Caminar entre lápidas mojadas

marzo 3, 2014

Por:

teatro

No hay comentarios

Siendo sinceros, mi mente se encontraba demasiado revuelta tras salir de Antes te gustaba la lluvia en el Foro Shakespeare. Probablemente fue hasta unas horas después en que se desbloqueó mi pensamiento y las resoluciones personales comenzaron a fluir,  este siguiente es mi sentir.

 Dando un breve panorama: un hombre y una mujer acuden a una cita en algún salón, de las oficinas de cualquier cementerio privado en algún lugar de Europa. El nexo es un familiar de ambos que descansa en dicho camposanto, del cual serán reubicadas ciertas criptas por causa de un accidental; El hombre y la mujer no se han visto tras la pérdida que les convoca, casi 10 años se encuentran en medio y hay mucho que contar y encontrar, en especial  deberán encontrase ellos mismos.  

Arcelia Ramírez & Juan Manuel Bernal

Arcelia Ramírez & Juan Manuel Bernal

 Lo construido tiene una factura pesada, que toma cimientos en un discurso bastante crudo y bidireccional. La autora, Lot Vekemans, propone dos estados en apreciación: la pérdida y la adaptación; Podría decirse que ambas convergen, más sin embargo, Vekemans deja claras las limitantes de ambas y los motivos por los cuales pueden ser independientes una de otra, claramente afectándose en ausencia.

 Luego entonces, tras el reto que antepone la autoría, el director Hugo Arrevillaga toma inclinaciones preferenciales al discurso de la pérdida, dirigiendo a sus personajes por un llano interior que busca alivio en una mundanidad a la cual parece no importar el dolor que representan; La mujer no puede concebir (pese al tiempo transcurrido) una existencia continua sin la persona que ha perdido, empero el hombre ha encontrado una vía de catarsis aunque no se aparta del dolor, finalmente ambos siguen compartiendo una necesidad que es restablecer el vínculo que los conecta o bien limar los muñones,  sea cual sea la decisión que tomen deberán de ser honestos consigo mismos para externar su fragilidad, y es que aunque el dolor cala  el amor sigue presente.

 Finalmente el producto es entrañable, una visión honesta a la manera en la que los seres humanos sobrellevamos las pérdidas sin compartir nuestras necesidades ante la misma con un panorama ligeramente existencialista. Ante te gustaba la lluvia se acerca a todo aquel ha perdido a alguien muy importante en esta vida, y lo cobija con el entendimiento necesario para hacerle saber que su duelo es mutuo.

 Las actuaciones van a cargo de Arcelia Ramírez y Juan Manuel Bernal, ambos idóneos, versátiles, complementarios, vibrantes, exactos en su manera de abordar los sentimientos del texto y en transmisión de los mismos, verdaderamente representan uno de los mejores trabajos actorales a dúo de lo que lleva el año gracias a su credibilidad y franca apropiación de la historia, logrando transmitir las urgencias de los seres a los que dan vida para adoptarlos en concordancia y solución. 

 Arrevillaga fracciona la trama en tres partes, como una inteligente manera de soltar el ritmo para aligerar el correr de la puesta, encontrando vínculos en la muestra de como los seres humanos morimos constantemente en nuestra propia existencia y de como estas muertes involuntarias son propias de la naturaleza humana, ¿si la muerte nos pertenece, por que nos cuesta tanto aceptar su aparición definitiva?

Foro Shakespeare, consulte cartelera

Foro Shakespeare, consulte cartelera

 El lenguaje de esta obra no es más que humano, accesible y cálido para la audiencia, casi cinematográfico, lo que provoca que absolutamente cualquier persona pueda abrir su corazón de nueva cuenta ante una creación de Arrevillaga (Bosques, Incendios, etc.) y dejarse llevar por el cúmulo de sentimientos encarnados en acción.

 Dentro de los componentes escénicos destacaré únicamente el cuidado detalle de la iluminación de Roberto Paredes, que al fusionarse con la escenografía de Auda Caraza y Atenea Chávez, regula un juego bastante poético que apoya definitivamente al trazo de los actores, resolviendo un movimiento general y percepción orgánica.

 Altamente recomendable.

 

Saúl Campos

Comunicólogo, apasionado del arte y la información. Adicto al teatro.