El año del racismo latente

enero 2, 2015

Por:

Críticas, Extras

No hay comentarios

6473071083_5585bbdb20_z

Crédito: “Producciones y Milagros Agrupación Feminista”

No hay que encender la TV para ver cómo el racismo sigue imperando en la sociedad, solo hay que entrar a Facebook para ver el ultimo “meme” que denigra a la comunidad indígena mexicana. Es bien sabido que los mexicanos tendemos a usar el humor como excusa para lidiar con fracasos o situaciones negativas en general, pero este ultimo trend social abre el paso a preguntarse si los mexicanos de verdad hacen menos a el punto de referencia de la sociedad mexicana.

 México es un país prejuiciado gracias a los extremos sociales, dividido siempre entre dos contrastes sea pobre o rico, desigualdad e impunidad. Las clases sociales marcan la diferencia entre los problemas que imperan en la actualidad. Ayotzinapa es el mejor ejemplo, ¿Qué diferencia hacen unos muertos? No podríamos llamarle un comienzo, las cifras de muertos seguirán aumentando con el paso de los meses. Se buscará nuestro silencio, pero estamos cansados de permanecer callados. Este problema no es mas que una situación racial.

 La segregación racial es un problema de todos el cual nos ataca por igual. Las diferencias raciales en nuestro país se miden por el nivel o la falta de educación, así como en materia de dinero y alimentación. ¿Por qué el color de piel o lenguas nos causan tanta aversión? Es muy sencillo, pues éstas nos unen a un pasado tormentoso de carencias y humillaciones.

 Esta clase de racismo mexicano esta estereotipado por las palabras lástima y pobreza. Lo único que nos separa de los mexicanos en cuestión es la falta de respeto hacia la individualidad mexicana. ¿Como nos atrevemos a separarnos de nuestra misma sangre?

 Hay que ponernos a pensar sobre el daño que nos estamos haciendo como sociedad a nosotros mismos. Estamos tan obstinados en buscar un cambio sin darnos cuenta que somos así de iguales que las mismas autoridades que nos tratan de pisotear y hundir. No nos tratemos de desprender de nuestros hermanos, estamos juntos en esta lucha por la imparcialidad mexicana.

Nunca entenderás a una persona hasta que consideres las cosas desde su punto de vista… Hasta que te metas dentro de su piel y camines con ella.
– Harper Lee, Para matar a un ruiseñor