Adam Cruft y la ilustración.

Por Eunice Suárez SUREVI.

 

La inspiración viene de todos lados, llega mientras se está en el insoportable tránsito de la ciudad, mientras uno espera el metro para volver a casa, viene igual de las alcantarillas e incluso de la cocina. Llega, simplemente está ahí y cuando no se le deja escapar, puede dar grandes resultados.

Por encargo o como proyecto personal, Adam Cruft, ilustrador londinense, ha ido coleccionando rostros en papel. Son expresiones y acciones que combinadas con ese característico estilo al ilustrar, generan en el espectador cierta incertidumbre que resulta difícil explicar, pero que es captada de inmediato.

Trazos contundentes y precisos, líneas y puntos que detallan la expresión del rostro conviven con manchas que le dan vida a la vestimenta de sus personajes. Se logra que la minuciosidad y la espontaneidad se unan a través de la mezcla de técnicas.

Adam Cruft ha logrado consolidar con el paso del tiempo un estilo con el que no solo habla de él, sino que también deja al descubierto un efímero fragmento de aquellos que sirven de modelo, permitiendo conocerlos por un segundo. Detenerse a observar, en eso radica gran parte de la genialidad de Cruft.

No importa el lugar, no importa la persona, sino el empeño en ver más allá y tratar de imaginar aunque sea por un momento la vida de los demás, porque nadie es ajeno al caos que les rodea.

 

Para más información sobre Adam Cruft, da click aquí.

Originally posted 2012-07-18 14:00:55. Republished by Blog Post Promoter

Regresar al inicio
Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com