El día que no es y la noche que no debió ser

septiembre 23, 2014

Por:

Arte, Extras, Fotografía, Imagenes, Literatura, Lugares, Notas, Objetos, Oido, Random, Reseñas, Tacto, Vista

No hay comentarios

Estoy vacunado contra toda clase de enfermedades, de calamidades, de penas  y de miserias. Es la culminación de una vida de fortaleza. Soy absolutamente inmune.

– Henry Miller.

tumblr_n5jskfVTJO1tbj34po2_500

Yo quería que se asomara a mi abismo y terminé siendo devorada por el suyo. Me llevó por un espiral incesante de emociones nuevas y violentas. Él buscó a una mujer y mis puños encontraron su rostro. No quería decirles, pero pude acceder a todo lo que quería esa noche, pude decirle que sí a todo lo que pidiera con tan sólo una de sus miradas perdidas. Pude, pero ahora no estoy tan segura.

tumblr_n5jskfVTJO1tbj34po3_500 (1)

 Quería que bailáramos sin descanso, que saludara a mis amigas. Quería presentárselo a todos, mientras lo sujetaba fuerte de la mano. Quería que nos vieran juntos y reír del recuerdo de nuestra incidental primer cita. Quería que su brazo fuera una extensión de mi cuerpo. Quería despertar borracha junto a él. Quería que pensara que no iba a encontrar a nadie con los mismos tatuajes que los míos. Quería.

 También quería verme reflejada en sus lentes de contacto y levantarlos del suelo cada vez que se cayeran, para verlo correr preocupado hacia una fuente de agua. Quería convencerlo de hacer cosas que no quiere, sólo para darme gusto. Quería más de esos besos tiernos y feroces. La dualidad le va bien.

 No soporto la idea de que haya arruinado todo antes que yo, no me dio tiempo de hacer las estupideces habituales, que me nacen cuando estoy pasada de serotonina.

 Después de todo no me asustas. He visto demasiada decadencia y sí, es verdad eso que dicen: siempre se puede caer más abajo. Antes pensaba que cuando llegabas al fondo se terminaba la espera, pues no venía nada después, pero es mentira, y me costó varios porros entenderlo.

 Soy tanto veneno que no puedes digerir, tanto que ni me sorprende que la segunda vez que me viste, te convertiste en un monstruo, ¿será que sigues embrujado? o ¿será que olvidaste tomar tus medicamentos?

 Dime ¿quién eres tú? ¿por qué tienes tanto poder?

 Llevo tan poco sabiendo que existes y te he dedicado más líneas que a personas que han permanecido en mi existencia desde hace años. Puedo pasar toda la noche escribiendo para desahogar la angustia que sentí cuando vi que ya te habías ido y que la entrada del edificio estaba cubierta de sangre. Puedo platicar que estás demente o guardar el secreto. Tu recuerdo permanece. Tan inmune soy que antes de alejarme me sentí arrastrada a saber de ti. A encontrarte de nuevo. A matarte de un solo beso. Muérete, mátame. Sujeta mi cuello como esa noche y susurra otra vez que me amas.

tumblr_n5jskfVTJO1tbj34po1_500Fotos: Alan Isol