La lucha feminista actual: Género o perspectiva de género

septiembre 22, 2014

Por:

Arte, Críticas, Medios, Moda, Reseñas, Tacto, Vista

No hay comentarios


Alejandra Kollontai, retrata cómo la mujer ha pasado de ser el centro de sumisión y subordinación al objeto de sus ideales mismos, sueños que se transforman para cobrar vida y tener pertenencia en las diversas luchas sociales en las que ha sido la protagonista.

mujer

Crédito:Tumblr

 Desde el momento en que Europa Occidental –especialmente en el siglo XIX–  se discriminaba todo el conjunto de capacidades con el que contaba y además, se negaba el hecho de que una mujer pudiera ingresar al mercado laboral por el simple hecho de su género; el combate por mejores condiciones de vida se hizo presente. Una lucha indiscriminada de índole sexista le persiguió por mucho tiempo y aún lo hace en estos tiempos, donde la libertad se pregona a diestra y siniestra.Yo pregunto, ¿Cuál libertad? De seguro es esa, que solamente se usa como recurso mediático para calmar el problema.

gif

Crédito:Tumblr

 De su lucha al fortalecimiento de un conjunto de ideales, la mujer ha logrado la emancipación que le costó su silencio por muchos años, cuestión que la alejo de su pertenencia hacia ella misma, dejando de lado lo que realmente le pertenecía: Su potencialidad ante la vida.

 Al desplazarse la actividad primaria – la agricultura–, el sector industrial requirió mayor mano de obra y es ahí cuando por primera vez, la mujer empieza a participar en el contexto laboral, fenómeno conocido como la feminización de la mano de obra. Este proceso, se sitúa en la  2da. Revolución industrial; donde la automatización laboral cobra importancia para el desarrollo social.

tumblr_mn7ry49ksh1spi4duo1_500

Crédito:Tumblr

 Desde entonces, la mujer ya no sólo se preocupaba por defender su puesto de trabajo, por demandar mejores oportunidades laborales, ahora también emprende una exigencia hacia su libertad de oponerse a mandatos socioculturales, que aniquilan su desarrollo de capacidades.

 De las primeras damas que le da sentido a dicha conflagración, destaca Simone de Beauvoir – mujer envuelta de sentido crítico y reflexivo– que muestra cómo la fémina debe liberarse de sus propias cadenas en primera instancia, y luego de la fuerza opresora social. Su fuerza para transmitir ideas y para hacer de lo imposible lo posible, la hace ser una de las grandes exponentes del feminismo. En una frase realmente cruda, pero cargada de una inherencia por sus letras, dice lo siguiente:

“Mediante el trabajo ha sido como la mujer ha podido franquear la distancia que la separa del hombre. El trabajo es lo único que puede garantizarle una libertad completa”

 En esta época, se ha visto como la mujer ha destacado por su desempeño laboral y como poco a poco, trata de vincular de mejor forma sus capacidades con su desenvolvimiento social. Pero ahora, la lucha se tornó desde otra perspectiva: La libertad ante su sexualidad.

ub7ovv8w2b8zk6eit9ic

Crédito:Círculo feminista en línea

 La sexualidad, constituye el eje prevaleciente para que la mujer contemporánea haga saber, que su cuerpo es vida, es arte, es sincronía y muestra de su reconocimiento hacia sí misma. Bien es cierto, que es sumamente importante que se libere, que se encuentre, que se apapache… que se mime. Pero, algo se ha olvidado: en ese afán por buscar su libertad sexual, se dejó de lado la lucha intelectual que tanto pelearon las primeras defensoras del movimiento feminista. Su fundamento era mucho más fuerte, aniquilar la sumisión y la imposición clasista que imperaba en torno a su condición biológica.Esto se plasma en un pensamiento de Alejandra Kollontai:

“Seguir mi camino, trabajar , luchar, crear a lado con los hombres y aspirar a un objetivo universal humano, construyendo al mismo tiempo mi vida personal e íntima como mujer, según mi propia voluntad y las leyes innatas de mi naturaleza, tales son los postulados que han condicionado mi ideario.”

 ¿En dónde quedó esa lucha que suponía un espíritu reflexivo? ¿Un sentido crítico hacia su función social? El eje no se encuentra solamente en dar a entender: Soy mujer, y el lineamiento para pelear es solamente mi condición biológica. Es una parte, es cierto,  pero no se encausa toda la lucha en ese aspecto. Sin duda, la lucha intelectual ha perdido el sentido motriz que mantenía al principio, es decir, se ha perdido ese espíritu por destacar más allá de su sentido sexual; se ha desvirtuado entonces el movimiento femenista.

mujeresstencil

Crédito:Foro en femenino

 El femenismo en un principio, marcaba como cuestión inherente la perspectiva de género, ésta hace hincapié a las capacidades de superación de la mujer sin necesidad de excluir a su sexo opuesto. Ahora, se confunde la perspectiva de género con el concepto de género, y actualmente la manifestación del movimiento, radica en tomar como bandera el concepto de “género” –género se establece solamente como la diferencia biológica entere hombre y mujer–, mientras que la perspectiva de género abarca una cuestión más amplia de análisis, envuelve el fundamento existencial de la mujer a través de todas sus capacidades para mejorar su calidad de vida.

Alma Torres

El viaje es entre letras y utopías. Estudiante de Economía del IPN. Hagamos de la escritura, la revolución del amor mismo.