Tinta Roja

Hace algunos meses se emprendió una campaña política estatal que afirmaba lo siguiente: La gente buena no se tatúa. La idea que se genera a partir de los tatuajes como un símbolo de rebeldía y maldad, representa un paradigma para la mayoría de las sociedades. ¿A qué o a quiénes se referían con “la gente buena”?

 Se tejió distancia ante esta situación entre un amigo que no sólo tiene pintada la piel, también el alma, y yo. Me comentaba que no era posible semejante retroceso en la mentalidad de las personas en pleno siglo XXI. Al final, al papel también se le tatúa.

 ¿Será acaso un retroceso? Honestamente, no lo creo. Ésta y otras sociedades se han enfrentado a lo largo del tiempo y sus obligados cambios, a todo tipo de censuras generadas principalmente por las instituciones. En otras palabras, no son retrocesos, sino procesos de cambio y, por ende, de crecimiento. Siempre nos tendremos que enfrentar a este tipo agresiones.

Masked-dictatorship

 Sin embargo, no debemos olvidar que aquellos que dirigen el rumbo de nuestro país fueron jóvenes que lucharon por dentro a favor de ideales y libertades negadas. Así decía Salvador Allende, ex presidente de Chile-ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica”.

 Pero, ¿qué sucede con ustedes, conmigo?, ¿por qué olvidamos?, ¿por qué no hemos comenzado?, ¿por qué todo se queda escondido en tintas y altavoces? Hasta el cansancio hemos probado las lecciones de la vieja escuela. Kafka decía: Sólo puedes criar a un niño como tú mismo has sido criado”.

 La juventud es un hijo y el pasado es el padre. El padre nos ha enseñado a temerle al futuro, a la libertad, la autenticidad. ¿A qué costo? Por temerle a lo desconocido, a lo que aún no somos ni seremos. Es hora de pensar antes de incitar revoluciones vagas y vulgares.

En Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, el genio argentino, Jorge Luis Borges, dice: “Una de las escuelas de Tlön llega a negar el tiempo: razona que el presente es indefinido, que el futuro no tiene realidad sino como esperanza presente, que el pasado no tiene realidad sino como recuerdo presente”.

 Lo que alguna vez fue presente, ahora es historia; y esa misma historia fue escrita con ideas de futuro, ideas que no eran y algunas no fueron. Nos valemos de la memoria para comprender el “presente indefinido”. Esto que soy y que eres, no es, pero si será.

 Recordar no reproduce, sino reconstruye. Así mismo, recordar constituye un ejercicio de creatividad; valernos de nuestra memoria y la memoria colectiva significa interpretar lo que pretendemos ser.

 Si la juventud sigue volteando al pasado, seguirá viviendo el sueño de otros, se continuará coartando su libertad. Ese es el costo de las enseñanzas y, aunque no seamos totalmente culpables, se ajusta al decir que somos nosotros los que lo animamos e incitamos a seguir.

“La frase es toda la ambición, toda la gloria, toda la ciencia de ustedes. Generación de frases, y nada más que frases” Juan Bautista Alberdi

 La realidad para todos es mucho más compleja de lo que alcanzamos o queremos percibir; del ojo nace la vista, pero del alma nace el motivo. La vida es más cruel conforme pasa el tiempo, tiempo relativo y necio. De nosotros depende convertirnos en un fiel reflejo de nuestro padre y formar una memoria insoportable de esto que casi somos.

 Es preciso volver al primer punto condenando –como hemos sido condenados- a aquellos que hieren nuestros ideales. Dijeron bien, “la gente buena no se tatúa”, no se tatúa con tinta negra, sino con sangre.

Originally posted 2014-07-02 23:51:13. Republished by Blog Post Promoter

El mundo de Mr. Girl

La imaginación está hecha de convenciones de la memoria. Si yo no tuviera memoria no podría imaginar.”

Jorge Luis Borges

Si pudiéramos traducir en imágenes el proceso de sinápsis entre las neuronas de una persona, quizá entenderíamos cómo surgen las ideas que lo motivan, lo definen como ente estático que existe, donde convergen el mismo tiempo y el espacio de aquellos con un desarrollo cognitivo afín. Si pudiéramos traducir la complejidad de la mente en una secuencia de video entre varias personas con un pasado en común, veríamos elementos similares en la escenografía, el soundtrack e incluso los personajes. Puede ser que aquellas personas hayan crecido en diferentes escenarios, pero con un mismo contexto. ¿Son acaso estas ideas, imágenes, videos, los que crean amistades, agrupaciones, proyectos exitosos?

mr girl

.

Mr. Girl

.

 Para Mr. Girl, la creatividad es un factor importante; traducir aquel proceso mental en una historia de enajenación en la creación de su propia música, habla de su trabajo imaginativo: fluye.

mr girl

Igual de creativos son los personajes que habitan el mundo de esta banda, Ramis, tecladista y con la segunda voz, nos explica ¿por qué se llaman Mr. Girl?

¨Mr. Girl es una chica de 16 años que nació con un bigote muy refinado… es abandonada por sus padres (que la consideran un monstruo) a la entrada del bosque y adoptada por Dr. Gradus, que la cría como su hija y además la entrena como ayudante en su fábrica, la Dr. Gradus’s Brain Farm.

