Con sabor al norte: Rap

septiembre 2, 2014

Por:

Arte, Música, Oido

No hay comentarios

  Hay una frase que aparece en internet y va así: “Ojalá que en el cielo (o en el infierno) dividan a la gente por sus gustos musicales”. Esto es porque uno suele ser quisquilloso con lo que escucha. Como estamos en México podré decirles que, por más norteños que sean algunos, no necesariamente prefieren las cumbias, corridos y demás géneros similares. En Estados Unidos pasa eso pero con el Country y con el Rap o Hip-Hop.

 El Rap es un género incomprendido. Podría decirse que es el “chico malo” de la lengua inglesa, como es para nosotros el Reggaeton. Aunque, para su defensa, el Rap nació hace mucho tiempo con razones mejor justificadas.

 En la época de la esclavitud estadounidense, cuando obligaban a los afroamericanos a trabajar largas jornadas en los plantíos de algodón, nacieron muchas cosas. Obviamente, por ser esclavos, no tenían manera de entretenerse pues los blancos pensaban que los afroamericanos no eran “dignos de lujos”. En ese momento hubo la necesidad de inventar juegos o música original que pudiera sacar sus sentimientos de mejor manera.

 El Blues salió de ahí, pero a pasar los años, la gente afroamericana comenzó a cantar más rápido. Fue en 1937 que se empezó a escuchar música con cantantes que parecían corretear las palabras rápidamente en las misas del domingo. Se cree que fueron los Jubalaires los que hicieron Rap por primera vez. De ahí fue creciendo en los barrios hasta llegar que nosotros conocemos como Rap. De hecho, la mayoría de las personas tienen una idea errónea de este género gracias a canciones que sólo hablan de sexo, drogas, o cosas que parecen no dejar nada bueno, o un mensaje denso para nosotros.

 Eso es porque, como les dije en el artículo pasado. Muchas cosas pueden parecer que son arte, pero en realidad no lo son. La música necesita un esfuerzo detrás y una sensibilidad ante el mundo, el músico no es más que un escritor de melodías. Hoy en día se necesitan varios compositores para hacer una canción de Nicky Minaj cuando Freddy Mercury hizo Bohemian Rhapsody solito con su piano.

 No pierdan la fe en estos géneros, lo que deberían de hacer es entender que pueden estropearse muchas cosas por gente que sólo decide ser un producto para la farándula y no un artista. Ambas cosas son muy distintas.

 La falla del Rap (que luego pasó a ser el Hip-Hop), es que muchos artistas quieren poner solo un pedacito de esto en sus canciones para un estribillo o el clímax musical. ¿Me estás oyendo Pitbull?

 No sólo lo hace Pitbull ni Timbaland, también están casi todas las canciones dentro del K-pop que a fuerza quieren meter partecitos de Rap. A veces suena bien, otras no. Este tipo de música ya se puede encontrar en casi todos los idiomas disponibles, y es cuestión del público saber cuál es el que le gusta, si la vieja o la nueva escuela. O las variaciones como el Rap/Pop o Rap/Hip-Hop.

Alix Reyna Flores

Soy estudiante Lasallista, egresada en la carrera de Ciencias de la Comunicación y me dedico a la Investigación en Ciencias Sociales y los videojuegos en línea