Carlos Ortiz Gil… ella está recordando

Fragmento

Ella está recordando.

…Se le confunde el entendimiento y lucha por determinar si la caricia de tus dedos obedece a un impulso terminal o si algo inicias, si con el puro tacto la despides o pretendes encontrarla, si la terminación es tal o debe convertirse en el arranque de un camino ubicado en un plano intangible, allende las palabras.

Siente tus dedos sobre ella pero le llega más profundo el peculiar tono de tu voz…

  OLYMPUS DIGITAL CAMERANovela de vanguardia trazada con la tinta del ingenio sobre un lienzo construido a base de evocaciones de una tarde o de un café, tal vez hasta de un adiós sin respuesta, del autor mexicano nacido el 14 de noviembre de 1931 en Guadalajara, Jalisco, con ciento sesenta y seis páginas de contenido exquisito, en párrafos profundos y con textura, el título Así en cada ocasión en que ella está recordando, el nombre Carlos Ortiz Gil.

La portada está dominada por la sombra de un secreto, solo se ilumina la cara de ella quien es la responsable de lo que sucede dentro y fuera del lugar donde vive. Cada individuo es protagonista de una historia, al contarla es él quien enuncia los diálogos a su parecer, no obstante se olvida que siempre hay un espectador que observa desde lejos, callado, sutil, con deseos de intervenir e impotente de acción, y resulta que él advierte más sobre la vida del protagonista.

  Un tercer ojo es testigo de la historia de sentimientos y vivencias de un hombre desposado, quien por razones de su ser intenta sentirse satisfecho en ojos y brazos de otra mujer, el relato de aquel espectador, le recuerda a él lo que ha vivido con aquella, el abandono por temor a amarla más que a su primer capítulo escrito con otras manos. Su amante, la amante que lo ama, que espera en el rincón de la sala en el sillón donde tantas veces se contemplaron y supusieron amarse.

 

Foto de Jesús Torres/ Flickr
Foto de Jesús Torres/ Flickr

Ortiz Gil entre ilustraciones y líneas presenta al amor desde un lugar prohibido socialmente, pero más común de lo que se piensa, ella, él y ella. Material valioso de la literatura mexicana que para todo aquel enamorado del amor.

Fragmento

Ella está recordando que la tocas suavemente en la mejilla, dibujas su ceja, bajas hasta los ojos, delineas el trazo de su nariz y la forma de sus labios, atraviesas por el medio de su boca, llegas a su barbilla y subes por la mandíbula hasta detenerte en el lóbulo de su oído y atraparlo suavemente.

Originally posted 2013-08-15 12:34:14. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com