Dr. Gradus es un hombre ermitaño que se crío en un manicomio, tiene una visión lunática sobre la vida. En la Dr. Gradus´s Brain Farm se dedica a fabricar todas las cosas que los locos de su infancia le contaron que existían. Solía guardar sus memorias: películas viejas, LP’s, invenciones curiosas, libros, etc. a través de las cuales Mr. Girl “onoce a la humanidad, pero es un conocimiento sesgado y tergiversado por la fantasía y la ficción. Así es como decide acercarse a la humanidad a través de su música y construye su propia banda en la fábrica de su padre para que lleven su mensaje al mundo… Y pues, somos nosotros.¨

 En un principio, jamás creyeron el giro que tomaría la banda. Esta historia comenzó con música, notas en una partitura sin músicos que lo toquen.

“Aunque luego la banda se formó tan chido que empezamos a componer cosas nuevas y a pensar en Mr. Girl…para consolidarnos como un proyecto original”

 Con año y medio consolidados Rafa, Ramis, Pale, Sebas y Beto son los actuales integrantes de la banda en la voz, teclado, guitarra, bajo y batería respectivamente. Han tocado en club 88, Faith & Wiskey, Wild Iron Horso, el Tantra Fest y compartido escenario con Descartes a Kany y Bengala.

Actualmente están dando a conocer su primer EP:

El hilo conductor es más bien el tema de la libertad… tanto libertad de ser diferente (Buenas Costumbres, Ermitamental, The Real People), como libertad de tu pasado (Its ´There) y libertad de alguien más (Demons at Bay es una especie de exorcismo). Chécalo aquí

Fotografía a cargo de MelvinDeJesus

Originally posted 2014-05-16 00:15:02. Republished by Blog Post Promoter

El simulacro de Borges

Quizá, gran parte de lo que somos, es lo que atina a un sí y a un no ¿Quién soy, quién eres?, ¿quién es quién y por qué es alguien? En comparación con la desmedida ventura del no fue, lo que sí fue, conforma una de las mínimas partes del universo de ser.

 La memoria tiene mil y un formas para manifestarse hoy, procurándose un asiento en el mañana. Recordamos para llorar, para reír y para arrepentirnos; recordamos para enamorarnos, para ser y, paradójicamente, para olvidar; pero, sobre todas las bondades y perversidades de una invocación, la más sublime es recordar para escribir.

Hemos escrito para morir.

 Llegamos a soñar con personas que fuimos y que aún somos. Intentamos interpretar cada uno de sus lenguajes al exponerlo ante alguien más. “Soñé esto y aquello…”. Nadie lo comprende, incluso uno mismo se queda perplejo. Los escritores hablan cientos de lenguas porque escriben su vanidosa quimera para que todos la entiendan. Son ellos dueños de la sortija.

 La literatura está plagada de recuerdos que arrastran traiciones y oráculos siniestramente descritos…o hablados. Así es. Para pocos, hablar es simular un texto en el aire.

“La memoria del hombre no es una suma; es un desorden de posibilidades indefinidas. San Agustín, si no me engaño, habla de los palacios y cavernas de la memoria. La segunda metáfora es la más justa. En esas cavernas entré.”
La memoria de Shakespeare

 Serán limitados; sin embargo, más de un autor tiene la capacidad o la gracia de hablar como se escribe, y de escribir como se piensa, y de pensar como se vive, y de vivir como se sueña, y al final, soñar como se esperaría morir: recordando, siempre con una sonrisa, que en la oscuridad se leen los cuerpos, y en el día, los libros.

Jorge Luis Borges descubrió de la noche que el verdadero paraíso se encontraba en su cabeza. Era para nosotros, aquel erudito, una biblioteca entera.

Ilustración: La Biblioteca de Babel
Ilustración: La Biblioteca de Babel

 Borges, al quedarse ciego, tan sólo deja de ver el color de afuera para ver como sopla el viento que está dentro. Su homenaje está en simular ese viento al hablar.

Jorge Luis Borges
Jorge Luis Borges

 Le leían y también él dictaba. Este hombre de letras hablaba sobre verdades etéreas con la suficiente humildad para proponer términos francos e insondables, propios. Su sabiduría era tan humana, que se atrevió a elogiar lo que muchos consideramos un infortunio y un castigo. Veía la ceguera en su experiencia, como una ironía; y las ironías, son sarcasmos elevados y directos.

 Aquel fenómeno le duró lo suficiente para aprenderse de memoria lo que alguna vez miró; duró lo suficiente para encontrar una humanidad totalmente diferente. El autor se descubrió a sí mismo y en sí mismo más enamorado del mundo.

 En el artista, se lee la maravillosa y compleja idea de encontrar  personajes distintos. En cualquiera de sus mundos y sus enciclopedias, se inventó su propio espejo negro rasgado de rojo y algún otro color que no alcanzamos a distinguir.

 Si no es él, es otro, pero es él.

Jorge Luis Borges escribió cientos de simulacros; nos está soñando.

“El propósito que lo guiaba no era imposible, aunque sí sobrenatural. Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad.” Las ruinas circulares

Ilustración: Las ruinas circulares
Ilustración: Las ruinas circulares