Especial Ghibli: La Tumba de las Luciernagas

septiembre 15, 2014

Por:

Arte, Cine

No hay comentarios

Una de las características en las que he insistido desde las primeras notas con respecto a la animación, es que este arte es un formato, un estilo y no un género que esté limitado únicamente a un sector del público, el infantil. Existen diversas obras animadas cuya crudeza y madurez es envidiable incluso para los más grandes directores y géneros cinematográficos en live action.

 El Studio Ghibli se ha caracterizado por ese toque bonito y mágico que siempre está presente en sus películas, no obstante, la primera cinta dirigida por el maestro Isao Takahata dentro de esta compañía resultó ser una película llena de dolor, muerte, oscuridad y tragedia, que actualmente es considerada una joya de uno de los géneros más fuertes, el bélico.

Grave_of_the_Fireflies

 Se trata de la película La Tumba de las Luciérnagas (Hotaru no haka, 1988), una obra maestra basada en la novela autobiográfica de Akiyuki Nosaka que nos cuenta la historia de Seita y Setsuko, dos hermanos que al quedar huérfanos en medio de una cruenta guerra que azota japón, deberán luchar por sobrevivir en ese mundo de fuego y sangre.

 Al principio, ambos niños no tienen mayores problemas para salir adelante, pero conforme la guerra avanza y la crisis en su país se hace más fuerte, la vida de ambos comienza a tornarse mucho más difícil, obligándolos a recurrir a extremos como el robo y literalmente, vivir en un refugio anti bombas abandonado.

 Es quizá el único filme de Ghibli con un final y una trama totalmente gris y melancólica, es una película en cierto modo incómoda de ver por la gran cantidad de depresión que llega a causar, pero a la vez, resulta un éxtasis poder verla. Como digna cinta del estudio, el aspecto artístico y técnico es impecable, pero es la historia lo que más llama la atención. Sí, hay escenas sangrientas, hay cosas horribles a cuadro como cadáveres y casas en llamas, pero resulta fascinante como el principal monstruo dentro de la historia resulta ser la indiferencia y el egoísmo que el ser humano es capaz de demostrar a sus semejantes.

 Aún así, no se trata de una crítica a la maldad de la gente. Todos los personajes son tan humanos como los que fungimos como público y sólo buscan su bienestar en un país que se ha ido al demonio. Ese miedo y necesidad de lograr el bienestar de los suyos es lo que los aleja de la idea de poder ayudar a los necesitados aunque estos sean niños. Esa ideología de que perderemos todo si damos un poquito a alguien más, está magistralmente reflejada en esta película.

Grave-of-the-Fireflies_background_wallpaper

 Se trata de una obra de una calidad impactante, ha sido incluso comparada con otras maravillas del cine bélico como La Lista de Schindler (Schindler´s List, 1993) y El Pianista (The Pianist, 2002). Definitivamente no apta para menores de 12 años y una película de culto puro donde desde el primer minuto se nos da a entender a lo que nos enfrentamos con una sencilla frase: “Ese fue el día cuando yo morí”.

https://www.youtube.com/watch?v=hxv9ghINEhs