El espejo de Adolfo

mayo 27, 2014

Por:

Arte, Extras, Literatura

No hay comentarios

infame

Por Sarai Martínez

El objetivo escandalizar a aquellos que piensan de buena manera y a suscitar infartos en las almas inocentes.

 El Realismo Sucio es un movimiento literario que pretende reducir al máximo la narración para presentar un texto minimalista, el contexto compartido con el lector sea lo más amplio posible.

 En esta ocasión, México presenta a Adolfo Vergara Trujillo, un revolucionario en la literatura, que no pretende agradar sino presentar la realidad cruda, tal como es.

 Publicó Freak y otros tormentos en la editorial Ficticia porque, según las propias palabras del autor, “fue la única editorial que se aventuró a publicarme”, así es, una loca aventura de un muchacho lleno se sueños, y sin embargo, él se sentía pretencioso.

A dolfo Vergara Trujillo no se toma su papel de escritor a la ligera, es por eso que no vemos millares de escritos volando por todos lados, él se toma el tiempo para crear. Por lo mismo que no se considera un escritor consagrado, ni siquiera bueno, trata a sus escritos con pinzas, indagando hasta que llega el momento en que le satisfacen, es más, lleva la escritura al nivel del arte.

 “Escribir, para mí, sigue significando diversión, aun cuando lo que escriba me lastime, me asuste o me avergüence. Mirar por la ventana y encontrarte de frente con la historia sigue siendo mágico; enfrentarte al teclado sigue siendo un reto; y corregir mis borradores en papel reciclado con el color de la sangre sigue siendo brutal (algo que nunca me permitirá la pantalla). Escribir, sin importar el medio en que se publique, según yo, siempre tendrá la misma lógica: se trata de transmitir una emoción —la que sea— para seducir al lector.”

11

* REVIVAL. Reaparición de cuatro narradores sin reservas. http://sdl.librosampleados.mx/2013/02/revival-4narradoressinreservas/

 Hasta este momento he pintado un Adolfo Vergara Trujillo muy locuaz, por decirlo de alguna manera, sin embargo, sus textos están lejos de ser tranquilos, poéticos, serenos o, simplemente, normales; porque están más allá de la falsedad humana, están acuñados en la realidad brutal del simple hecho de ser “humanos”, y de todo lo que conlleva a serlos. ¿Es necesario  estar “pirado” o de plano ser muy freak para escribir?, el término Freak se traduce como engendro, el cual han acuñado para llamar de algún modo a los miembros pertenecientes a esa otredad alucinante que los repele o, las más de las veces, los espanta.

 Es entonces que llegamos a la obra de Adolfo Vergara Trujillo con el título Freak y Otros Tormentos compilación de cuentos extraños, los cuales evidentemente fueron creados en una especie de levitación infrahumana por las superficies de lo urbano, lo erótico, pecaminoso y lo blasfemo, vemos la búsqueda, en la creación literaria, de un medio para hacer que el lector adolezca luego de provocar el uso de su “imaginación pasmosa”.

 Hay textos, por ejemplo “Freak”, el cual regala  el título al libro, cuyas escenas de personajes deformes y leyendas circenses han sido explotadas ya por otros escritores como Jodorowsky, pero que funcionan con otros mecanismos de asimilación. La imaginación siempre será mejor que la imagen por sí misma.

22

 Sus cuentos están llenos de alcaloide, libídine, depravaciones, música, fenómenos de circo, culto, psiquiátricos y muerte, es por eso que poseen tal singularidad y, de manera cínica, decide dar a conocer esa su narrativa cruda,  explícita -casi pornográfica- y alucinante.

Chulavista

Somos una plataforma multimedia que vincula proyectos productivos y participación ciudadana en la solución de problemas públicos. Arte y Cultura para cambiar nuestro entorno.