Con sabor del norte: Los oídos absolutos

mayo 20, 2014

Por:

Extras, Música, Oido

No hay comentarios

En canto siempre es importante tener un buen oído para entonar las notas adecuadas. Todo cuanto suena tiene un lugar en la escala musical (DO, RE, MI, FA, SOL, LA, SI) como una nota. El localizar todas las notas de cualquier cosa es un trabajo muy complicado, pero existen personas especiales que lo pueden lograr y son aquellos que gozan de un “oído absoluto”.

 Tener un oído absoluto es la capacidad de identificar una nota por su nombre sin la ayuda de una nota que lo ubique en la escala. De igual manera, si alguien le dijera “cuál es la nota de LA, sostenido” la persona con oído absoluto podría cantar esa nota sin necesidad de afinarse o ayudarse de un piano.

Partituras musicales

 Es como ser un catador de vino. El catador podría identificar la uva, el productor, decir si es vino mexicano o francés, e incluso decirte el año. Un oído absoluto es como el catador de la música e incluso, del mundo. Estas personas excepcionales son capaces de saber cuál es la nota musical que utiliza el claxon de un auto que va pasando a su lado en el tráfico.

 Oídos absolutos existen de tres tipos:

 –          Los pasivos que pueden identificar todas las notas que escuchan.

 –          Los activos que pueden tocar todas las notas que se les piden sin ayuda.

 –          Los de oídos muy finos que pueden oír cuando una nota está ligeramente más aguda o más grave.

 Ojo, no por tener un oído absoluto te vuelves Superman y puedes escuchar el aleteo de una mosca que pasa en el otro lado del edificio. También es necesario destacar que el Oído Absoluto no es lo mismo que el Registro Absoluto; las personas que pueden alcanzar el registro completo de la escala, pueden existir registros absolutos que no sean oídos absolutos y viceversa.

 En el mundo existen muy pocas personas con oído absoluto, pero es más probable que una persona con autismo presente este don. No obstante para desarrollarse completamente se necesita de estudio y práctica.

 Y aquí entramos a un punto crítico. Muchas personas creen que por tener talento ya pueden llamarse artistas completos cuando en verdad hay toda una preparación detrás. Shakira será una mujer muy influyente que baile muy bien y demás; pero en cuestión de música no la considero una cantante con técnica, aunque la falta de ella le otorgue una voz tan peculiar.

 Shakira hace vibraciones con su voz que la hace sonar rara, como si estuviera pujando- gimiendo al mismo tiempo, en el caso de cantantes como las integrantes de Celtic Woman, la voz sale pura y limpia, sin tantos tapujos. Compárenlo ustedes mismos.

 También te puedes encontrar a muchos guitarristas que toquen miles de canciones o las compongan, pero pocos podrán leer notas. El arte es muchas veces visto como mero vertedero de sentimientos cuando también es de cuadratura, matemática y composición.

Joshua Bell, el violinista de los “dedos de oro”.

 Un oído absoluto no nace, se hace con esfuerzo y dedicación, lo cual nos enseña que muchas partes de la música son difíciles de aprender porque no basta tener una linda voz, es necesario entender todo lo que hay detrás de las notas.

 El tema me llama mucho la atención porque en mis gustos no me fijaba mucho en lo que eran este tipo de cosas hasta que entendí la diferencia entre los músicos que le ponen empeño y cerebro a lo que componen, con lo que incluso se nota la diferencia entre estos artistas y los que no saben tanto.

 Cualquier comentario acerca de esto saben que mi twitter es @alixreyna para que me comenten cualquier idea sobre estos personajes tan escasos en el mundo y como saben: ustedes aprenden conmigo y yo con ustedes.

 

Alix Reyna Flores

Soy estudiante Lasallista, egresada en la carrera de Ciencias de la Comunicación y me dedico a la Investigación en Ciencias Sociales y los videojuegos en línea