Los nevrosés de Arthur Schnitzler

enero 3, 2014

Por:

Literatura, Reseñas

No hay comentarios

Tras el lento declive político que concluiría hacia finales del siglo XIX y que señala el ocaso de la época liberal y el inicio de una nueva crisis, aparece Arthur Schnitzler quien, junto con Freud, pertenecía a esa burguesía que tras asumir el poder sería el alma de la vida vienesa. La ascensión de esta burguesía vienesa comienza después del Congreso de Viena, pues la aristocracia había quedado endeudada con los banqueros, en su mayoría extranjeros.

 El prestigio y el poder siempre se han encontrado del lado del dinero, y la burguesía, principalmente constituida por banqueros industriales y comerciantes mayoristas, ganaba cada vez mayor poder no sólo en la esfera económica, sino también en la social. El advenimiento de la burguesía va de la mano con el declive de la aristocracia. Mientras ésta última se empobrecía e iba perdiendo a su vez el poder, la burguesía, por el contrario, ascendía y se enriquecía. El propio emperador Franz Joseph colaboró con el poder creciente de la burguesía. “… para ganarse a esos poderosos personajes, les distribuyó cierto número de títulos de barón”.

 Así, en medio de cambios y declives políticos, aparece en la escena literaria el mejor representante del monólogo interior en la literatura en lengua alemana.

 La Viena de Schnitzler, era la Viena ávida de cultura; la Viena de Hermann Bahr, el cual atribuía los nuevos impulsos que animaban a la cultura francesa de la época a sus amigos vieneses que frecuentaba en el famoso Café Griensteidl, tenía el propósito de “superar el naturalismo”. Obras de autores como Mallarmé, Gide, Baudelaire, Claudel, Maeterlinck, entre otros, fueron traducidas y difundidas en las páginas de la Wiener Rundschau, convirtiéndose rápidamente en patrimonio de la cultura vienesa de aquel entonces. De igual manera que en Paris se hicieran famosos los salones que resguardaban a los prominentes jóvenes poetas de la época y que suponían su punto de encuentro, la llamada Jung Wien (Joven Viena), que contaba entre sus filas a escritores como Karl Kraus, Felix Salten, Hugo von Hoffmansthal y el propio Schnitzler, respondía al estímulo literario de esta época de declive.

 El arte de Schnitzler  se desarrolla por medio de dos líneas paralelas correspondientes entre sí; por un lado, vemos elementos de índole psico-sociológico y, por el otro, principios técnico-formales; la unión y equilibrio de ambos explica la medida de modernidad del autor.

 La influencia de la decadénce francesa en la obra de Arthur Schnitzler se puede observar en tres de sus obras más importantes, que escribiría no de manera simultánea, pero que a mi parecer contienen los mayores elementos y características de dicho estilo. Estas obras son El Teniente Gustl, escrita en 1900,  Fräulein Else en 1924 y Traumnovelle de 1925.

 El estilo de decadencia que muestran estas tres obras de Schnitzler abarca distintos temas que van desde la figura del dandy, con sus extravagancias y excentricismos, hasta el de la doble moral en la sociedad imperante de aquella época, cuya burguesía desplazaba a la monarquía decadente y hacía de ésta un recuerdo nostálgico de glorias pasadas.

 Los temas imperantes son el de la realidad en el relato en contraposición con la apariencia. Los personajes muestran dos caras, una que pertenece a su real estado de cosas y otra en la que aparentan algo totalmente distinto, mostrando así la hipocresía  de aquella sociedad que intenta rescatar valores que no tiene y que a su vez juzga. Si bien en el Traumnouvelle la diégesis transcurre entre ensoñaciones, en las otras 2 obras el sueño juega un papel importante, donde los personajes dejan ver su verdadera personalidad, sus miedos y manías, así como sus intenciones y verdaderos valores. Es dentro del sueño donde se hacen notar los proyectos a veces inverosímiles, exagerados y fuera de la realidad de estos personajes. El decir y hacer contra el pensar hacer son una constante en sus discursos.

  Así pues, nos encontraremos con tres nevrosés más, la señorita Else y su aristocracia venida a menos, el falso orgullo de un teniente que ve amenazado su honor y el interior de la familia burguesa de comienzos de siglo XX.

Chulavista

Somos una plataforma multimedia que vincula proyectos productivos y participación ciudadana en la solución de problemas públicos. Arte y Cultura para cambiar nuestro entorno.