La espectacularidad del Festival de jazz internacional de Polanco : Invierno 2014

diciembre 9, 2014

Por:

Festivales, Lugares, Música, Notas, Oido, Reseñas

No hay comentarios

 

_MG_2769

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla, de LAD.

DANIEL

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla, de LAD.

En su cuarta edición, el Festival Internacional de Jazz de Polanco enmarcó la importancia del ritmo musical proveniente de New Orleans durante el 6 y 7 de Diciembre, así como dar pauta al reconocimiento del gran talento mexicano que se presentó durante estos dos días. Más de 70 artistas en el escenario –desde proyectos emergentes hasta talento internacionalmente reconocido–, controlaron el ritmo de los acordes del jazz para indagar sobre sus diferentes modalidades; sonidos básicos, contemporáneos y bailables penetraron el teatro Ángela Peralta.

 Con un clima que reconfortó el ambiente, se presenció la apertura del festival con la presentación del joven y entusiasta pianista Daniel Perri, que con manos diestras controló el espíritu del lugar; el teatro se llenó de una manera inaudita en las primeras horas, gente por aquí y por allá, deambulaba por los espacios del sitio y se entretenía en el tianguis orgánico, mientras escuchaban el ritmo magistral del piano durante los primeros momentos del 6 de Diciembre. Perri se llevó las palmas con el tema “Nubes” que estuvo en sintonía con el cielo tan resplandeciente.

 Corría el tiempo de una manera rápida y singular, cuando en el escenario se presentaba Javier Resendiz con un sonido tan magnánimo, que corrompía los límites de la exquisitez del piano, sin necesitar un acompañamiento, su interpretación de Coldplay logró llamar de mayor forma la atención de los asistentes. Los aplausos se oían cada vez más fuerte. Octavio Chavarri –locutor– , daba más sincronía al festival, al familiarizar al público con la obra de cada uno de los artistas.

 

BLANCO Y NEGRO

<br<Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla, por LAD.

El momento chusco y divertido del primer día se dio cuando aparece en escena, Calacas Jazz Band, agrupación que tiene una gran chispa que engancha al público en tres segundos. La voz magistral de la vocalista, además de los sonidos tan perfectamente matizados desde el saxofón hasta la batería, daban el ritmo tan característica de esta agrupación mexicana. Moderno y diferente, Calacas invadió el escenario de una forma muy amigable, ya que invitó a bailar a los asistentes y además, se dio una demostración de pasos de swing al estilo bebop. Corría el momento, mientras que una pareja danzaba en medio de uno de los pasillos, dando pasos efusivamente.

 Acentuada la noche, sube a escena Eduardo Piastro – profesor de la Escuela Superior de Música– y su cuarteto. Se escucha la sutileza del jazz contemporáneo de la Ciudad de México con la interpretación del gran Pat Metheny. Con toques primordiales del género, así como el espectacular sonido a la Piastro, se encargaron de engalanar el lugar de una forma extraordinaria. El reconocimiento del compositor mexicano, se sintió ante los aplausos de los escuchas. Gran exponente de la ruta citadina del jazz, que corrobora una vez más la diversidad de talento nacional.

 Posteriormente, el sonido sabroso y guapachoso del trompetista Fran Domínguez se presenta con “Smooth Jazz Project” que le da candela al momento con ese sonido latino que le faltaba al día. Trombones y diversos acompañamientos conjuntaban los sonidos que brindan la sensación de querer una y otra pieza más, para que no logre terminarse. Cierra Gerry López Quartet con su desenvolvimiento sensacional y predilecto ante una buena dosis de jazz en un primer día.

PIASTRO

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla, de LAD.

SMOOTH

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla, de LAD.

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla de LAD.

36

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla de LAD.

 7 de Diciembre, misma sintonía, clima a favor. Todo augura la entrada del proyecto Rotem Sivan Trío – lleno de juventud– , vislumbra un ritmo prendido al son de la modernidad con el complemento tan nutrido del contrabajo que daba la rima pertinente al día y la hora. Casual y antagónico, el jazz contemporáneo ha tenido que presentar diversos retos en la escena musical, ya que se enfrenta al gran legado clásico –tanto internacional como nacional–, e inunda al mundo de un nuevo matiz que vale la pena oír varias veces, para degustar del nuevo sabor del jazz. No todo es acid jazz tampoco todo tiene que sonar como Duke Ellington, todo a su sentido y prioridad, tal es el caso de esta agrupación que demuestra que la música es para conjugarla y no estigmatizarla; a lo cual, el maestro Octavio Chavarri en conferencia de prensa dijo algo muy cierto:

“No hay que saber de música, sólo sentirla”

IMG_3398

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla de LAD.

 Y se sentía el sabor del género en un Domingo apacible y familiar. Sube al escenario Rodrigo Castelán, y da cuenta de la genialidad de interpretación a partir de estilos que no necesariamente se derivan o se acompañan del jazz; un ritmo que sonaba a una tonada de bossanova, corría por todo el teatro que empezaba a darse cita en cada uno de sus rincones. De repente suena “Clocks” de Coldplay, con un sentido diferente pero que no perdía la ruta de la canción misma, resultó fenomenal que el jazz se mezclara con el britpop. A la sazón de un buen día, los tres Betos comandados por el gran Betuco Arballo tocan la armonía de una buena dosis de legado histórico del género; la habilidad por el manejo en el escenario, permite que este proyecto conforme un elemento sólido en la escena mexicana. Con la magia para poder interpretar “Tico tico” cierran su presentación en el festival de jazz de Polanco con un buen agradecimiento por parte del público.

35

Fotografias por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla por LAD.

 El director del  evento, Eddie Schwarz, da paso al reconocimiento de grandes exponentes que lamentablemente han dejado el mundo, pero que su herencia musical se queda plasmada. Tal es el caso de Chilo Morán y de Enrique Neri. Se escuchan aplausos y el festival sigue, a lo cual el gran pianista mexicano Alex Mercado da paso a que la luna enmarqué su sentido con sus melodías tan bellas y dulces que demuestran que ha sido acompañante y compositor de un sinfín de artistas de talla internacional, como es el caso de Andrea Basef. Con el tema “Simbiosis” se iba haciendo de noche y el acompañamiento de ese tema particulariza la velada. “Vals antiguo” otro tema de sumo renombre y reconocimiento- que pertenece al gran maestro Enrique Nery-, inunda todo el espacio que parece estar escuchando al propio Nery.

ALEX MERCADO

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla de LAD.

YAEL

Fotografías por Itzel Plascencia y Sergio Borbolla por LAD.

 La sensual voz de Yael Guy se manifiesta con una serie de canciones que reconoce el público, ya que canta junto con ella y se magnetiza el teatro al escuchar esa melodía de canciones que no pasan de moda e invaden todo el repertorio musical. Así corre el tiempo en el Ángela Peralta; festival que deja un buen sabor de boca en esta presentación, teniendo un alcance superior y que se estará a la expectativa de una 5ta edición que siga en aras de promover a los proyectos que apenas comienzan y que prometen grandes avances al desempeño musical de este país.

Alma Torres

El viaje es entre letras y utopías. Estudiante de Economía del IPN. Hagamos de la escritura, la revolución del amor mismo.