Especial Ghibli: La Princesa Mononoke

octubre 30, 2014

Por:

Arte, Cine

No hay comentarios

Volviendo a la silla del director, y presentando una de sus obras más memorables y quizá la que contiene el mensaje más ambientalista, Hayao Miyazaki decidió dedicar su siguiente proyecto a una heroína para algunos similar al personaje de Nausicaä (también creación de Miyazaki) y tomando aspectos de obras como el libro de la selva de Kipling, pero dándole un enfoque más espiritual y hasta bélico.

 La Princesa Mononoke (Mononoke Hime, 1997) está ambientada en la edad medio de Japón, y nos cuenta la historia del príncipe Ashitaka, un joven que luego de enfrentar a un demonio por salvar a su pueblo queda con una lesión que puede acabar con su vida si no la atiende de forma apropiada. En búsqueda de sanación, el príncipe se aventura lejos de su hogar y llega a una ciudad donde el hierro y la industria domina, este lugar es liderado por una ambiciosa mujer que está dispuesta a hacer cualquier cosa por el progreso, incluso destruir el bosque y a los espíritus que lo habitan. Ashitaka es recibido por los pobladores de esta ciudad y no tarda en darse cuenta de los planes de su líder, mismos que son frustrados por una misteriosa muchacha que vive en el bosque y que, se cree, fue criada por los espíritus lobo.

Princess_mononoke_wallpaper1

 De este modo, Ashitaka se ve involucrado en una guerra entre el mundo natural y espiritual contra la ambición de los humanos y su necesidad de dominarlo todo. La historia para algunos es muy parecida (casi idéntica) a la de Nausicaä, como ya mencioné, sin embargo en esta producción se distingue un avance en la animación y un estilo muy distinto. No es que la anterior película tenga una mala realización, sino que aquí se nota un poco más la mano del director, con una elaboración más pulida y con claros homenajes a las películas de Kurosawa, de quien Miyazaki es un gran admirador.

 Esta película es por demás asombrosa, la ambientación es impresionante así como el diseño de las criaturas, desde los simpáticos Kodamas hasta el imponente espíritu del bosque. Tiene un carácter un tanto más maduro e incluso algunas escenas podrían catalogarse en el género de Gore. Aun así, la película es apta para el público de todas las edades. La música corre a cargo de Joe Hisaishi, otro nombre conocido en la filmografía de Ghibli y nos crea una banda sonora que solo se puede catalogar como espiritualmente genial.

Princess-Mononoke-hayao-miyazaki-14490135-2064-1186

 Se dice que esta película pudo ser víctima de cierta censura y de una edición ajena a lo que el director había deseado, sin embargo, el estudio se negó rotundamente a aceptar esto, por lo que la cinta no fue tocada en ese sentido. También se comenta que fue un proceso complicado y difícil, con largas y pesadas sesiones de dibujo que provocaron que Miyazaki usara vendajes en su mano en la última etapa de producción.

 Se trata de una de las películas más representativas y famosas de Ghibli, una obra con una calidad impecable que aunque no nos muestra el típico final feliz, nos da un desenlace muy apropiado y una historia digna de contarse, y lo más importante, bien elaborada. Un deleite a la vista y el oído que recomiendo totalmente.

Princess-Mononoke-princess-mononoke-17269368-576-324