Especial Ghibli (Orígenes): Hols, El Príncipe del Sol

agosto 11, 2014

Por:

Arte, Cine

No hay comentarios

 Con motivo de la triste noticia del posible cierre del Studio Ghibli, abro una nueva sección especial homenajeando a esta legendaria empresa de animación. La verdad es que el futuro de esta compañía es incierto y todo parece indicar que no pasará nada que lamentemos, más aún tras declaraciones de sus directivos en el cual anuncian la producción de algunos cortometrajes para ser exhibidos en el museo del estudio, ubicado en Tokyo.

 Pero antes de hablar del estudio y sus logros, es importante conocer parte de sus inicios. Es bien sabido que el más famoso director que trabajó en el estudio fue Hayao Miyazaki, cuya fama se volvió tal que incluso ha opacado al genio que fuera su amigo, socio, y maestro, Isao Takahata.

 Takahata ya era un nombre relativamente conocido en el mundo de la animación cuando Miyazaki llegó con él. Su amistad surgió cuando Hayao entró a trabajar a la empresa Toei Doga y quedar bajo el liderazgo de Isao, quien se encontraba elaborando la primera obra de este dúo (y quizá una de las más complicadas), Las Aventuras de Hols: El Príncipe del Sol (Horus: Prince of the Sun, 1968), también conocida como La Princesa Encantada.

horus

 Con Takahata en la dirección y Miyazaki en el departamento de animación, la película fue uno de los proyectos más escabrosos de la compañía. La falta de recursos, altos costos, tiempos de entrega que no lograban cumplirse y como siempre, choques de visión entre la producción y el director hicieron de esta cinta una verdadera pesadilla en su proceso de elaboración. No obstante y a pesar de más de un momento en los cuales parecía que el proyecto quedaría estancado, la película fue terminada.

 Desafortunadamente dicha película costó más de lo que recaudó, de hecho hay quien asegura que fue un fracaso que le costó su empleo a Isao Takahata. Al final, pasaría a la historia en la lista de las cintas que se han vuelto cine de culto cuando en su época fue tan menospreciada. Es una película difícil de conseguir (prácticamente imposible en formato original), pero que se puede encontrar en internet y créanme, es una cinta que no se arrepentirán de ver.

shot0175

 La animación es amateur, la paleta de colores muy sencilla y tiene varios errores de proporciones y continuidad. Se nota que es obra de principiantes, sin embargo, unos principiantes que pusieron gran amor y esfuerzo a su creación y esos detalles son los que hacen de esta película una joya.

 Sí, la animación carece de muchas cosas, pero tampoco es una mala animación que no logre transmitir la historia que se pretende contar. Comparándola con los siguientes trabajos de este par, pareciera una obra menor, pero es una digna creación indirecta de Ghibli, que de hecho fue el parte aguas en una enorme faceta del animé.

 La historia se desarrolla en la Edad de Hierro en tierras europeas y cuenta la travesía de Hols, un muchacho que a la muerte de su padre queda solo y debe valerse por sí mismo. Antes de morir, su padre le pide que viaje en busca de otros humanos que puedan aceptarlo, tarea que Hols cumple sin dudar. No pasa mucho tiempo antes de encontrar una aldea de pescadores que vive atemorizada por un monstruo marino, mismo que Hols derrota ganándose la simpatía de casi todos.

 Las cosas parecen ser perfectas hasta que Hols conoce a Hilda, una niña solitaria con una hermosa voz que cautiva a los hombres cuando canta. Hols y Hilda entablan una bella amistad sin saber que la chica secretamente sirve al malvado Grunwald, un hechicero cuyo único objetivo es destruir a la humanidad.

images65G7VY1X

 El tono de la película es en su mayoría infantil, una historia de aventura y fantasía que incluye valores como la amistad, la determinación, el coraje y la importancia de luchar por el prójimo, sin mencionar animales que hablan. Aún así, la película no cae en un género que los adultos no puedan disfrutar, de hecho la cinta es madura y tiene momentos sumamente fuertes que abarcan temas como la muerte, la magia negra, traición, monstruos e incluso una sutil escena de desnudo.

 Como mencioné antes, es una película que no está exenta de errores de todo tipo, pero la calidad y la pasión con la que fue hecha, el trabajo y el corazón impregnados en ella a pesar de lo difícil que fue son notorios y al final, el espectador puede percibir eso y el sabor de boca es muy agradable. Es una película que todo fan del animé debería conocer, y si son fans de Studio Ghibli, con mayor razón. Ampliamente recomendable, una cinta para todas las edades y digna de verse sólo por ser la semilla que dio origen a ese inmenso roble de magia animada.