Entrevista a Gloria Barrios, digna representante del ballet Panameño.

El barrio de San Felipe, en la ciudad de La Chorrera, ubicada en la provincia de Panamá, alberga a una gran cantidad de familias criollas y humildes, usualmente sin contacto con las bellas artes, como fue el caso de Gloria Barrios. Nacida el 20 de Abril de un año que se rehusó a ser éste, ya fantaseaba desde muy temprana edad, los 9 años, con hacer chassés, pliés, relevés, renversés y todo tipo de acrobacias con la ternura y delicadeza de una avispa que baila sobre un capullo en flor, o extendiendo sus alas blancas, como garza en la costa de Boca la Caja, admirando la extensión infinita de las butacas-olas que se desdoblan sobre el teatro-mar, donde confunde las luces encendidas de la última fila con las de los barcos que a lo lejos, en el mar, esperan silentes pero atentos su turno para atravesar el Canal de Panamá.

P1040433

Su primer acercamiento con el teatro fue en una de las audiciones que Dora Mckay, pionera del ballet en Panamá, hizo en su escuela primaria, donde destacó con claridad. Es ahí que descubre su aptitud para la danza, su flexibilidad y decide que a partir de ese día, era hora de que el pajarito que algún día fue o podría haber sido, debía comenzar a convertirse en princesa.

En Agosto de 1966 comienza su vida artística como bailarina, en un edificio que actualmente solo se sostiene por algunas vigas de acero y ladrillos que se niegan a caer.  Años más adelante gana, por medio de una audición, una beca de estudios para la Escuela Nacional de Danza, dirigida en esa época por el profesor y primer bailarín nacional, Julio Arauz.

A partir de entonces, su vida ya no pararía de darle nuevas oportunidades y sorpresas. Ya que en 1972 se agrupa con todos los bailarines panameños en una gran pangea artística de la época, en la Escuela de Ballet Concierto Universitario. Dos años más tarde se funda el Instituto Nacional de Cultura (INAC) para apoyar a los artistas emergentes, comienza a ser cuerpo del grupo del Ballet Kirov de Leningrado, además de la reapertura del Teatro Nacional de Panamá, donde presenta “Las Sílfides” compartiendo escena con Margot Fontayn, quien horas después de su presentación la elegiría como bailarina solista para su empresa de baile.

Un año más tarde en 1975 es la misma Margot Fontayn la que le facilita una beca para estudiar un año en el Royal Ballet School en Londres, para después, el año siguiente coronar su trayectoria y trabajo al ser nombrada primera bailarina del Ballet Nacional de Panamá.

Posteriormente, representa a su país en distintos certámenes como el Concurso de Ballet Bolshoi de Moscú y otros concursos de talla internacional en Japón, Estados Unidos, Cuba, donde Alicia Alonso la invita a ser primera bailarina en Cuba, Brasil y Perú, obteniendo en los dos últimos 5 preseas áureas por maestría técnica, artística, mejor pareja, el gran premio de la ciudad y el oro femenino.

------ 3 columnas a color
Llega el año de 1992 y la vida de Gloria Barrios toma un camino inesperado, al ser invitada a Venezuela, a participar como la primer bailarina del Ballet Nuevo Mundo de Caracas, donde permanece 18 largos años, tan largos como sus oscuros cabellos lacios, haciendo giras internacionales por Portugal, Alemania, Estados Unidos y España.

Finalmente en 2010 la directora actual del Instituto Nacional de Cultura (INAC) en Panamá, María Eugenia Herrera de Victoria, la invita a volver a su patria, triunfante como conquistadora, a ser la directora ejecutiva del Ballet Nacional con toda la amplitud de su experiencia. Aunque por otra parte también trabaja como profesora de baile en la academia de danza Steps.

– Gloria, ¿Cuáles fueron los concursos más importantes en los que has participado? ¿Quiénes han sido tus parejas de baile? –

Mis mejores épocas han sido dos: la del comienzo y las dos competencias internacionales en Brasil y Perú, donde me adjudico las medallas por mi desempeño en el escenario. La del comienzo es la más bella, donde forjo mi carácter y mi personalidad, obviamente gracias al baile, a las restricciones que me impone y que yo acepto sin repeles. La otra, la época dorada donde mi baile ya es fuerte como una roca y delicado a la vez, como un cisne. Mis parejas de baile han sido tres, al comienzo con Alejandro Lugo, un gran bailarín con el que aprendí mucho, después el impetuoso y creativo, Guillermo Tribaldos, mi compañero de baile durante mi época más brillante, que a lo largo de 7 años me acompañó en todas mis presentaciones en el extranjero y finalmente el mejor de todos, si no de los bailarines, sí de los hombres, mi esposo, Javier Jara.

– Gloria, eres la cumbre del baile en Panamá. ¿Cuánto ha crecido a lo largo del tiempo que tu llevas envuelta en el ballet nacional? ¿Qué le depara el destino, es afable o es incierto?

– Hay estabilidad en el apoyo del baile en Panamá, eso es innegable, aunque depende de la dirección del INAC en turno para determinar cuánto apoyo recibe. Además de que por otra parte se han conseguido grandes logros como la creación de funciones gratuitas en el Teatro Nacional, los convenios con los malls para hacer presentaciones gratuitas y abiertas para todo el público que quiera mirar, la alza de los salarios a los bailarines y eso sin contar las giras gratuitas al interior con 40 funciones en este año o la creación de más de 20 escuelas de danza a partir de menos de 10 años a la fecha. Los problemas a los que se enfrenta son los mismos de antes, el público no asiste porque cree que necesita conocer la teoría del baile, los varones aún son echados de sus casas por sus padres al enterarse de la noticia, entre muchas más. Sin embargo, creo en el ballet de Panamá, el mundo cree en el ballet de Panamá. Hemos recibido muchas peticiones, solicitadas por grupos internacionales de ballet para bailar aquí en nuestro país. La cumbre del baile en Panamá se avecina, ya se alcanza a ver, allá, no tan lejos; solo queda esperar.

Originally posted 2013-07-16 21:34:29. Republished by Blog Post Promoter

4 Responses

  1. Saludos. Soy de Venezuela, me encantaría pertenecer al Ballet Nacional de Panamá. ¿Es posible?

  2. Que linda entrevista, inspiradora para nuestras niñas que sueñan con el Ballet! Orgullo panameño, felicidades!

  3. Me llena de orgullo que el talento de Gloria haya sido reconocido…por que es extraordinario….su habilidad y destreza para este arte es un don que Dios le ha dado..aun recuerdo nuestros anos de escuela…ya era una estrella y siempre mantuvo su sencillez y mostro una madurez y responsabiliad en lo que hacia….Te felicito Gloria…

  4. Esa es una buena pregunta. Al ballet Nacional de PAnamá no se entra con audiciones como en todas partes del mundo y ya dentro hay una serie de irregularidades que tienes que vivir y que no creo que sean de tu agrado.

Comments are closed.

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com