Nickelodeon y Cartoon Network: patrocinadores oficiales de las mejores infancias

Desde donde mi mente alcanza a recordar, las caricaturas que más me han gustado y que recuerdo perfectamente, incluso algunos diálogos de ellas, pertenecen a estas dos cadenas. Y no sólo yo, amigos y amigas de mi edad lo recuerdan perfectamente. Ya sea en el Canal 5 o en televisión de paga, todos disfrutamos por años de las caricaturas de Nick y Cartoon. Desafortunadamente, en la actualidad la calidad de su programación ha disminuido de una manera imperdonable. De caricaturas de la talla de The wild Thornberrys, a un triste, aburrido y sin sentido Sam & Kat, Nickelodeon ha dejado de ser un canal respetable. Lo mismo Cartoon y su Ben 10: todo mal.

0B9D64868

 No obstante, no estoy aquí para resaltar las carencias que actualmente inundan a estos dos canales, todo lo contrario: ¿por qué Nick y Cartoon se encargaron de hacer infancias felices a todos nosotros, los actualmente mayores de 20 años? Yo creo que el humor que se manejaba en las caricaturas que nosotros veíamos era un humor extraño. No puedo explicarlo con palabras, pero caricaturas como Coraje el perro cobarde o Aaahh!!! Monstruos, daban como cosita al verlas.  ¿Quién no recuerda esas escenas tan bizarras de Coraje? como cuando Don Justo se convierte en mariposa. Es rarísimo. O Krumm coleccionando uñas de pies humanas en un cofre.

 La Vaca y el Pollito, sin duda era de esas caricaturas que bien no podrían figurar en el género infantil por su contenido ácido e irreverente, pero que nos mataba de risa. Con el simple hecho de que una vaca y un pollo aparecieran como hermanos enfrentando situaciones adversas y graciosas era suficiente, además de esa alegoría al diablo con Trasero Rojo… ¡que belleza!

 Otra característica de una infancia feliz producto de las caricaturas de hace más de diez años, era cuando querías ser como los personajes de las mismas. Por ejemplo, cuando yo veía Rocket Power me entró el deseo de aprender a andar en patineta y patines. Cada que veía un capítulo deseaba vivir en la playa, surfear y pasarla así de padre como en Costa del Océano o patinar en Pueblo Loco, donde por cierto el dueño tenía rastas y era súper relajado. Por otro lado, de Hey Arnold! lo que más nos gustaba a muchos era su cuarto y las cosas tan cool que tenía, como su despertador. Era padrísimo que siempre estaba rodeado de amigos jugando baseball en la calle, además de que era el chico más honesto del vecindario, el cual era parecido a algún suburbio de Nueva York, y todos recurrían a él cuando tenían problemas. Helga era la mejor: era la niña abusiva del grupo y estaba enamorada en secreto de Arnold. Cómo olvidar el altar de él que tenía en su armario o cuando se quedó atrapada en su habitación el día que perdió su diario y cayó en manos de Arnold y Gerald.

Captura de pantalla 2015-01-08 a las 23.17.39

 Creo que he olvidado mencionar a Las Chicas Superpoderosas, quienes fueron las heroínas de muchas niñas de mi edad, y  a Johnny Bravo, cuya historia salía en esas pequeñas cápsulas que se llamaban Biografía Toon, donde también pudimos ver las biografías de Pikachu y Tablón, de Ed, Edd y Eddy. También se me estaban olvidando los Rugrats, cuyos primeros capítulos siempre van a estar entre mis favoritos, ya no tanto su última versión, la de los Rugrats Crecidos. Aunque pareciera que crecimos a la par.

 Creo que podría hacer una lista larguísima de por qué las caricaturas de Nick y Cartoon marcaron la vida de muchos desde la década antepasada. Una mezcla entre humor negro e inocencia era lo que los productores de dichas caricaturas intentaron plasmar por años y que, afortunadamente, muchos de nosotros a veces reproducimos, ¿o me equivoco? Qué gloriosos y felices tiempos.

La animación 2D y el por qué debe quedarse

Uno de los primeros tipos de animación, y quizá el más conocido, es la animación en segunda dimensión. Las famosas “caricaturas” nos han acompañado desde siempre volviéndose el clásico referente de lo que a este arte se refiere. Desde aquel Mickey Mouse navegando en su pequeño barco de vapor en blanco y negro, hasta el detallado y proporcionado estilo del animé, la animación 2D es un agasajo visual, una maravilla que, desafortunadamente, parece estar a punto de desaparecer.

 

La animación (como se mencionó en la entrega anterior) se trata de múltiples imágenes que, al ser vistas de forma rápida y consecutiva, crean la ilusión del movimiento. Una buena animación 2D requiere no sólo de cierta habilidad para el dibujo, sino de una enorme dedicación y paciencia. Cada dibujo debe estar tan detallado como el anterior y los cambios que sufre para crear movimiento son mínimos. Contrario a la animación 3D, Stop Motion y Motion Capture, en esta categoría es preciso re-dibujar absolutamente todo, y puede que este sea el motivo por el que a muchos ya no les agrada llevarla a cabo.

Pero todo depende de los gustos del artista. La enorme cantidad de trabajo durante el proceso de animación es un elemento que le baja el ánimo a cualquiera, pero ciertamente una gran ventaja es que el 2D puede facilitar el proceso y darle al animador más control sobre el movimiento que se está creando. Claro que tampoco es obligatorio hacerla. Habiendo diversas formas de animar, uno puede elegir la que más le acomode.

l-idem-barcelona-character-design-3-cinema-de-animacion-3d-2d

El punto aquí es la preocupación que a algunos animadores ha causado la llegada de la tecnología. La animación es un medio digital y sin los avances técnicos no se podría llevar a cabo, en ningún momento se busca criticar dichos avances. Hay enorme belleza en la animación más avanzada, sin embargo recordemos que siempre vale la pena no olvidar lo clásico.

Los dibujos animados no sólo pueden mostrarnos tanta majestad como la vida misma, un paisaje puede verse tan hermoso como uno real. Además, logra que la estética de un personaje de mal aspecto sea tierno y agradable, como fue el caso del Jorobado de Notre Dame de Disney. Y ya para terminar y aprovechando que se mencionó este estudio, siempre se pueden hacer pequeñas “trampitas” para reducir el trabajo. Les compartimos un video donde se puede apreciar como este famosísimo estudio pudo reciclar secuencias y ahorrarse muchas horas laborales.

Nos emociona ver cada día animaciones más impactantes, más detalladas y realistas. Esperamos que siga avanzando y sorprendiéndonos, pero eso no significa olvidar la escuela antigua. A pesar de los años, aún tiene mucho por enseñar.