La irónica caída de la Reina del Rosa Venus

octubre 27, 2014

Por:

Arte, Extras, teatro, Vista

No hay comentarios

Un desafortunado día comenzó el martirio para Malena, de repente su mundo color rosa colapsaba de elemento en elemento, con la rapidez de tres días: primero, su mantenido esposo la deja, llevándose todos los muebles y hasta el coche que no es de él; Después, es despedida de su empleo como vendedora estrella de una marca de jaboncitos para moteles. Para colmo se ha quedado sin casa -gracias a su ahora ex marido- y casi cerrando el marco de las desgracias, su madre ha fallecido calcinada en su departamento. El ritmo de vida al que estaba acostumbrada ha girado completamente en cuestión de nada, y esa misma nada es lo que queda, además de su feminidad.

BvwVvbuIEAEUiGe

 Abundántia Teatro presenta junto con (y en) el Teatro La Capilla, Malena o la femeneidad, original de Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio (LEGOM) y dirigida por Sixto Castro Santillán. Esta comedia llega al espacio de los viernes en la cartelera del inmueble. Poniendo sobre la mesa una historia acerca de una mujer clasemediera de 30 años cuya vida se ha derrumbado y deberá poner en marcha de nuevo antes que el derrumbe se la lleve a ella también.

 A través de la mirada de LEGOM se perciben los aspectos de una sociedad cuya cómica existencia es más bien trágica en su esencia. Así se conduce la vida de Malena, enfrentada a la cruel realidad que queda tras finalizar el sueño dónde se concibe como un ser amado y amigable, pero que en realidad, es repudiado por todos hasta el punto de desear nunca verla jamás. Esta  mujer abatida trata de encontrar refugio en Dios y hasta él le da la espalda, mientras la deja hundirse en cuanta desgracia se aproxima.

 Dando certeros y concisos señalamientos críticos a la hipocresía, las posturas religiosas y los roles sociales, el autor parte de los infortunios a los que someterá a su personaje principal, conectándola a otros perdedores, para hablar de la importancia de resurgir ante el fracaso. Hilando cada cuadro con una comedia llena de sátira y sarcasmo que se burla de quienes culpan a la vida de los errores que ellos mismos provocaron y critica a quienes dejan en concepto a la palabra tolerancia para hacer una danza de karma, ironía y crueldad.

 ¿Por que la vida está siendo cruel con Malena?, le ha quitado ya casi todo menos su propio ser. Aunque no pueda reconocerse de cara a su reflejo, ella es tanto una mujer voluble, vulgar y agresiva, como una patética y frágil persona que no hace más que conformarse con lo que pasa a su alrededor esperando vivir bien. ¿Cuántas de las caretas que ha usado Malena, para lograr alzarse como una reina de las ventas, las hemos pretendido usar nosotros mismos, sin saber (cómo ella) que en realidad no engañamos absolutamente a nadie?

 LEGOM no pretende llevar a los extremos a sus personajes para generar que la audiencia se suelte a llorar por la pobre alma que está sufriendo de la falta de humanidad de los demás, más bien aprovecha la llegada al límite para dejar la puerta abierta a la reflexión, a que cada quien tome nota de sus propios momentos en los que se identifica con la trama. Ahí es donde brilla la exquisita inteligencia de este dramaturgo al lograr una conexión sin frivolidades o poses, sino todo lo contrario, cercana.

BviPsKXIYAEg3Fj

 Sixto Castro Santillán explota los momentos de comedia, acercando a la farsa cuanto dramatismo existe, haciendo del todo un nudo de risas inevitables. La dirección de Castro es pues directa, franca y desenfadada, encerrando en una coreografía que denota control total (de cada acción, plano y movimiento) el desorden propio que refleja la vida del personaje. Con elementos breves de apoyo como una mesa o un telón, logra construir compasión junto con desprecio unidos ante la historia, existiendo en medio de la hilarante euforia que provoca ver caer a alguien, porque llamémoslo morbo o análisis antes de apoyar: nadie se resiste a mirar la decadencia del otro. Entonces el propio director nos transmite la sensación de que si ya vamos a ver al individuo en apuros, al menos hagamos sus penurias disfrutables.

 Yannin Heredia brilla encarnando a la diva jabonera, imprimiendo en su actuación la fuerza necesaria para dejar la gracia, desesperación o momentos de absoluta cordura que necesita su rol, entregándose de lleno a la difícil tarea de transmitir  ese rehilete de emociones siendo al final entrañable. Cecilia Zolev, Oscar Serrano Cotán Y Alan Uribe Villaruel completan el cuadro de actores, desdoblándose en varios personajes con una capacidad admirable y un talento innegable. En un tiempo récord cada uno va de papel en papel, -de ida, vuelta y de regreso- manejando perfectamente los cambios de voz, postura, presencia y sentido, tornando en memorables a cada cual.

 Malena sacará fuerza de su condición como mujer para posicionarse de nueva cuenta a la cima, sin importar las anotaciones de los demás hacia su persona, pero en un mundo dónde las opiniones e influencias del resto construyen el camino de cada uno ¿Logrará a cabo su cometido? La respuesta reside al presenciar esta deliciosa comedia, de la cual uno no sale sin  un buen sabor de boca, a buen mezcal de cortesía específicamente, porque como diría la “Reina del Rosa Venus”: “Yo solo sé que a mi vida le hace falta un buen chupe”.

1291610_1535657990003547_9029027538333222186_o

Saúl Campos

Comunicólogo, apasionado del arte y la información. Adicto al teatro.