A veinte años de los Tiempos Violentos

octubre 14, 2014

Por:

Cine, Extras, Vista

No hay comentarios

“Me sé de memoria un pasaje que va bastante bien para esta ocasión:

La senda del justo está bloqueada por todos lados por las inequidades del egoísta y la tiranía del malvado. Bendito aquél que por caridad y buena voluntad es pastor del débil en las sombras, pues él guarda a su hermano y encuentra a niños perdidos. Y yo destruiré con gran venganza y con furiosa ira a aquellos que intenten envenenar y destruir a mis hermanos. Y sabrán que mi nombre es El Señor cuando desate mi venganza sobre ustedes”.

 Las fuentes varían en la fecha exacta de su estreno, puesto que antes de su aparición comercial circuló por distintos festivales —el debut fue, de hecho, en mayo de 1994 en el Festival de Cannes— pero de acuerdo al día de su estreno en la cartelera estadounidense es hoy, 14 de octubre, que se cumplen veinte años de una de las cintas más emblemáticas de la década de los ‘90.

 Como la quinta entrega de su filmografía, Quentin Tarantino realiza Pulp Fiction en 1993, que es la recopilación de tres guiones que el estadounidense habría escrito de joven para desarrollarlos como tres distintos largometrajes. Tiempos Violentos, como fue traducida para su distribución en Latinoamérica, fue recibida con grandes expectativas luego del éxito obtenido con Reservoir Dogs (1992), cinta de la que también fuera director, además de guionista y actor. Por cierto, existía una cuarta historia que planeaba incluirse como parte del mismo filme, una que trataba de los atropellos de un robo frustrado de joyas. Esta pieza se trabajo de manera independiente a los otros tres relatos y fue la que fungió de soporte a la realización de Perros de Reserva, precisamente.

 Es aventurado hablar de un filme de este calibre, además de imposible señalar algo que no se haya dicho ya —para bien y para mal— acerca de esta pieza ícono de Tarantino. Homenajeando al cine de clase B y de bajo presupuesto, es una cinta que hace distintas referencias a la cultura pop, que incluye entre sus diálogos y escenas algunos guiños a la misma cinematografía y que, luego de envejecer de la mejor manera y a veinte años de distancia, también ha sido merecedora de algunos otros.

Sandy Olsson y Danny Zuko, en Grease (1978). Debajo, el mismo Travolta como Vincent Vega acompañado de Mia Wallace.

 

Comparación de fotogramas que sugieren una suerte de homenaje a Pulp Fiction de parte de la aclamada serie televisiva Breaking Bad

  Vincent Vega y Jules Winnfield, únicos. Ezequiel 25:17 recitado al pie de la letra como mantra. Cuadros y líneas memorables que han permeado a través de los años como quotes inconfundibles. “Does he look like a bitch?”, una Royale de queso —como les llaman en Ámsterdam, por aquello del sistema métrico—, papas de McDonald’s con mayonesa, y el baile de Mia Wallace en Jack Rabbits Slim’s en loop infinito…

 Nombrada así con base en el término real del vocablo pulp, con algunas de las características fundamentales del cine noir de los años ’40 como particularidades de su realización, aunque clasificada como neo-noir por su cinismo y el abordaje de entornos actuales, Pulp Fiction es varias historias unidas en una misma línea temporal, humor negro e ironía vertidas en la violencia que se extrapola en el relato visual.

“Revista o libro de contenido escabroso que suele imprimirse en papel mal acabado”, indica la descripción.

 El elenco final sufrió algunos cambios respecto al que se planeaba originalmente. El papel de Mia Wallace había sido pensado para Isabella Rossellini, la estrella del cine ochentero Molly Ringwald, Halle Berry, Meg Ryan y Michelle Pfeiffer —esta última, la favorita de Tarantino—; fue ofrecido a Thurman, quien lo rechazó, para tiempo después reconsiderar dicha negativa y finalmente  convertirse en LA Mia Wallace definitiva.

 Vincent Vega fue un personaje que tuvo que ser reescrito y para el que se consideraron nombres como Daniel Day-Lewis, Mel Gibson y Liam Neeson, luego del interés manifiesto por parte de los propios actores, aunque es el director quien se inclina por John Travolta.

 Jules Winnfield es interpretado por Samuel L. Jackson luego de que el actor se ganara de lleno el reconocimiento de Tarantino durante el casting de Reservoir Dogs. Por su parte, para Butch se buscaba el perfil de figuras como Mickey Rourke o Sylvester Stallone, pero es Bruce Willis quien interpretará al personaje adaptándose, además, al bajo presupuesto de este filme y aceptando recibir un sueldo bajo por su participación en él.

 Finalmente, con un cast de primera que incluye figuras como las citadas anteriormente —algunos de estos nombres, constantes partícipes de su filmografía— Tarantino logra consolidar un crew sólido para personificar a cada uno de los individuos que conforman la que ahora se encumbra en las primeras posiciones de numerosos conteos que enlistan las mejores películas de los ’90.

 

26_May_2014_13_28_02_2

 

 Pulp Fiction fue galardonada en la misma ceremonia de su estreno, en el Festival de Cannes, con la Palma de Oro. Acreedora a siete nominaciones para los Premios Oscar de ese año incluyendo las categorías más importantes como Mejor Película, Mejor Director, Mejor Actor por John Travolta, Mejor Actor de Reparto por Samuel L. Jackson y Mejor Actriz de Reparto por Uma Thurman; y ganadora del Oscar a Mejor guión original. Reconocida también en las nominaciones a los Globos de Oro y Premios BAFTA de 1994.

 Luego de ella, vendrían entregas como Jackie Brown en 1997, Kill Bill en sus dos volúmenes (2003 y 2004, respectivamente), Inglorious Basterds en 2009 y la más reciente Django Unchained de 2012, todas de la autoría de Quentin Tarantino, piezas con diversos reconocimientos del gremio y que refrendan el perfectamente definido estilo de este cineasta, adorador de la violencia y la sangre, aunque sin lograr igualar el impacto de este filme.

 Rechazo hacia su trabajo por gran parte del público cinéfilo y admiración por parte de otro tanto, lo cierto es que el legado de esta cinta es innegable: se convirtió en una película de culto, un clásico contemporáneo y un infaltable en la memoria cinematográfico de las masas.

 Siempre un deleite revisitar ejemplares como el ahora homenajeado por sus primeros veinte años de vida. Rindamos los honores correspondientes subiendo el volumen a esta pieza musical, un shot de adrenalina a los oídos. Larga vida a los Tiempos Violentos.

giphy-21

 

Karla M. Ricalde

(Ciudad de México) fue un jueves de la segunda mitad del año de 1992. Licenciatura en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Fotografía y especialidad en producción radiofónica, aunque gusta también de la ortografía y la puntuación.