Calle López: la parte viva del Centro

Por Daniel Cervantes Hernández

Twitter: @DaniDanilov

Uno de los aspectos más característicos del Centro Histórico de la Ciudad de México es la variedad en la arquitectura: aquí se concentran casi cinco siglos de historia en las construcciones desde que fue re-fundada por las tropas españolas de Cortés.

Pero la variedad no se limita a los edificios: en el gran radio que representa el Centro de la ciudad se puede encontrar una enorme gama de personas con diferentes e interesantes historias desconocidas para aquellos que no se encuentren dentro de un círculo íntimo.

Y precisamente en esto se centra el largometraje documental Calle López, de Lisa Tillinger y Alfonso Barroso Alcalá. Después de mudarse a dicha calle, los fotógrafos se sorprendieron ante las personas que convivían en las ocho cuadras que abarca entre la parte sur de la Alameda Central y la avenida Arcos de Belén.

lopez2

Tillinger y Barroso Alcalá nos presentan a los personajes que vemos a diario, así como los que se ocultan tras las puertas metálicas desgastadas por el paso de los años. Pero es precisamente esa cotidianidad lo que en ocasiones los vuelve invisibles a los ojos de los transeúntes.

Usando fotografía en blanco y negro, muestran una alocada combinación de estímulos visuales y auditivos propias de López, una calle que se caracteriza por tener una población flotante bastante grande, debido a la gran cantidad de negocios.

Pero ¿cuál es la gran ventaja de Calle López? Representa una ventana hacia un aspecto desconocido de aquella parte de la ciudad: sus habitantes. Una zona que no es precisamente turística, donde no hay edificios re-modelados por instituciones, donde el pavimento muestra las grietas del uso cotidiano.

Y aunque tal vez sea menos atractiva que su vecina al otro lado del Eje Central, tiene de sobra lo que a la otra le falta: vida propia.

(Fotos: Facebook de Calle López)

lopez1