La crisis de las historias

 Por Abraham Bojórquez

@abrahambr

Hollywood vive tiempos de crisis. Los grandes estudios cinematográficos no han dejado de hacer dinero cada año con estrenos veraniegos de alto calibre presupuestal y calidad variable. Pero en el fondo, algo está cambiando.

La debacle que vive la industria en el sector de ventas de DVDs y el escueto e incierto ascenso en las ventas de Blu-Ray son los primeros síntomas de estos cambios. El modelo de negocio de los estudios y su esquema de precios están siendo amenazados por el internet y los  cambios en la tecnología. La audiencia, cada vez más, está consumiendo entretenimiento e información a precios más accesibles -gratis, en la mayoría de los casos- y por medio de dispositivos con conexión a internet. Pero Hollywood, hasta el momento, sigue lejos de estar muerto.

Como nunca antes se vive un frenesí de producción cinematográfica a gran escala. Remakes, secuelas, precuelas, sagas enteras. Presupuestos que rebasan los cien millones de dólares han dejado de ser excepcionales. La animación digital vive un boom sin precedentes y el 3D e IMAX se mantienen como recursos rentables. Y en el centro de esta era de bonanza están las películas de superhéroes.

Aunque existen desde mucho antes de nuestra época, durante la última década ha habido una producción sin precedentes de cintas basadas en los personajes del mundo de la novela gráfica. Ha desfilado por la cartelera buena parte del elenco principal de DC y Marvel, las dos principales casas editoriales de cómics. Ciertas entregas han sido más afortunadas que otras, pero el panorama actual revela el estado de la crisis que yace muy al fondo: la de las historias.

La tendencia es gastar mucho dinero y prestar poca atención a la construcción de un buen guión. Megacontratos que comprometen la producción de la uno, la dos, la tres y la cuatro, todas luciendo los mejores efectos visuales y sonoros que el dinero puede comprar. Pero el personaje que lanza esa granada que parece llegar tan cerca de nuestros lentes 3D es con frecuencia estereotípico, unidimensional, predecible. La trama, una simplificación de la lucha entre el bien y el mal que se reduce a un volado con final feliz. Los diálogos, vacíos y poco sorpresivos.

Las dos primeras entregas de la saga de Batman de Christopher Nolan han sido una brisa fresca para el género y sus seguidores. Sin descuidar el aspecto técnico, el director estadounidense ha filmado historias conmovedoras con personajes vivos y creíbles. Ha abordado conflictos reales y humanos como la ambigüedad moral, la hipocresía gubernamental, las contradicciones de las sociedades urbanas. Ha llevado la lucha entre el bien y el mal al interior de cada personaje. Es la lucha de seres imperfectos en un mundo imperfecto, algo con lo que podemos identificarnos fácilmente. Las versiones de Nolan de Batman pueden gustar a la audiencia o no, pero al menos no la tratan como niños.

Este respeto a los fundamentos de una buena película representa una cara de Hollywood. Otra cara está representada por producciones infladas, políticos y cabilderos trabajando para los grandes estudios e iniciativas como #ACTA. Es la fuerza que gira alrededor de la obtención de dinero pero ignora o al menos subestima los cambios en su mercado. Si las tendencias se mantienen, más temprano que tarde llegará el tiempo en que los consumidores no serán capaces de pagar lo que cuesta actualmente un boleto de cine o no estarán dispuestos a hacerlo. Esto seguramente no desaparecerá los cines, pero sí reducirá drásticamente los presupuestos y el volumen de las producciones, y los grandes desearán haber aprovechado mejor la época de vacas gordas y despilfarro que vivimos.

Nolan ha comprobado que se puede ser visualmente espectacular y comercialmente redituable sin dejar de sustentarlo todo en una buena historia -un modelo valioso para el futuro de la industria, que tendrá que replicarlo para competir con las producciones independientes y la fuerza del internet detrás de ellas.

 

Originally posted 2012-07-23 15:00:10. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com