una celebración que une a la población a través de la fiesta, de la música, la danza y la tradición que afianza la identidad de un grupo, que nos hace echar raíces en una misma dirección histórica y que nos permite pertenecer a un colectivo. Es cierto que el día de muertos nos remonta a nuestros orígenes prehispánicos, pero al mismo tiempo nos consolida como mestizos, nos permite palpar del sincretismo que tiene origen con la llegada de los españoles a al actual México. Así, la tradición indígena continúa viviendo a través de las flores de cempasúchil, del copal y de la adoración al Miquixtli, pero al mismo tiempo adorando a la muerte desde nuestra cultura cristiana, haciendo rezos e incorporando las cruces a los altares.

SONY DSC

Megaofrenda 2014: noviembre y las luces de regreso a casa

 Si hay algo por lo que México se caracteriza, al igual que el resto de los países que integran Latinoamérica, es por la riqueza de sus raíces, entre un sinfín de particularidades. Estos territorios, hermanados como uno solo, gozan de un legado invaluable que ha trascendido por generaciones gracias a la tradición oral, y en ese patrimonio inmaterial de ideas fantásticas y creencias populares, se guarda una parte sustancial de su cultura: mitos, cuentos y leyendas como parte inherente de la idiosincrasia reflejada, además, en el arte y artesanías propias de cada lugar.

 Ejemplo perfecto de ello es una de las fiestas más queridas y entrañables por llevarse a cabo el próximo fin de semana. Si bien su origen se remonta a las culturas prehispánicas que ocuparon el territorio mesoamericano, y su práctica tiene resonancia en algunos países de Centro y Sudamérica, es considerada oficialmente como una festividad mexicana. Reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, el inicio del mes de noviembre se adorna con el misticismo de singulares visitantes.

 Aunque la médula de esta celebración se remonta a los pueblos precolombinos, lo cierto es que la leyenda como la conocemos ahora es resultado de la inclusión de algunos elementos culturales de la sociedad europea —rasgos de la religión católica, concretamente—, y del mestizaje que trajo consigo la conquista de América por parte de los españoles. Ésta cuenta que las almas de aquellos que han precisado la metamorfosis de la vida a la muerte, vuelven desde donde se encuentran y se reintegran a plano terrenal a ruego de sus seres queridos para una fugaz reunión.

 Se dice que “las almas de nuestros seres amados andan por aquí desde octubre” y, en efecto, los preparativos para esta particular cita anual se preveen desde días antes, sin embargo, de acuerdo a las celebraciones habituales, la festividad de Día de Muertos da inicio el día 1 de noviembre en conmemoración de las almas de los niños difuntos, y se extiende al día 2 para recordar a los adultos y a todos los santos. La bienvenida se resuelve entre luz, flores, alimentos, altares, pan de muerto, calaveras de azúcar y fotografías en las conocidas ofrendas usualmente montadas de manera personalizada con objetos del agrado de los individuos en cuestión.

 Desde años atrás, la Universidad Nacional Autónoma de México, Máxima Casa de Estudios, se une a esta celebración al disponer en sus instalaciones un portentoso ensamblaje comúnmente conocido como «Megaofrenda»; este año no será la excepción. Desde el jueves 30 de octubre y hasta el domingo 2 de noviembre, Ciudad Universitaria cobijará este inmenso altar para visita de propios y externos.

 Luego de dieciséis años de llevarse a cabo en la zona conocida como Las Islas, esta ocasión se trasladará al Espacio Escultórico de la UNAM. Para 2014 la ofrenda se dedicará a la artista mexicana Frida Kahlo, así como la edición anterior fue destinada a la pintora adoptada como mexicana, Remedios Varo, y la conmemoración de los 50 años de su muerte, y en 2011 a la memoria del escritor argentino Jorge Luis Borges.

 Para despertar en los asistentes mayor inquietud y empatía, esta edición de la Megaofrenda trae consigo actividades como el Paseo de las Catrinas, actividad a llevarse a cabo el día de la inauguración y para la que los participantes deberán disfrazarse como el célebre personaje de José Guadalupe Posada; además habrá convocatorias de Arte Postal, Poesía, Fotografía, Cuento y Crónica, entre otras.

 Estamos a pocos días de celebrar una de las festividades más arraigadas en nuestra cultura y de mayor identidad nacional, un festejo tan nostálgico como auténtico, respetado y anhelado también en el extranjero, y que cuyas características y adaptaciones pueden apreciarse en la muy particular manera de celebrarlo en distintos rincones de nuestro país. Mezcla de júbilo y solemnidad. Que este año, más que otros, sea objeto de reflexión y pueda conmemorarse con sumo aplomo y sensatez.

Puedes consultar más detalles de las convocatorias y las actividades de la Megaofrenda aquí.

Review: El libro de la vida

El talentoso artista mexicano, Jorge R. Gutiérrez, ya había captado la atención y el cariño del mundo desde la creación de la popular serie El Tigre, Las Aventuras de Manny Rivera (El Tigre, The Adventures of Manny Rivera, 2007), igual que había trabajado en otras conocidas series de Cartoon Network. Así mismo, el director Guillermo del Toro se ha convertido en alguien que no necesita presentación y cuyo nombre es sinónimo de éxito taquillero y de producciones cinematográficas de gran calidad. Este último ha colaborado como productor y asesor creativo en diversas películas animadas de la empresa Dreamworks Animation, además de apoyar a jóvenes cineastas de diversas nacionalidades a realizar sus proyectos. Era sólo cuestión de tiempo para que estos dos genios del medio unieran fuerzas.

