131123_230142

El pasado sábado se llevó a cabo el primero de los dos conciertos que Los Fabulosos Cadillacs dieron en el D.F. en el marco de su gira llamada El Ritmo de la Luz.

Después de ocho meses de no tocar en la capital del país y casi cuatro años de no tener un show propio (su última presentación fue en el Vive Latino), la banda argentina volvió a deleitar al público chilango, el lugar elegido fue una vez más el Foro Sol.

Con las localidades prácticamente agotadas y lo que parecía sería una noche lluviosa, a las 9:40 de la noche las luces del Foro Sol se apagaron y Los Fabulosos Cadillacs subieron al escenario.

El tema con el que arrancaron fue Yo no me sentaría en tu mesa -incluido su segundo álbum (1987) y que se ha convertido en un tema clásico de la banda-. El público así lo reafirmó: al escuchar las primeras notas de este tema comenzaron a cantar el coro.

Si bien el setlist de la banda en su mayoría se basó en los mismos temas que han estado tocando desde su regreso en 2008 (tras su separación en 2002), para esta noche la banda preparó algunas sorpresas.

La primera sorpresa de la noche llegó con la tercera canción del recital, El muerto , un tema que no tocaban en vivo desde hace aproximadamente 14 años.

El primer invitado de la noche, Big Papu de Los Kahunas, subió al escenario al llegar el sexto tema, prácticamente subió como un músico más de la banda pues tocó ocho temas con el grupo.

Este concierto también contó con un par de cantantes invitados, algo no muy común en Los Cadillacs. El primero fue Roco de La Maldita Vecindad que subió durante Calaveras y diablitos, seguido de esta canción sonó Vasos vacios la cual también tuvo a un cantante invitado, Rubén de Café Tacuba.

lfc 2

Ademas de los éxitos de siempre, también tocaron temas no tan conocidos, como “Il pajarito”, “Sábato” y “Piazzola”, temas que forman parte de la época más oscura y experimental de la banda y que fueron dedicados a Ernesto Sábato y Astor Piazzolla, respectivamente. Durante estos temas, en las pantallas del escenario, se pudieron observar ilustraciones del Dr. Alderete, quien se encontraba sobre el escenario y fue presentado por el bajista de la banda.

También fue importante la presencia de Florian Fernbadez Capello (guitarra) y Astor Boy (bateria), hijos de Vicentico (voz) y Sr. Flavio (bajo) respectivamente, para interpretar los covers de Let’s Lynch the lanlord de los Dead Kennedys y Guns of brixton de The Clash.

Finalmente, después de 25 temas el concierto llego a su fin con el mismo tema con el que inició.

Así fue como se llevó a cabo el primero de los dos conciertos de Los Fabulosos Cadillacs -considerada por algunos como la banda argentina más importante del planeta- que si bien está a poco más de un año de cumplir su 30 aniversario y ya no es aquella banda brutal de los 90’s, aún tiene esa capacidad de sorprender a quien los escuche.

lfc

Recommended Posts