Animación Universal: Vamos a la Luna

julio 31, 2014

Por:

Arte, Cine

No hay comentarios

 El cine animado en Bélgica también cuenta con producciones en 3D, las cuales si bien distan de estar a la altura de los grandes, tienen una calidad bastante aceptable y de hecho, aunque suene mal, tiene detalles que pudieron ser mucho peores.

 Una de las cintas mas representativas de este ejemplo llegó a cines mexicanos hace algún tiempo. Y he de admitirlo, en un principio no sabía que se trataba de una producción que no pertenecía enteramente a Estados Unidos por un simple detalle: la historia.

 Vamos a la Luna (Fly Me to the Moon, 2008) es una tierna película familiar que habla de tres valientes y traviesas moscas que tiene el sueño de llegar a la Luna, y para lograrlo deciden entrar como polizones nada menos que a la misión del Apolo 11, lo que los llevará una gran aventura llena de peligros que involucran los riesgos habituales de un insecto en el mundo humano, pero además, la intromisión de las “malvadas” moscas rusas.

fly_me_to_the_moon_ver2

 Si, así como lo leen, no es ni la trama más original ni menos patriota que hemos visto, de hecho peca de caer en la categoría de esas cintas donde los norteamericanos (o los americanos, como parece ser que todo el mundo los llama) son los grandes héroes de la galaxia y los que se oponen a ellos son más perversos que el diablo. Sin embargo, y a pesar de todo esto, la película está bien manejada e incluso esa historia es fácil de aceptar para todo público.

 La animación está muy bien lograda y aunque el trabajo de iluminación y texturas es simple y no aporta nada nuevo ni espectacular, resulta cumplidor. El diseño de personajes es curioso, con personajes simpáticos aunque al principio parezcan un poco raros (consecuencia de todas las cintas que tratan de humanizar, pero en serio humanizar, a los animales). No es una joya en cuanto a efectos visuales se refiere, pero tampoco cae en lo mediocre.

15moon-600

 Volviendo a la trama, la película tiene un guión divertido y otorga más peso al sueño de unos niños, el amor familiar y la determinación de lograr un sueño aún cuando todo parece ir en contra, que prácticamente nos olvidamos de las banderas y nos adentramos en la aventura de esas mosquitas que rápidamente se ganan nuestra amistad y nuestro apoyo. Sin embargo. he de aclarar que al final termina siendo una película que sólo busca entretener a los niños, los adultos no la padecen, pero tampoco la considerarán una maravilla del cine. De hecho, la cinta recibió muy malas críticas, luego de su estreno.

 Aún así recordemos que el cine (y la animación) es arte, y como tal tiene el único objetivo de que el artista exprese algo. También la percepción de aquellos que vean ese arte variara en tantos sentidos. Los mejores críticos son ustedes y aunque como dije, es una cinta muy genérica, me parece un muy buen intento de sus creadores para adentrarse al mundo del 3D y es una película que aunque no aporta nada nuevo, cumple la difícil labor de ser un producto infantil que incluso los adultos pueden disfrutar aunque sea en momentos.