El almacén de la imagen: fotografía de interiores de Massimo Listri

octubre 1, 2014

Por:

Extras

No hay comentarios

No hay mejor forma de engrandecer al hombre sino por medio del pensamiento y del reflejo de sus ideas a través del quehacer artístico y literario. El humanismo fue una corriente de pensamiento cultural y filosófico surgido a finales del siglo XVI, que buscó retomar la figura del hombre como centro de todas las cosas (antropocentrismo), dejando a un lado las creencias religiosas y el teocentrismo con el que se había estado entendiendo el mundo. Al mismo tiempo, el humanismo pugnó por hacer a un lado el servilismo y la ignorancia mantenidos por el dogma religioso y sus máximas incuestionables. Se retoma la antigüedad clásica y los temas mitológicos vuelven a impregnar en la pintura y la escultura.

Massimo Listri, Palazzo Doria Pamphilij, Roma.

Massimo Listri, Palazzo Doria Pamphilij, Roma.

 El hombre y su cuerpo vuelven a ser protagonistas en las representaciones artísticas, aunque esto no significó el fin de las representaciones religiosas en el arte. En la arquitectura se abre paso a la ornamentación más frugal inspirada igualmente en la antigüedad clásica, sobre todo en la cultura romana. Aparecen los grandes palacios, propiedad de familias burguesas que recién aparecían en la escena social con el paso de la Edad Media a la Edad Moderna. Tanto el Renacimiento como el humanismo abren paso al carácter intelectual y artístico del ser humano, abundan los libros plagados de conocimiento, los desnudos masculinos y femeninos se vuelven tema principal de la creación artística, hay una renovación en las técnicas pictóricas, escultóricas y arquitectónicas.

Massimo Listri, Sala delle niobe, Ufizzi, Florencia.

Massimo Listri, Sala delle Niobe, Ufizzi, Florencia.

 La belleza del arte renacentista queda reflejada sobre todo en arquitectura de la Edad Moderna y nada mejor como quien se dedica a enaltecer estos recintos por medio de la fotografía. Tal es el caso del fotógrafo florentino Massimo Listri (1954), un humanista contemporáneo que se dedica a retratar el interior de algunos edificios renacentistas y barrocos, que reflejan los principios humanistas. Normalmente los palacios e iglesias que captura en la actualidad fungen como museos o bibliotecas.

 En una entrevista a Massimo Listri, realizada por Alejandra Ortiz en exclusiva para el periódico La Jornada, el fotógrafo menciona que retoma el interior de edificios que muestran al ser humano como eje principal, como centro, no en tanto su presencia física, sino en tanto su legado. Es decir, Listri expone en su fotografía arquitectónica el interior de lugares que nos muestran que el hombre como expresión de conocimiento, de pensamiento y de espiritualidad, es decir, que nos permiten entender al hombre como centro de todas las cosas. En ese sentido, Listri vuelve a esa búsqueda por retomar al hombre como elemento principal de su obra y es así como vuelve la mirada al antropocentrismo a través de la fotografía arquitectónica.

Massimo Listri, Palazzo Pitti, Florencia.

Massimo Listri, Palazzo Pitti, Florencia.

 Massimo Listri se sirve de su excelente conocimiento del manejo de la luz para fotografiar interiores, tanto con el uso de luz natural como luz artificial. Definitivamente es un cazador de los lugares arquitectónicos que muestran una sola cosa: la capacidad del hombre de crear cosas realmente bellas, espacios majestuosos repletos de elementos artísticos (pinturas, esculturas y obras literarias) que ensalzan su condición de ser humano. Sin embargo es importante que al observar estas fotografías no dejemos de lado el hecho de que los espacios capturados por Listri son representativos de la naciente burguesía de la Edad Moderna o de la nobleza, es decir, no son espacios típicamente concurridos por el campesinado.

Massimo Listri, Galleria Palatina, Palazzo Pitti, Florencia.

Massimo Listri, Galleria Palatina, Palazzo Pitti, Florencia.

 Entre los espacios que Listri fotografía se encuentra el Palacio Pitti, en Florencia, residencia que en un principio perteneció a Luca Pitti, un banquero florentino. Posteriormente paso a ser propiedad de la familia florentina más influyente durante el Renacimiento: la familia Medici. El lugar además cuenta con los Jardines Boboli, el edén renacentista más bello de Florencia.

 El trabajo de Massimo Listri se enfoca en capturar el interior de los museos, entre ellos los museos florentinos Galleria dell’Academia, en donde se encuentra actualmente El David de Miguel Ángel, o la Galleria Uffizi. Ésta última es una estructura arquitectónica renacentista, iniciada por el arquitecto Giorgio Vasari y continuada por Alfonso Parigi y Bernardo Buontalenti. En un inicio fue construida con el objetivo de que fungiera como un edificio destinado a oficinas de gobierno durante el gobierno Cosimo di Medici , duque de la región toscana.

Massimo Listri, Galleria dell'Accademia, Florencia.

Massimo Listri, Galleria dell’Accademia, Florencia.

 Así pues, este fotógrafo muestra que el arte, la arquitectura y los libros cobran importancia por su carácter de creaciones humanas. No se trata de hacer alusión de las pinturas de los grandes maestros renacentistas y barrocos (Botticelli, Da Vinci, Piero di Cosimo, Michelangelo, Rafael, Caravaggio y Rembrandt), sino más bien poner atención en los recintos que resguardan estas piezas de arte o libros. Entendamos que estos lugares tienen importancia por le hecho de que en ellos se contiene gran parte de la historia de occidente, esto es, en ellos se resguarda la memoria colectiva, el pasado sin el cual nos sería casi imposible poder comprendernos en el momento presente. En este sentido, el trabajo el fotógrafo Massimo Listri es un elogio al hombre, pero más que eso se trata de una apología de la historia.

Massimo Listri, Biblioteca dell'Abbazia, Wiblingen.

Massimo Listri, Biblioteca dell’Abbazia, Wiblingen.

Massimo Listri, Biblioteca di Strahov I, Praga.

Massimo Listri, Biblioteca di Strahov I, Praga.

Retrato de Massimo Listri.

Retrato de Massimo Listri.

Vera Castillo

(DF, 1991) Egresada de la licenciatura en Historia por la Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Durante la carrera enfocó gran parte de su estudio en la historia de la fotografía en México, específicamente de la segunda mitad del siglo XIX a la primera década del siglo XX. Fotógrafa aficionada con cursos y talleres de fotografía en la Escuela Activa de Fotografía y en la Facultad de Artes de la UAEM.