a/rythmia: No apto para melómanos con insuficiencias cardiacas

mayo 13, 2014

Por:

Discos, Música, Reseñas

No hay comentarios

Para todos los amantes de los problemas cardiacos, los andares embriagados y el tartamudeo desigual, a/rythmia (2009) de Alarm Will Sound seguramente los pondrá a bailar como desquiciados. Este increíble disco, único en su tipo (al menos hasta donde mi ignorancia me permite saber), reúne música de épocas muy distantes pero con una característica en común: el ritmo y el pulso tienen complejidades estratosféricas. Desde Josquin des Prez hasta Michael Gordon, pasando por Conlon Nancarrow y György Ligeti, Alarm Will Sound nos deleita con una recopilación sumamente colorida, llena de contrastes, humor e impredictibilidad.

Alarm Will Sound

Alarm Will Sound

 Vamos a dar un pequeño tour a través de algunas de las rolas que podrán encontrar en esta producción. Yo Shakespeare (1992), del compositor norteamericano y “forajido de la tradición” Michael Gordon (que por cierto es uno de los fundadores del ensamble/festival Bang on a Can), es una pieza delirante: superpone tres capas musicales que parecen moverse a velocidades distintas, como si escucháramos tres escenarios del Corona Fest a la vez. El resultado es el rock más alucinante que escucharán jamás.

Alan Pierson

Alan Pierson

 Es sorprendente en un disco con inclinaciones contemporáneas y experimentales, encontrar algo como Le Ray Au Soleyl (siglo XIV), pieza medieval del compositor belga Johannes Ciconia que resulta tan confrontativa como sus compañeras del siglo XX y XXI. Aquí encontrarán tres voces que corren a diferentes velocidades con una proporción de 4:3:1. A pesar de los desfases rítmicos, es una música que alivia el cuerpo y la mente, un verdadero bálsamo auditivo.

 Player Piano Study 6 (c. 1950) es una de las dos piezas del norteamericano Conlon Nancarrow que aparecen en esta recopilación. Esta bella pieza fue compuesta originalmente para pianola, puesto que las experimentaciones rítmicas tan radicales que utiliza Nancarrow no eran humanamente tocables (o al menos eso se creía). Un isorritmo (la repetición de un patrón melódico y uno rítmico que tienen longitud distinta) complejísimo que cambia de tempo (velocidad) cada cuatro notas, corre en el piano de manera continua, mientras que una melodía suave con tintes de blues y españoles se desliza en los alientos y en un glockenspiel, construyendo cánones (la repetición de una melodía empezando en un lugar diferente a la primera) cada vez más densos. El resultado es simplemente pasmoso.

Alarm Will Sound tocando a Frank Zappa

Alarm Will Sound tocando a Frank Zappa

 Cfern es de otra especie: pertenece al género del IDM o Música Inteligente Para Bailar (del inglés Intelligent Dance Music). Originalmente del dúo inglés de música electrónica Autechre, esta pieza tiene esencialmente dos capas que trabajan semi-independientemente: una armónica-melódica que se acelera y desacelera a discreción, no permitiendo nunca que nuestros oídos descansen en un tempo regular; y otra capa rítmica que lleva la batería, que permanece en disonancia rítmica con todo lo demás la mayor parte del tiempo, manteniendo una tensión constante a través de toda la pieza.

Alarm Will Sound

Alarm Will Sound

 Las demás piezas de este disco son todas igual de maravillosas, cada una con un reto muy específico tanto para el intérprete como para el espectador. Es fascinante observar cómo compositores de géneros y épocas dispares trabajan el mismo problema de maneras totalmente disimiles. La constante es lo maravilloso de todos los resultados y el reto encantador que nos presentan en cada escucha: este disco es de aquéllos que se deben de oír una y otra vez, pues en cada regreso hay nuevos descubrimientos y nuevos placeres.

Chulavista

Somos una plataforma multimedia que vincula proyectos productivos y participación ciudadana en la solución de problemas públicos. Arte y Cultura para cambiar nuestro entorno.