Del futurismo a lo inaudito: Space Age Pop, música de 1960

diciembre 4, 2014

Por:

danza, Música, Oido, Reseñas

No hay comentarios

 


No es género nuevo, tampoco vislumbra el matiz de la antigüedad. Es una mezcla distinta, que al escucharla, parece relacionar muchos géneros musicales que sólo te llevan a la siguiente pregunta: ¿Qué tipo de música es? ¿de qué género se trata? Y así es como nos trasladamos a la época de 1960 con un conjunto de percusiones y sonidos que se oían desde un elevador de las tiendas departamentales hasta en las fiestas de aquéllos días, se trata de Space Age Pop; relacionado con tipos de música actuales como el lounge, algunos hasta le han relacionado con el A go go.

AFSD5882

Crédito:Portada LP de Harry Breuer & his Quintet

 Llena de matices de jazz, funk, samba, bossanova y hasta con influencia de las big band al estilo Tommy Dorsey, esa música tan exótica transformó a toda una época donde los cócteles se convirtieron en reuniones cotidianas, donde se encontraban todos los asistentes en un rato ameno lleno de un espíritu de música, que sólo invocaba a bailar con pasos cortos. Peinados voluptuosos, la onda retro del momento, accesorios que daban cuenta del impacto de sus detalles… época que brilló tanto por sus espectaculares sonidos. Futurista y underground, así se presentaba su compostura.

descarga

Crédito: Portada de LP

esquivel-2

Crédito: Juan García Esquivel

 Por muy bizarro que resultará el sonido, penetró en la cinematografía de los años setenta. ¿Quién no recuerda las películas de Mauricio Garcés? Un ejemplo es que las cintas que protagonizó este actor mexicano, se llenaban de melodías que quedan grabadas en la mente y pasan de un simple tarareo, a buscar de qué tipo de música se está hablando, así como de sus exponentes más célebres. En este caso, Juan García Esquivel, funge como el arreglista mexicano más notable de esta época musical. Su singularidad impactó en todos los ámbitos de la cultura y logró adentrarse en los lugares más rimbombantes del país. Esto llevó consigo una constante y precipitada transformación, ya que se pasó de ser música aclamada por la mayoría y 40 años después, su desaparición histórica parece contrarrestar su importancia.

 Dentro de su legado, hay un tipificación de géneros, entre los que destacan el Jet set pop y música de cóctel. Sus precursores conjuntan una serie de tipos derivados del jazz, es por eso que Les Baxter dio suma importancia al Space Age Pop para desplegar de mejor forma el sonido tan particular de esa música que no era ni jazz ni lounge, pero que sin duda, logró posicionarse como de lo que más se escuchaba de 1960 a 1975 aproximadamente.

 A partir de su peculiaridad, se posicionó como requerimiento para el séptimo arte de esa década tan cargada de cultura; desde el minimalismo hasta lo retro. No es un presagio, decir que ha revivido de una u otra forma a partir del siglo XXI. Un  piano bar en cada esquina –contexto 1960–, uno de diez deambula en la soledad de la Ciudad de México. De una u otra forma, su inherencia al espectáculo refirma su exquisitez.

Bar-Night-Club-1960s

Crédito: Club de 1960,tipificación.

 Un timbal, un delicado eco de piano  y el sonido misterioso de una trompeta deambula la resonancia sensual del Space Age Pop. Sir Julian, Jean Pierre Mirouze, Guy Warren, Arthur Lyman, entre otros, son miembros de una identidad que engalanaba a todo el boom de la década donde todo se mezclaba. Su legado podría decirse que es tan fino, que no sólo forma parte de una cultura como tal; conjunta las características de una moda que se formó desde Estados Unidos hasta el sitio más complejo de Europa.

 Así que si cruzas por un lugar donde la tonada permanece en tu mente por mucho tiempo, además de vislumbrar matices de percusiones; ya sabrás de qué música se trata. El repertorio es extenso, aunque en estos tiempos es difícil encontrar el material tan voluminoso que había, aún hay forma de poder escuchar unas cuántas melodías que te transportarán a la escena retro de 1960-1970. Ese misticismo marcó una época de vanguardia, que estima en su composición todos los géneros más extravagantes, que van desde lo más bohemio y elegante hasta lo más modesto.

 

 

Alma Torres

El viaje es entre letras y utopías. Estudiante de Economía del IPN. Hagamos de la escritura, la revolución del amor mismo.