La peor señora del mundo

mayo 29, 2014

Por:

Ilustración, Literatura, Vista

No hay comentarios

La virtud de los libros infantiles no la encontramos en la lectura de 5 minutos, lo “bonito” de las ilustraciones, o lo chistoso que nos parece. La verdadera gracia de la literatura infantil está en la enseñanza, la habilidad del autor para mostrar algo básico y hacer que perdure en la mente del pequeño lector y, lo más importante, crear el hábito de la lectura. Una vez que el niño toma el libro, no sólo disfruta la lectura, sino que aprende a pensar forjando un criterio que le servirá de base para el futuro.

La casa huele amargo, nada se encuentra en su lugar; la estufa está en el baño, la

La peor señora del mundo

La peor señora del mundo

 mesa en la sala y el retrete en el jardín. Pareciera que los habitantes son las moscas. Quizá me haya confundido con la distribución de las cosas, es que hay mucho humo, tanto que parece neblina. En una de las esquinas se encuentra ella o, ¿es él? Empiezo a ver desde sus pies. Zapatos negros y grandes, piernas peludas, el vestido le llega a las rodillas; sus manos son gordas y sus uñas están en punta, parecen cuchillos; los brazos, peludos; trae un zorro muerto en el cuello (creo que eso es lo que huele tan amargo); su sonrisa es horrible, ni parece sonrisa; trae un cigarro lleno de ceniza que cae sobre su regazo; sus ojos son enormes y despintados, parece que los trae inyectados, saca el humo por la nariz; y se ríe, se ríe tan fuerte que retumba hasta en el cielo…

 Si me preguntan cómo me imagino a La peor señora del mundo, algo así sería. Creo que es la imagen que la mayoría tiene. Un olor desagradable, uñas largas, cara espantosa y altura de gigante. Francisco Hinojosa, poeta y narrador infantil, se la imagino parecida, pero no igual.

 La peor señora del mundo era muy buena siendo mala, la peor. Era tan mala, que a sus 5 hijos (padre desconocido) “les pegaba cuando sacaban malas calificaciones en la escuela y también cuando sacaban dieces”. Un día, los habitantes de Turambul se cansaron de tenerle miedo, de su maldad, golpes y todo lo que provenía de ellas. Decidieron huir y dejarla sola sin alguien a quien golpear.

Francisco Hinojosa

Francisco Hinojosa

 Hinojosa, el autor de este cuento, es uno de los más reconocidos autores infantiles de habla hispana. Su trabajo se extiende desde la narrativa hasta el teatro, pasando por el periodismo y la divulgación cultural. Participó con la colección “Libros del rincón” para la SEP, así como “A la orilla del viento” del Fondo de Cultura Económica.

  Las ilustraciones corrieron a cargo del caricaturista mexicano Rafael Barajas, mejor conocido como “El Fisgón”. Personaje importante que ha colaborado en uno de los periódicos más importantes, “La Jornada”, y en la revista “El Chamuco”. Lo destacado de este caricaturista reside en el activismo político y en la participación para ampliar las libertades de expresión.

 La peor señora del mundo se adaptó a teatro y fue  puesta en escena en años anteriores. No solo es uno de los cuentos más leídos en México. El tema es orgánico y muy importante para los niños. A través de la lectura, se espera que el niño aprenda a solucionar conflictos dejando de lado la violencia.

 Dentro de los otros trabajos de Barajas como cuentista, cabe destacar El sol, la luna y las estrellas, La fórmula del Dr. Funes, Cuando los ratones se daban la gran vida, entre otros.