 El proyecto soñado de Gutiérrez, y cuya realización tomó años de esfuerzo y búsqueda de producción, llegó esta semana a las salas de cines y puedo decir –sin temor a equivocarme– que se trata de uno de los proyectos animados más importantes del año. La película se llama El Libro de la Vida (The Book of Life, 2014) y nos cuenta la historia de dos jóvenes: Manolo, un sensible cantante que desde niño ha vivido a la sombra de una legendaria familia de toreros; y Joaquín, un valiente y fuerte soldado querido y admirado por todo el pueblo de San Ángel (lugar donde se desarrolla la historia). Ambos mejores amigos desde la infancia,  ambos enamorados de María, una rebelde y hermosa mujer que debe elegir entre ellos.

the_book_of_life_1

 Esta historia de amor llama la atención de dos dioses del mundo de los muertos: La Catrina, reina de la tierra de los recordados, y Xibalba, soberano de la tierra de los olvidados. Estas dos entidades deciden apostar entre ellos para ver cuál de los dos jóvenes se ganará el corazón de María en lo que parece ser una contienda muy pareja y justa, sin embargo, las cosas se complican cuando Xibalba, al ver cerca su derrota, decide hacer trampa desencadenando una serie de acontecimientos donde Manolo no sólo se jugará su amor, sino su vida misma y la de todos los que lo rodean.

 La película es sencillamente encantadora en todo sentido. Desde la perfecta animación hasta el hermoso diseño de arte en el cual destaca la apariencia de los personajes como muñecos de madera. La música es cautivadora y aunque los números musicales son cortos y sencillos, están muy bien logrados y ayudan a enfatizar diversos momentos de la trama. La película tiene un excelente equilibrio entre una cinta para niños con la suficiente madurez para llegar a los adultos, así como momentos que van desde lo cómico hasta lo dramático.

The-Book-Of-Life-Luna

 Es muy gratificante ver una película hecha por y para mexicanos que rescata nuestras tradiciones y festejos, en este caso del día de muertos y que tenga el nivel de calidad de las grandes productoras estadounidensas. Los amantes de la serie de El Tigre podrán disfrutar el estilo de Jorge R. Gutiérrez en todo su esplendor e incluso un pequeño cameo de algunos personajes de esa caricatura.

 Independientemente de que gusten o no del cine animado, les sugiero que le den una oportunidad a esta cinta que tanto enaltece nuestra cultura; les puedo asegurar que por lo menos pasarán un buen rato, personalmente yo la considero una película perfecta. Estamos ante una de las mejores películas de animación del año y que seguramente será una digna contendiente en los Academy Awards. El Libro de la Vida, la obra maestra de Gutiérrez, una ofrenda total a la cultura mexicana y por supuesto, un nuevo clásico del día de muertos.

Nueva promesa en puerta: El Libro de la Vida

¡Amantes de las festividades mexicanas!, ¡Fanáticos de los talentos mexicanos sobresalientes!, ¡Yo los invoco! Así es, luego de varios meses de espera finalmente se ha dado a conocer el primer tráiler de la esperada cinta The Book of Life (The Book of Life, 2014), que pretende estrenarse en la época del día de Muertos de este mismo año. Si bien es cierto que varias personas esperamos con ansias este proyecto, seguramente hay muchos que desconocen de lo que estoy hablando, por lo cual procedo a explicarles.

the_book_of_life_1

 Se trata de una cinta de animación  co-producción México y Estados Unidos que relatará una historia de amor con toques fantásticos, así mismo, se trata de un amor que deberá trascender más allá de la muerte. Lo sé, lo sé, la premisa parece muy similar a la película de Tim Burton, El Cadaver de la Novia (Corpse Bride, 2005), sin embargo este proyecto merece nuestra atención por diversos motivos.

 Para empezar, es una historia basada en el Día de Muertos Mexicano y como podrán apreciar en el tráiler, el estilo es muy característico. Aborda ese lado hermoso que en este país hemos sabido encontrarle a la muerte, convirtiendo su imagen en un motivo de fiesta llena de luz y color. Así mismo, la producción corre a cargo del gran genio Guillermo del Toro, responsable de joyas cinematográficas como Cronos (Cronos, 1993), El Espinazo del Diablo (El Espinazo del Diablo, 2001), El Laberinto del Fauno (El Laberinto del Fauno, 2006), Hellboy (Hellboy, 2004) y la más reciente, Titanes del Pacífico (Pacific Rim, 2013).

book-life-movie-directed-guillermo-del-toro

 Por otra parte, la dirección corre a cargo de un gran animador mexicano que se ha abierto camino con éxito en Estados Unidos en empresas como Nickelodeon y Cartoon Network, Jorge R. Gutiérrez. Entre los trabajos más conocidos de este artista tenemos la peculiar, y en mi opinión, genial serie El Tigre: Las Aventuras de Manny Rivera (El Tigre: The Adventures of Manny Rivera, 2007). Con estos dos talentos mexicanos tras el proyecto podemos tener grandes expectativas. La cinta contará con las voces de Diego Luna, Zoe Saldana, Channing Tatum, Ron Perlman  y Danny Trejo entre otros.

Ok, no espero que griten de emoción ante este tráiler, sin embargo los amantes de estos dos genios, así como de la animación, coincidirán conmigo en que se trata de un proyecto interesante que bien valdrá la pena disfrutar. En unos cuantos meses podremos saber si estamos ante una película animada que pasará a la historia, o un simple proyecto olvidable como tantos del montón.