Silverio en el Atlántico

 

El reloj marca la hora: pasa de la 1 AM y la noche sigue fresca. Dentro del Club Atlántico, las personas esperan el momento en que Su Majestad Imperial Silverio suba al escenario. Las luces parecen listas, el equipo de audio es revisado una y otra vez: cables se conectan, otros se quitan. Las manos del personal técnico apuntan con su pulgar hacia arriba mientras los invitados (algunos con disfraz improvisado) comienzan a perder la paciencia. La cita era a las 10 PM, dando tiempo suficiente para ingerir alguna bebida espirituosa que dé alivio a decenas de gargantas secas. La música que se toca para amenizar la espera produce emociones en no pocos de los presentes: casi todos bailan, la mayoría grita y lanza las primeras mentadas de madre contra Su Majestad. El ambiente festivo se presta para emitir la opinión de los asistentes.

silverio 1

¿Quién es Silverio? ¿Por qué hay tantas personas que le esperan dentro del Club Atlántico? Este personaje (nacido en Chilpancingo, Guerrero) tiene ya cierta fama: sus espectáculos en vivo son una fiesta cercana al bacanal donde las bebidas fluyen y fluyen tratando de apaciguar el calor tan intenso emanado de los cuerpos pegados de los asistentes; su música (con tintes de highenergy ) llena de gritos y gemidos provoca al público que desea verlo, ya no escucharlo sino eso: verlo. Esto porque sus presentaciones son todo un show bien preparado, donde pareciera que la anarquía se hace presente: las personas hacen gala de su mejor lenguaje soez y arrojan diversos objetos, como vasos y botellas, a Su Majestad Imperial (con mentadas de madre de por medio). Pero todo esto parece no más que complacer a la estrella de la noche: Silverio se divierte y responde con mejores palabras llenas de insolencia y vulgaridad que provocan e, incluso, emocionan al público que pide más y más.

Silverio 3

Llegado el momento, aparece Silverio: traje azul de satín y corte a la Rick James son lo que define al dj de Guerrero. Comienza a pinchar discos y muestra lo más aceptado de su catálogo musical. Rola tras rola, los asistentes no dejan de bailar y lanzar mentadas. A pesar de una repentina falla en el audio, el show continuó hasta que no se pudo más. La mezcla de espectáculo insolente, lenguaje vulgar y música con aire ochentero no parecen decepcionar a nadie. El show de este dj lleno de teatralidad, música y una aparente falta de autoridad con la interacción de su público parecen ser el atractivo principal. A pesar del incidente en Oaxaca a principios de año, donde las autoridades locales lo arrestaron, Silverio ha salido adelante llevando sus presentaciones a otros lugares de la república. Mientras las personas no paren de bailar, habrá Silverio para rato.

Originally posted 2013-11-03 15:39:04. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com