El épico debut de Gary Clark Jr

Por Daniel García

@danielEnEstereo

Sin duda, el álbum debut de cualquier banda o artista es un momento definitorio. Ese primer material servirá -en la mayoría de los casos- como carta de presentación, como un manifiesto sonoro que -idealmente- dejará en claro el discurso artístico que se irá persiguiendo en adelante. A veces este inicio es discreto, quizá mesurado; pero en el caso de Gary Clark Jr., el álbum Blak and Blu -su primera producción de larga duración- es un comienzo extraordinario.

Gary es originario de Austin, Texas, lugar que ha visto crecer a otras leyendas de las seis cuerdas y con sólo 28 años de edad, ya cuenta con un lenguaje musical propio, como si los intervalos y sus frases melódicas fueran una extensión de su voz natural.

El sonido de las canciones contenidas en Blak and Blu se puede rastrear con facilidad hasta el origen. Casi se pueden escuchar los cantos marginales y los gemidos desgarradores de los esclavos viajando en algún tren, en una embarcación corroída. Se perciben la voces trabajando en el campo de algodón, la atmósfera pantanosa y a lo lejos resonando una guitarra con la encordadura incompleta.

Pero lo más interesante es que Gary no se queda varado en este pasado, sino que hace el viaje completo hasta llegar a nuestros días. En este disco está bien presente la influencia del hip hop contemporáneo, el R&B moderno, la nostalgia por la guitarra de Hendrix, la oscuridad y la fuerza de Stevie Ray Vaughan, la sutileza de Marvin Gaye, el ingenio y la libertad de Chuck Berry, el recuerdo en lo-fi de Robert Johnson…

A lo largo de catorce tracks -mas dos bonus tracks en la versión deluxe– Gary llena el espectro estéreo con guitarras escandalosas llenas de overdive, distorsiones análogas que rugen, riffs pesados y directos; los solos de guitarra son expresivos, apabullantes, completamente emocionales. Las baterías en cuatro cuartos golpean directo y sin aviso, son crudas y muy simples. Ocasionalmente se escucha una sección de metales llena de soul y voces sumergidas en slap delay. Muchos de los temas tienen bien marcadas las regiones tónica, subdominante y dominante del blues tradicional, pero se mueven libremente hacia cualquier género imaginable.

Blak and Blu es un disco denso -en el mejor sentido de la expresión-, perfectamente logrado, orgánico, nostálgico, emotivo, en resumen: ¡les va a volar la cabeza! Y probablemente lo más destacado en este disco es el hecho de que va en contra de la mayoría de la música que suena últimamente. Es una declaratoria abierta y una afrenta directa a la música plástica/prefabricada, ¿cuántos discos actualmente tienen canciones de más de nueve minutos de duración?

Este disco es épico y encamina a Clark hacia la categoría de leyenda. Como él mismo dice:

“I don’t believe in competition, ain’t nobody else like me around. I don’t need your imposition, It ain’t that hard to figure it out…”.

Blak and Blu se compra aquí. Más de Gary Clark Jr. en su sitio oficial, Twitter, YouTube y Facebook.

Originally posted 2012-10-30 20:00:12. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com