Dreamworks en apuros

enero 29, 2015

Por:

Arte, Cine

No hay comentarios

Con una nominación al Oscar y una victoria en los Globos de Oro, cualquier pensaría que la empresa Dreamworks Animation está en su mejor momento; no obstante, nada está más alejado de la realidad puesto que recientemente se dio a conocer una inquietante noticia. Resulta que el estudio pasa por una crisis económica tras el poco existo en taquilla de varias de sus más recientes producciones. Esta situación ha sido la causa del despido de aproximadamente 500 empleados de diversos departamentos, así como la inesperada decisión de que varios estrenos programados de dicho estudio sufrirán retrasos para poder ser vistos en la pantalla grande.

 Entre estas alteraciones de calendarios, que les impedirán llevar a cabo sus planes de estrenar tres películas por año, tenemos casos como el de Kung Fu Panda 3, que ahora tendrá que esperar hasta marzo del 2016 para darse a conocer; la cinta Trolls igual esperará hasta el 2016. El 2017 recibirá a las películas Baby Boss y The Croods 2; y por desgracia tendremos que esperar hasta el 2018 para las películas Larrikis y la tan anhelada How To Train your Dragon 3.

1023126-kung-fu-panda-3-sidestepping-star-wars

 Ante estos cambios, el estudio se dispone a estrenar únicamente dos películas al año. La cantidad de producciones no resulta ser una gran tragedia, recordemos que es el número de cintas que el Marvel Cinematic Universe estrena anualmente y les ha funcionado muy bien. Aquí el conflicto para los fanáticos del estudio es precisamente la espera para ver estas películas, sin mencionar que estas fechas son exclusivamente para Estados Unidos, lo que abre la posibilidad de que a nuestro país tarden aún más en llegar.

 Los únicos proyectos que no se han visto demasiado afectados con la cinta Home, que aún mantiene su fecha de estreno para el 27 de marzo, y por otro lado la cinta B.O.O., que si tendrá que reagendarse pero aún no se ha dado a conocer que tanto le afectará. Esta situación es lamentable y preocupante, ya que hace menos de un año recordarán que el Studio Ghibli comenzó a pasar por una situación similar, ¿será acaso que la industria de la animación está por pasar tiempos difíciles? Esperemos que no.

maxresdefault