Animación Mexicana 20: Nikté

mayo 22, 2014

Por:

Arte, Cine

3 comentarios

 Volviendo a la empresa Animex, ahora totalmente localizada en la ciudad de Puebla, hablaremos hoy de uno de los que este servidor considera una de las grandes obras de la animación mexicana, aunque también una de las mas incomprendidas. Se trata de uno de esos proyectos que muchos detestan, pero  un porcentaje menor de la población aprecia.  Se trata del segundo largometraje de esta joven empresa; del director Ricardo Arnaiz, Nikté (Nikté, 2009).

A124

 Con una producción mucho más elevada que la película anterior, La Leyenda de la Nahuala (La Leyenda de la Nahuala, 2007), que de hecho recibió apoyo de la mismísima Universal Pictures; así como de la primera vez  este estudio donde se usó animación en 3D, CGI y un avance notable en animación, esta cinta nos remonta a la época de una cultura madre, los Olmecas.

 Se trata de la historia de Nikté, una soñadora y algo vanidosa niña que desea convertirse en alguien de suma importancia, con poder y sirvientes. Su deseo se ve realizado cuando descubre una antigua leyenda que habla de la llegada de una princesa celestial que guiará a su pueblo a superar un gran peligro que se avecina.

 De ese modo, Nikté finge ser dicha princesa y termina envuelta en una peligrosa aventura para encontrar la mítica flor divina, que es la única cosa en la tierra capaz de detener a un horrendo monstruo que amenaza a su aldea. En su travesía será ayudada por Chin, un desadaptado Chaneke que sólo quiere proteger a su pueblo, pero también peligrará ante los malvados planes de Kaas, el líder de una aldea vecina que pretende apoderarse de todo el país del hule a cualquier precio.

 La premisa es atractiva y aunque no deja de ser una historia más de un viaje lleno de pruebas para llegar a un objetivo, está muy bien desarrollada. El guión está lleno de chistes que dotan de humor la cinta, aunque este es su primera debilidad ya que mientras algunas bromas resultan de lo más jocosas, otras pudieran caer en estereotipos que aburrieron y/o incomodaron a más de uno (ejemplo, personajes olmecas usando términos como “chido” y “valedor”).

 Además de esto, algo que muchos no han entendido es que esta película trata de una historia de ficción que se desarrolla en una época que si existió, mas no por eso se trata de una cinta educativa ni histórica. En ningún momento pretende dar una clase de historia, aunque si se pueden apreciar muchos detalles de la época; lamentablemente un gran sector del público esperaba eso y al no encontrarlo se vio decepcionado.

Nikte-DVDRip-Capture-2 La cinta no gozó de mucho éxito en taquilla, hecho lamentable ya que es un producto muy bien logrado a pesar de algunos defectos que se pueden apreciar principalmente en la animación 3D y en la continuidad de algunas escenas. En el trabajo de las voces tenemos a personalidades como Sherlyn, Pierre Angelo, Maya Zapata, Regina Torné, Alex Lora, Silverio Palacios y los ya fallecidos Jorge Arvizu y Pedro Armendáriz, todos y cada uno de ellos brindando una gran actuación.

 Para terminar no puedo dejar de mencionar la excelente banda sonora del señor Gabriel Villar, quien creó una obra que combina la música prehispánica con todo el candor de la música actual. El score de fondo y las canciones son maravillosas y a mi criterio la película tiene uno de los mejores soundtracks en lo que respecta a las películas mexicanas (y no solo de animación). Ahora que si ustedes son de los que no gustan de los musicales, ni se preocupen, ya que la cinta si tiene canciones pero son manejadas como complemento, caso que viéramos en la película de Disney, Tarzán (Tarzan, 1999)

 Jamás me he explicado por qué mucha gente despreció esta película. Ciertamente a veces peca de ir a un público muy infantil igual que la nahuala, pero en su mayoría es una obra que todo público puede disfrutar. Pero bueno, en gustos se rompen géneros y aunque no puedo prometer que esta película les gustará, si la recomiendo ampliamente aunque sea para que la conozcan. Se trata de un producto que vale mucho la pena. Al final, Nikté nos deja un gran mensaje que no requiere viajar al pasado ni pertenecer a la realeza para identificarlo con nosotros: “Para ser el más grande, primero se debe aprender a ser el más pequeño”.