Isol: literatura infantil

mayo 19, 2014

Por:

Arte, Literatura, Vista

No hay comentarios

Niño podía sentir el viento que emitían las carcajadas de Niña, eran tan fuertes que hasta lo despeinaban. Se divertía como tantas veces lo había hecho…sentado en el sillón, viendo el televisor con Niña dentro de este…

Todos hemos escuchado que los niños son como esponjas, lo absorben todo. Aprenden lo que ven e inmediatamente lo imitan. Para mi suerte y la de algunos otros, yo me absorbí el aire y la lluvia junto con el pasto y la tierra; la bicicleta, los patines y un patín del diablo; canicas, trompos y yoyos; pelotas, pelotitas, balones y peras; todo esto y mucho más bajo el costo de tenis rotos sumados a la fortuna de ver mis rodillas con unas cuantas, bastantes, cicatrices. También, para la suerte de algunos, se pueden absorber las palabras suficientes para describir la vida un poquito más claro que los demás.

Marisol Misenta = Isol

Marisol Misenta = Isol

 La literatura infantil debe cumplir dos funciones básicas. La primera es que debe de contener una historia trascendente, con enseñanza que no sea muy moralista; en la segunda interviene el diseño, donde el libro debe contener unas ilustraciones adecuadas para la historia. El niño se enfrenta a dos lecturas diferentes: la interpreta con dibujos y al mismo tiempo se va promoviendo y motivando la lectura.

 Leer un libro o ver un programa televisivo de “Cómo andar en bicicleta” no te enseña realmente a hacerlo; sin embargo, la ventaja del libro es clara y dominante: en la imaginación, eres tú el que monta la bici descrita. En la televisión, si bien facilita las cosas, es alguien más el que va montando el juguete que nadie describió. El librito, a diferencia del programa, te inspira a hacerlo.

 La escritora, ilustradora, poeta y cantante Isol, a través de su literatura y sus diseños, les muestra a  los niños la importancia de ser  eso: niños. Desde 1997, año de su primera publicación, ha destacado en el campo de la literatura infantil. Su trabajo ha sido publicado en México, España, E.U.A., Francia, Canadá, etcétera.

 Durante su carrera, ha sido galardonada con una cantidad considerable de premios y reconocimientos. Principalmente, fue finalista dos años consecutivos para el Hans Christian Andersen Award (algo así como el Nobel de Literatura, pero en infantil).

La literatura infantil no solo interviene en la educación cultural de un niño, sino que agiliza el proceso creativo que participará como activo fundamental en el futuro.

 Isol escribe e ilustra sus historias, siempre con la intensión de ser irónicas, llamativas y, sobretodo que contengan alguna enseñanza real y productiva.

Intercambio cultural

Intercambio cultural

 Julito, protagonista de Intercambio cultural, descubre la manera de vivir otra vida completamente diferente a la suya. Del sillón pasa al lomo de un elefante y a la cabeza de una jirafa. La T.V. se queda corta comparada con África. Así es y será siempre. La televisión muestra un perfil plano.

 La propuesta de la autora es que, en unas cuantas hojas, se mire la historia de todos los días: los niños ya no juegan porque ya no saben imaginar. La globalización y los avances tecnológicos se han mezclado fuertemente con la cultura, pero sobretodo con el contacto entre la naturaleza y los seres humanos, especialmente los niños.

 La televisión y los demás medios nos han acercado un poco más a rincones desconocidos para la mayoría; empero, la T.V. no le proporciona trabajo a 3 de nuestros sentidos: olfato, tacto y gusto. Aquí reside una de las múltiples desventajas.

 Los padres deben fomentar y participar en las lecturas de los infantes. Lamentablemente, si se selecciona un libro inadecuado, el aspecto educativo-literario se relegará, y el hábito de la lectura se perderá por completo.

 La lectura no te enseña a respirar, pero si te enseña un modo distinto para hacerlo.