Gilbert Garcin, talento en blanco y negro.

La mayoría de los jóvenes en todo el mundo tiene contemplado empezar su carrera artística desde una edad  temprana con el fin de tener mas tiempo para probar, experimentar y encontrar el estilo que caracterice su obra. Sin embargo, hay contadas excepciones en que el talento natural surge y desarticula los procesos a los cuales estamos acostumbrados.

Gilbert Garcin es un claro ejemplo. Nació en Ciotat, Francia, en 1929. Estudió en la Escuela Superior de Comercio de Marsella. Cuando se jubiló de su negocio, a los 65 años, decidió  que era tiempo para dedicarse a la fotografia. Hasta este punto de la historia se podría suponer que el plan de Garcin era tomar fotografías a sus nietos, hijos y familia, es decir, fotografías que usualmente la gente toma. Sin embargo, nadie se imaginaba que la cabeza de Gilbert maquinaba un estilo único.

Cuando se dedicó a estudiar el arte de la fotografía, se dio cuenta que era la herramienta perfecta para comunicar experiencias acumuladas a lo largo de su vida. Y el resultado fue piezas irónicas que juegan entre lo cómico y lo inimaginable.

El trabajo del fránces divierte e intriga. Recuerda a la época del cine mudo de Chaplin, blanco y negro, en donde la ironía es una manera de ver  y vivir la vida.

Para disfrutar más del trabajo del artista, da clic aquí.

 

 

 

 

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com