Algo sobre una obra, o acerca de Algo sobre una pareja y un hijo

marzo 19, 2014

Por:

Extras

No hay comentarios

Me siento contrariado al respecto de lo que pueda decir a continuación. Tras asistir a “Algo sobre una pareja y un hijo”, en el Teatro El Granero, Xavier Rojas, salí con muchas inquietudes y necesidad de resoluciones inmediatas a lo que estaba pasando. Llegué a pensar que tal vez solo era mi sentir personal, pero al tiempo que escuchaba comentarios del público que abandonaba el recinto, descubrí que no estaba mal yo, sino que en general había mucho ruido por ser interpretado en la audiencia.

 El texto de  Agustina Gatto nos presenta a una mujer joven llamada Carolina, que acaba de terminar una larga relación con su novio, pero queda un leve detalle que acaba de notar: está embarazada. Al tiempo que su departamento se inunda, su amiga Patricia continúa en búsqueda de un bebé por diversos tratamientos. Carolina no quiere tener a ese hijo, su amiga muere por ser madre, su amiga Mariela estaría totalmente en contra pero ¿Y si se lo vendiera?

Micaela Gramajo

Micaela Gramajo

 Hasta aquí el planteamiento y nudo entran en una buena propuesta, que se acompaña de un elenco con 3 fuertes cartas: Micaela Gramajo, Mariannela Cataño y Ernesto Álvarez, acompañados de Lorena Abrahamson. Estos actores se suben a un barco con Matías Gorlero al mando de la dirección. Todo suena muy bien, ¡Vaya, hasta el póster es atrayente!, pero ¿Entonces qué pasa con esta obra que no logra ser entendida por sus espectadores?

 Por una parte está el lado actoral, tanto Micaela Gramajo como Ernesto Álvarez logran actuaciones francas y creíbles, que se acercan realmente a la problemática humana de la funcionalidad familiar inexistente. Pero en el mismo cuadro con estas actuaciones en un plano totalmente dramático, entra el personaje de Mariela, interpretado por Mariannela Cataño, que es notoriamente el elemento cómico (con vises dramáticas importantes, pero subdesarrolladas), pero se siente forzado y en el tenor de las circunstancias hasta puede parecer sobreactuado. Para cerrar la gama, Lorena Abrahamsohn como Patricia, la amiga que busca desesperadamente ser madre y a quien en ningún momento le podemos creer este deseo.

Lorena Abrahamson & Gramajo

Lorena Abrahamson & Gramajo

 Golero nos presenta pues una puesta con un elenco bastante disparejo en sus técnicas y formas. Si bien hay una intención muy buena de representar el desorden interno de la protagonista a través del departamento en dónde vive, la poca interacción de los elementos con el público genera un inevitable desentender de lo que pasa.

 Otro punto de enorme desconcierto es el espacio y tiempo, mucha gente (entre la que yo me cuento) nos preguntábamos, ¿Dónde pasa la historia?, en Argentina, porque los protagonistas tienen el acento, ¿no?, pero, ¿Porqué todos los demás personajes no lo tienen, pero si usan conceptos argentinos?

 Por lo consiguiente, el texto resulta confuso y crea incluso humor involuntario. Además de que deja muchos aspectos sin analizar dentro de la propia visión del problema, siendo entonces un breve (muy breve) esbozo de una situación, sin la fuerza suficiente para lograr afectar o generar catarsis, pues culmina súbitamente al llegar a su especie de clímax.

 Todo este conflicto me trae bastante contrariado por un comentario del público (notorio principal motivante a esta crítica) que rezaba: “Se siente como una telenovela”. Lo que me perturba al momento es el hecho de que dicho comentario lo comparto, es más, me encuentro profundamente identificado con esta idea, cuando el tema de la obra era para verdaderamente shockear al que se dejara presenciar la puesta.

Gramajo & Ernesto Álvarez

Gramajo & Ernesto Álvarez

 

 ¿Qué está pasando con la curaduría tan buena que se tiene para las obras representadas en el Teatro El Granero?, esperemos solo sea un breve bache.

Saúl Campos

Comunicólogo, apasionado del arte y la información. Adicto al teatro.